El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

En marcha talleres y asesorías para que las personas en exclusión social eviten contraer enfermedades infecciosas

El plan, a la par, se creó para las mujeres que se encuentran en la prostitución Las personas en riesgo […]

El plan, a la par, se creó para las mujeres que se encuentran en la prostitución

Las personas en riesgo de exclusión social son más proclives a contraer enfermedades como el SIDA, venéreas y enfermedades por contagio. Los colectivos que tratan con ellas son el vehículo perfecto para ayudar a prevenirlas.

Con el objetivo de formar a diversos colectivos que trabajan con personas en exclusión social, se están impartiendo talleres formativos y sesiones de asesoría en el Hospital Infanta Elena de la Comunidad de Madrid.

Las dinámicas son dirigidas a empleados de Organizaciones No Gubernamentales (ONGs), así como a voluntarios y mediadores interculturales, dado que la finalidad principal es dotar de conocimientos y protocolos de actuación sobre la prevención de las enfermedades infecciosas.

En unas sesiones de formación que se llevarán a cabo en los próximos meses, se ejecuta la segunda fase que ha contado con la participación de colaboradores de la Organización del Tercer Sector Social ‘Cepaim’, afiliados a la asociación ‘Mujeres en Zona de Conflicto’ e integrantes de la entidad sin ánimo de lucro adscrita a la Federación Andalucía Acoge, ‘Huelva Acoge’.

También, con el objetivo de que conozcan cómo actuar si reciben alguna consulta sobre posibles síntomas o descubren comportamientos de peligro, y explicar la forma ideal de actuar en determinadas situaciones. Se persigue garantizar la salud y este curso abarca las actividades que ayudarán a crear un enlace para la promoción y la prevención de este tipo de patologías, frente a la unión gracias al asesoramiento y contacto directo que se mantiene.

Aparte de ejecutar programas de acompañamiento y atención, razón por la que mantienen el contacto y logran que su capacidad de influencia en sus hábitos de vida sea mejor, las entidades poseen pisos y centros de acogida para personas en situación de vulnerabilidad o procedentes de otras naciones que se encuentran en circunstancias desfavorables.

Te podría interesar: Un 50 % de las organizaciones sin ánimo de lucro en Gipuzkoa se mantienen con voluntarios

Apostando por la comunicación y cercanía mediante una conversación entre mediadores y profesionales de la unidad, trabajan en favor de afianzar la manera de abordar los medios de transmisión, de cara al cuidado que debe tenerse. Sin caer en los falsos mitos y en la información errónea que circula por Internet.

Se trata de beneficiar a las personas que están en estado de vulnerabilidad porque no tienen acceso a la asistencia sanitaria normalizada. Esta iniciativa pone a disposición de este colectivo la Unidad de Efermedades Infecciosas del Hospital que durante décadas ha apoyado la labor de numerosas ONGs españolas.

“Durante estas sesiones se han tenido también en cuenta los cambios sociales y epidemiológicos registrados en el territorio en los últimos años, determinantes para conocer y analizar la realidad actual y las situaciones que se viven en la provincia, de forma que se pueda actuar de una manera más certera, ofreciendo también a estos profesionales y voluntarios información sobre formas de prevención de determinadas enfermedades que les permitan realizar su labor con mayor seguridad y en mejores condiciones de salud”, concordaron integrantes de ‘Mujeres en Zona de Conflicto’.

Además, algunos miembros de las ONGs, añadieron: “Las sesiones, de carácter muy práctico y enfocadas a las especiales condiciones y necesidades a las que se enfrenta gran parte de la población a la que atienden se han diseñado de forma que el número de asistentes no sea muy alto en cada convocatoria, favoreciendo la comunicación, la resolución de dudas concretas y el establecimiento de un diálogo entre los mediadores y los profesionales de la unidad que favorezca una mejor comprensión de los medios de trasmisión y de cuidados que requieren algunas de las enfermedades abordadas, sin caer en los falsos mitos y en la información errónea que circula por Internet”.

Aunado a esto, para aquellas personas de origen extranjero recién llegadas a España que se encuentran acogidas a los programas que desarrollan organizaciones como ‘Cepaim’, ‘Huelva Acoge’ o ‘ACCEM’, en colaboración con otras administraciones públicas, se pone en marcha el programa de detección de enfermedades infecciosas y de transmisión sexual.

El plan también se creó para las mujeres que se encuentran en la prostitución y a las que presta servicio la Asociación ‘Mujeres en zona de conflicto’, tras la conexión entre varias ONGs a través de los programas de colaboración.

17 mayo, 2018
El plan, a la par, se creó para las mujeres que se encuentran en la prostitución

Las personas en riesgo de exclusión social son más proclives a contraer enfermedades como el SIDA, venéreas y enfermedades por contagio. Los colectivos que tratan con ellas son el vehículo perfecto para ayudar a prevenirlas.

Con el objetivo de formar a diversos colectivos que trabajan con personas en exclusión social, se están impartiendo talleres formativos y sesiones de asesoría en el Hospital Infanta Elena de la Comunidad de Madrid.

Las dinámicas son dirigidas a empleados de Organizaciones No Gubernamentales (ONGs), así como a voluntarios y mediadores interculturales, dado que la finalidad principal es dotar de conocimientos y protocolos de actuación sobre la prevención de las enfermedades infecciosas.

En unas sesiones de formación que se llevarán a cabo en los próximos meses, se ejecuta la segunda fase que ha contado con la participación de colaboradores de la Organización del Tercer Sector Social ‘Cepaim’, afiliados a la asociación ‘Mujeres en Zona de Conflicto’ e integrantes de la entidad sin ánimo de lucro adscrita a la Federación Andalucía Acoge, ‘Huelva Acoge’.

También, con el objetivo de que conozcan cómo actuar si reciben alguna consulta sobre posibles síntomas o descubren comportamientos de peligro, y explicar la forma ideal de actuar en determinadas situaciones. Se persigue garantizar la salud y este curso abarca las actividades que ayudarán a crear un enlace para la promoción y la prevención de este tipo de patologías, frente a la unión gracias al asesoramiento y contacto directo que se mantiene.

Aparte de ejecutar programas de acompañamiento y atención, razón por la que mantienen el contacto y logran que su capacidad de influencia en sus hábitos de vida sea mejor, las entidades poseen pisos y centros de acogida para personas en situación de vulnerabilidad o procedentes de otras naciones que se encuentran en circunstancias desfavorables.

Te podría interesar: Un 50 % de las organizaciones sin ánimo de lucro en Gipuzkoa se mantienen con voluntarios

Apostando por la comunicación y cercanía mediante una conversación entre mediadores y profesionales de la unidad, trabajan en favor de afianzar la manera de abordar los medios de transmisión, de cara al cuidado que debe tenerse. Sin caer en los falsos mitos y en la información errónea que circula por Internet.

Se trata de beneficiar a las personas que están en estado de vulnerabilidad porque no tienen acceso a la asistencia sanitaria normalizada. Esta iniciativa pone a disposición de este colectivo la Unidad de Efermedades Infecciosas del Hospital que durante décadas ha apoyado la labor de numerosas ONGs españolas.

“Durante estas sesiones se han tenido también en cuenta los cambios sociales y epidemiológicos registrados en el territorio en los últimos años, determinantes para conocer y analizar la realidad actual y las situaciones que se viven en la provincia, de forma que se pueda actuar de una manera más certera, ofreciendo también a estos profesionales y voluntarios información sobre formas de prevención de determinadas enfermedades que les permitan realizar su labor con mayor seguridad y en mejores condiciones de salud”, concordaron integrantes de ‘Mujeres en Zona de Conflicto’.

Además, algunos miembros de las ONGs, añadieron: “Las sesiones, de carácter muy práctico y enfocadas a las especiales condiciones y necesidades a las que se enfrenta gran parte de la población a la que atienden se han diseñado de forma que el número de asistentes no sea muy alto en cada convocatoria, favoreciendo la comunicación, la resolución de dudas concretas y el establecimiento de un diálogo entre los mediadores y los profesionales de la unidad que favorezca una mejor comprensión de los medios de trasmisión y de cuidados que requieren algunas de las enfermedades abordadas, sin caer en los falsos mitos y en la información errónea que circula por Internet”.

Aunado a esto, para aquellas personas de origen extranjero recién llegadas a España que se encuentran acogidas a los programas que desarrollan organizaciones como ‘Cepaim’, ‘Huelva Acoge’ o ‘ACCEM’, en colaboración con otras administraciones públicas, se pone en marcha el programa de detección de enfermedades infecciosas y de transmisión sexual.

El plan también se creó para las mujeres que se encuentran en la prostitución y a las que presta servicio la Asociación ‘Mujeres en zona de conflicto’, tras la conexión entre varias ONGs a través de los programas de colaboración.

Sugerencias
Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Tips para dormir mejor en estos tiempos de locos

 Solo el 30% de los españoles duerme entre siete y nueve horas seguidas que es el rango perfecto para dar […]

Mitos del cerebro que muchas personas creen

 El cerebro funciona como un ordenador   Existe muchos mitos en cuanto al cerebro, ¿Qué solo usamos el 10 % […]

Los alimentos orgánicos ayudan a mejorar la salud de personas

Estudios apuntan a que la ingesta de alimentos orgánicos pueden reducir en un 25% los riesgos de cáncer   La […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *