El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

@Día Mundial de los Derechos de la Infancia

3 de Octubre: Día Mundial del Hábitat

Cada año se conmemora el Día Mundial del Hábitat para reflexionar sobre el estado de nuestros pueblos y ciudades, por […]

Cada año se conmemora el Día Mundial del Hábitat para reflexionar sobre el estado de nuestros pueblos y ciudades, por ende no debe pasar “sin pena ni gloria”. Es un día, para meditar, sobre que tipo de ciudades vivimos y merecemos.

Según “especialistas urbanos” desde una perspectiva de derechos humanos, es imprescindible mejorar estos espacios y sus precarias condiciones de vida, como parte de una política de prevención y respuesta a los desastres. 

En ecología, hábitat es el ambiente que ocupa una población biológica. Es el espacio que reúne las condiciones adecuadas para que la especie pueda residir y reproducirse, perpetuando su presencia. Un hábitat queda así descrito por los rasgos que lo definen ecológicamente, distinguiéndolo de otros hábitats en los que las mismas especies no podrían encontrar acomodo.

Por otra parte, es posible que no todas las personas tienen acceso a un medio que le proporcione unos servicios básicos; viviendo en condiciones precarias. Un ejemplo de ello, son los pueblos africanos del sur del Sáhara, donde casi tres de cada cuatro residentes viven en asentamientos precarios o informales. Una cifra en la que hasta ahora no hemos conocido otros resultados más alentadores.

Te podría interesar: Estamos destruyendo los pulmones de la Tierra

Mientras que en otros lugares existen personas que apenas tienen acceso a saneamiento, que utilizan agua contaminada y no tienen servicios educativos y sanitarios adecuados, siendo competencia de los países desarrollados para ayudar al crecimiento de las zonas más desfavorables, puesto que las ciudades crecen, deben ser éstas mismas las que ayuden a los habitantes de las zonas marginales a conseguir unos derechos dignos, como ciudadanos que son en cada zona.

Este día se muestra como una fecha para concienciar sobre las diferentes condiciones en las que vive el ser humano y hacernos pensar en el modo de conseguir que todos los ciudadanos/as vivan en las condiciones de igualdad que se merecen.

Es posible que las personas, edificios y medio ambiente deben considerarse conjuntamente para un desarrollo más armónico del planeta.

De forma cíclica la naturaleza recuerda que determinadas cosas simplemente están mal hechas. La técnica es capaz de conseguir vergeles en los desiertos, temperaturas tropicales en viviendas polares y luz las veinticuatro horas del día. Pero el costo a nivel planetario empieza a hacerse insoportable.

Debemos construir un nuevo tipo de relaciones entre la naturaleza y lo urbano, valorando la repercusión que las actividades urbanas tienen sobre su entorno y buscando una interrelación más armoniosa entre ellos, entendiendo que la calidad ambiental de las ciudades depende en gran medida de la relación entre procesos urbanos y procesos naturales, por ello, se considera fundamental la máxima integración del ciclo ecológico en las distintas escalas, haciendo especial hincapié en la conexión de flujos entre la ciudad y el entorno.

3 octubre, 2018

Cada año se conmemora el Día Mundial del Hábitat para reflexionar sobre el estado de nuestros pueblos y ciudades, por ende no debe pasar “sin pena ni gloria”. Es un día, para meditar, sobre que tipo de ciudades vivimos y merecemos.

Según “especialistas urbanos” desde una perspectiva de derechos humanos, es imprescindible mejorar estos espacios y sus precarias condiciones de vida, como parte de una política de prevención y respuesta a los desastres. 

En ecología, hábitat es el ambiente que ocupa una población biológica. Es el espacio que reúne las condiciones adecuadas para que la especie pueda residir y reproducirse, perpetuando su presencia. Un hábitat queda así descrito por los rasgos que lo definen ecológicamente, distinguiéndolo de otros hábitats en los que las mismas especies no podrían encontrar acomodo.

Por otra parte, es posible que no todas las personas tienen acceso a un medio que le proporcione unos servicios básicos; viviendo en condiciones precarias. Un ejemplo de ello, son los pueblos africanos del sur del Sáhara, donde casi tres de cada cuatro residentes viven en asentamientos precarios o informales. Una cifra en la que hasta ahora no hemos conocido otros resultados más alentadores.

Te podría interesar: Estamos destruyendo los pulmones de la Tierra

Mientras que en otros lugares existen personas que apenas tienen acceso a saneamiento, que utilizan agua contaminada y no tienen servicios educativos y sanitarios adecuados, siendo competencia de los países desarrollados para ayudar al crecimiento de las zonas más desfavorables, puesto que las ciudades crecen, deben ser éstas mismas las que ayuden a los habitantes de las zonas marginales a conseguir unos derechos dignos, como ciudadanos que son en cada zona.

Este día se muestra como una fecha para concienciar sobre las diferentes condiciones en las que vive el ser humano y hacernos pensar en el modo de conseguir que todos los ciudadanos/as vivan en las condiciones de igualdad que se merecen.

Es posible que las personas, edificios y medio ambiente deben considerarse conjuntamente para un desarrollo más armónico del planeta.

De forma cíclica la naturaleza recuerda que determinadas cosas simplemente están mal hechas. La técnica es capaz de conseguir vergeles en los desiertos, temperaturas tropicales en viviendas polares y luz las veinticuatro horas del día. Pero el costo a nivel planetario empieza a hacerse insoportable.

Debemos construir un nuevo tipo de relaciones entre la naturaleza y lo urbano, valorando la repercusión que las actividades urbanas tienen sobre su entorno y buscando una interrelación más armoniosa entre ellos, entendiendo que la calidad ambiental de las ciudades depende en gran medida de la relación entre procesos urbanos y procesos naturales, por ello, se considera fundamental la máxima integración del ciclo ecológico en las distintas escalas, haciendo especial hincapié en la conexión de flujos entre la ciudad y el entorno.

Sugerencias
Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

Ideas para cambiar el plástico por otros productos menos dañinos del eco sistema

Todo parte de la imaginación y la conciencia de buscar productos que no causen tanto daño a nuestro planeta.   […]

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *