El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

@12 de diciembre, Día Internacional de la Neutralidad

200 antimotines se retiran de la policía nicaragüense tras ser acusados de excesivas represiones

Más de la mitad de los manifestantes fallecidos eran jóvenes     Nicaragua pasa los 50 días de manifestaciones continúas […]

Más de la mitad de los manifestantes fallecidos eran jóvenes

 

 

Nicaragua pasa los 50 días de manifestaciones continúas en contra del gobierno de Daniel Ortega que han dejado decenas de muertos y heridos, además de pérdidas materiales incontables. En este contexto, las fuerzas antimotines han sido acusadas de provocar la mayor cantidad de lesionados y fallecidos durante los hechos, razón por la que muchos de estos funcionarios decidieron retirarse de las filas que trabajan para mantener el orden durante las protestas por orden del presidente.

 

En total han sido unos 200 agentes antimotines que renuncian a las filas de la Policía Nacional de Nicaragua según informó recientemente la organización no gubernamental Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH). Todos ellos se niegan a seguir reprimiendo a los manifestantes que expresan su descontento con una serie de reformas a las leyes y exigen la renuncia del presidente Ortega desde el pasado mes de abril por supuestamente formar parte de cadenas de corrupción y abuso de poder.

 

La mayoría de los fallecidos han sido jóvenes que salen a las calles desde sus casas y universidades. Desde que iniciaron las tomas de calle y la crisis sociopolítica, han fallecido aproximadamente 127 personas y muchas continúan desaparecidas. En este escenesario los antimotines han sido acusados de ser extremadamente “represivos” y en parte culpables de la pérdida de vidas.

 

De acuerdo a la CPDH, no solo los antimotines se han retirado sino también 60 oficiales. Uno de ellos perdió a su hijo al recibir un disparo de un Policía Nacional cuando participaba en la protesta durante el día de las madres, apoyando a quienes ya habían perdido a algún amigo o familiar en días anteriores. Además, el pasado 21 de abril murió Juan Aguilar Cano, oficial de policía, la única mujer entre las víctimas registradas ese día.

 

Frente a esta falta de personal, la Policia de Nicaragua ha optado por sacar a las calles como antimotines a estudiantes de la Academia de Policías que no cuentan con el entrenamiento ni conocimientos completos para ejercer su profesión. Una acción que podría resultar contraproducente.

 

Te podría interesar: Brindar seguridad a la infancia y restituir el Estado de Derecho en Nicaragua: las peticiones de las ONG

 

Generaciones perdidas

Un reciente monitoreo  del Centro Nicaraguense de Derechos Humanos (Cenidh) confirmó la muerte de 117 personas desde el pasado 18 de abril, cuando iniciaron las protestas, hasta el 5 de junio. El 54,7 % de los fallecidos, es decir más de la mitad, tenía menos de 30 años.

 

El día más critico fue el 20 de abril cuando se registró mayor cantidad de muertes. Un día marcado por la represión, ataques y enfrentamientos en Managua, Ciudad Sandino, león, Masaya y Estelí. En esa semana iniciaron la toma de las universidades, por lo que gran parte de los manifestantes eran jóvenes.

 

Del 24 al 31 de mayo fallecieron 28 personas,de las que 17 murieron tras los ataques del 30 de mayo. En Junio, durante los primeros cinco días fallecieron otras 17 personas.

 

A pesar de los intentos de diálogo, promovidos por diferentes sectores como la conferencia episcopal y los empresarios, Nicaragua aún permanece en una crisis sociopolítica promovida por los sectores que exigen la renuncia del gobierno nacional.

 

 

12 junio, 2018
Más de la mitad de los manifestantes fallecidos eran jóvenes

 

 

Nicaragua pasa los 50 días de manifestaciones continúas en contra del gobierno de Daniel Ortega que han dejado decenas de muertos y heridos, además de pérdidas materiales incontables. En este contexto, las fuerzas antimotines han sido acusadas de provocar la mayor cantidad de lesionados y fallecidos durante los hechos, razón por la que muchos de estos funcionarios decidieron retirarse de las filas que trabajan para mantener el orden durante las protestas por orden del presidente.

 

En total han sido unos 200 agentes antimotines que renuncian a las filas de la Policía Nacional de Nicaragua según informó recientemente la organización no gubernamental Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH). Todos ellos se niegan a seguir reprimiendo a los manifestantes que expresan su descontento con una serie de reformas a las leyes y exigen la renuncia del presidente Ortega desde el pasado mes de abril por supuestamente formar parte de cadenas de corrupción y abuso de poder.

 

La mayoría de los fallecidos han sido jóvenes que salen a las calles desde sus casas y universidades. Desde que iniciaron las tomas de calle y la crisis sociopolítica, han fallecido aproximadamente 127 personas y muchas continúan desaparecidas. En este escenesario los antimotines han sido acusados de ser extremadamente “represivos” y en parte culpables de la pérdida de vidas.

 

De acuerdo a la CPDH, no solo los antimotines se han retirado sino también 60 oficiales. Uno de ellos perdió a su hijo al recibir un disparo de un Policía Nacional cuando participaba en la protesta durante el día de las madres, apoyando a quienes ya habían perdido a algún amigo o familiar en días anteriores. Además, el pasado 21 de abril murió Juan Aguilar Cano, oficial de policía, la única mujer entre las víctimas registradas ese día.

 

Frente a esta falta de personal, la Policia de Nicaragua ha optado por sacar a las calles como antimotines a estudiantes de la Academia de Policías que no cuentan con el entrenamiento ni conocimientos completos para ejercer su profesión. Una acción que podría resultar contraproducente.

 

Te podría interesar: Brindar seguridad a la infancia y restituir el Estado de Derecho en Nicaragua: las peticiones de las ONG

 

Generaciones perdidas

Un reciente monitoreo  del Centro Nicaraguense de Derechos Humanos (Cenidh) confirmó la muerte de 117 personas desde el pasado 18 de abril, cuando iniciaron las protestas, hasta el 5 de junio. El 54,7 % de los fallecidos, es decir más de la mitad, tenía menos de 30 años.

 

El día más critico fue el 20 de abril cuando se registró mayor cantidad de muertes. Un día marcado por la represión, ataques y enfrentamientos en Managua, Ciudad Sandino, león, Masaya y Estelí. En esa semana iniciaron la toma de las universidades, por lo que gran parte de los manifestantes eran jóvenes.

 

Del 24 al 31 de mayo fallecieron 28 personas,de las que 17 murieron tras los ataques del 30 de mayo. En Junio, durante los primeros cinco días fallecieron otras 17 personas.

 

A pesar de los intentos de diálogo, promovidos por diferentes sectores como la conferencia episcopal y los empresarios, Nicaragua aún permanece en una crisis sociopolítica promovida por los sectores que exigen la renuncia del gobierno nacional.

 

 

Sugerencias
¿Pensar podría quemar calorías?

Expertos recomiendan pensar y caminar, pensar y correr, pensar y entrenar, pensar y hacer pesas, para tener una salud adecuada […]

Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

Ideas para cambiar el plástico por otros productos menos dañinos del eco sistema

Todo parte de la imaginación y la conciencia de buscar productos que no causen tanto daño a nuestro planeta.   […]

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *