El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

Activistas y extranjeros de Libia acusarán a enviados especiales de la ONU por retrasar proceso de diálogo

Frente a la actividad de grupos de contrabandistas de personas, armas y combustible, la nación norteafricana continúa siendo sacudida En una […]

Frente a la actividad de grupos de contrabandistas de personas, armas y combustible, la nación norteafricana continúa siendo sacudida

En una rueda de prensa ofrecida el fin de semana, activistas  y extranjeros de la organización sin ánimos de lucro Group for Libya, de Libia, declararon que los últimos enviados especiales de la Organización de Naciones Unidas (ONU), el español Bernardino León, que cesó en el año 2016, y el libanés Ghassam Saleme, que todavía ocupa tal puesto, retrasaron el proceso de diálogo para la reconciliación de esa nación.

Puntualizaron en Túnez que el reclamo, donde se señala a ambos de obstaculizar, será llevado a la Corte Penal Internacional (CPI).

“Abusaron de su posición como responsables de la ONU y con ello contribuyeron al poder que las milicias armadas tienen aún en Libia”, expresó el presidente de la Organización No Gubernamental (ONG) y ex primer ministro, Omar al Hasi.

La queja se centra en un presunto irrespeto al Acuerdo Político de Libia, firmado en la ciudad marroquí de Skhirat en diciembre del lapso 2015, bajo presiones de León, y por su decisión de trabajar al margen de la Constitución libia, destacó en relación del caso del diplomático libanés.

Por su parte, al español se le cuestiona de corrupción al haber supuestamente aceptado sobornos por parte de algunas de las partes involucradas en el encuentro, según el coordinador del organismo, Mahmoud Refaat. A la par, reconoció que la finalidad es garantizar que no haya otra intervención foránea en Libia y que las milicias se hagan finalmente con el control de los entes competentes.

Te podría interesar: Abusos tras los barrotes en las prisiones Libias

A partir del año 2011, cuando la victoria de los rebeldes sobre la larga dictadura de Muamar al Gadafi recibió apoyo militar de manos de la comunidad internacional, Libia se convirtió en una Estado de guerra civil y víctimas del caos, conjugado con la división política.

Frente a la actividad de grupos de contrabandistas de personas, armas y combustible que mantienen su economía, y la presencia de diversos grupos yihadistas, la nación norteafricana continúa siendo sacudida.

16 mayo, 2018
Frente a la actividad de grupos de contrabandistas de personas, armas y combustible, la nación norteafricana continúa siendo sacudida

En una rueda de prensa ofrecida el fin de semana, activistas  y extranjeros de la organización sin ánimos de lucro Group for Libya, de Libia, declararon que los últimos enviados especiales de la Organización de Naciones Unidas (ONU), el español Bernardino León, que cesó en el año 2016, y el libanés Ghassam Saleme, que todavía ocupa tal puesto, retrasaron el proceso de diálogo para la reconciliación de esa nación.

Puntualizaron en Túnez que el reclamo, donde se señala a ambos de obstaculizar, será llevado a la Corte Penal Internacional (CPI).

“Abusaron de su posición como responsables de la ONU y con ello contribuyeron al poder que las milicias armadas tienen aún en Libia”, expresó el presidente de la Organización No Gubernamental (ONG) y ex primer ministro, Omar al Hasi.

La queja se centra en un presunto irrespeto al Acuerdo Político de Libia, firmado en la ciudad marroquí de Skhirat en diciembre del lapso 2015, bajo presiones de León, y por su decisión de trabajar al margen de la Constitución libia, destacó en relación del caso del diplomático libanés.

Por su parte, al español se le cuestiona de corrupción al haber supuestamente aceptado sobornos por parte de algunas de las partes involucradas en el encuentro, según el coordinador del organismo, Mahmoud Refaat. A la par, reconoció que la finalidad es garantizar que no haya otra intervención foránea en Libia y que las milicias se hagan finalmente con el control de los entes competentes.

Te podría interesar: Abusos tras los barrotes en las prisiones Libias

A partir del año 2011, cuando la victoria de los rebeldes sobre la larga dictadura de Muamar al Gadafi recibió apoyo militar de manos de la comunidad internacional, Libia se convirtió en una Estado de guerra civil y víctimas del caos, conjugado con la división política.

Frente a la actividad de grupos de contrabandistas de personas, armas y combustible que mantienen su economía, y la presencia de diversos grupos yihadistas, la nación norteafricana continúa siendo sacudida.

Sugerencias
¿Pensar podría quemar calorías?

Expertos recomiendan pensar y caminar, pensar y correr, pensar y entrenar, pensar y hacer pesas, para tener una salud adecuada […]

Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

Ideas para cambiar el plástico por otros productos menos dañinos del eco sistema

Todo parte de la imaginación y la conciencia de buscar productos que no causen tanto daño a nuestro planeta.   […]

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Discusión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *