El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

Anciana permanece cuatro años muerta en su casa: la triste realidad de morir solos y viejos

Dedican una vida  entera  por nosotros, nos ayudan y nos sirven para luego abandonarlos y morir solos y tristes   […]

Dedican una vida  entera  por nosotros, nos ayudan y nos sirven para luego abandonarlos y morir solos y tristes

 

Una mujer humilde de 74 años de edad fue hallada muerta, momificada, cuatro años después el haber fallecido y representó un caso extremo del aislamiento que sufren miles de ancianos.

El cadáver momificado de María Amparo Plaza fue encontrado en Cabanyal, uno de los barrios marítimos de Valencia, la policía cree que falleció de manera natural en su casa y que durante el tiempo que pasó hasta hallarse, nadie se preocupó por su ausencia.

Cada día se encuentran más ancianos desolados por falta de interés de parte de sus familiares, muriendo en el abandono y olvido absoluto.

Es una realidad que la soledad y el aislamiento social sean los factores que se apoderen de la situación en personas de la tercera edad.

Llegar a la vejez es una dura prueba, y aunque tienen dónde dormir, comer y distraerse, no dejan de recordar la lejanía de sus seres queridos; las habitaciones no dejan espacio para los recuerdos y en la mayoría de los casos solo hay camas y pequeños estantes que adornan sus memorias.

¿Cómo hemos llegado a esta situación de abandono a nuestros mayores?

Esto no es algo nuevo, algunos no tienen a nadie, otros aprovechan ingresos hospitalarios para descansar de sus familiares y en otros casos tienen problemas económicos que los impulsan a ser abandonados y olvidados.

Casi siempre las familias, vecinos y conocidos aíslan a algunos integrantes de la familia, como son los ancianos donde se agudizan sus carencias de soledad y afecto.

 

Te podría interesar: Tercera edad: de súperhéroes a villanos. Nuestros abuelos serán más pobres en el futuro

 

El abandono de las personas de la tercera edad es una forma de maltrato sobre ellos y se da cuando la familia se despreocupa de cubrir sus necesidades y deberes.

Abandono no implica “echar a la calle” pero al no relacionarse con nadie, se crea un sentimiento de depresión, es por ello que ante la vulnerabilidad de los ancianos, los hijos se desentienden.

El abandono social de adultos mayores y enfermos se modificaría si la educación y percepción de la vejez se destacara el valor de los ancianos.

Todos seremos ancianos

¿Cuántas veces hemos arrojado lentamente a un rincón dónde ya no pueden hablar a nuestros abuelos?

La vejez  ocasiona arrugas, el cabello se encanece, el aumento de dolores  se acentúa, la perdida de la visión y el oído, y nuestra forma de tratarlos no les ayuda a superar sus carencias, por el contrario la soledad y el abandono se afinca, los llevamos a geriátricos y allí quedan olvidados como un mueble viejo que jamás vuelven a visitar, otros simplemente los dejan solos en sus propios hogares  dónde prevalece el silencio y los recuerdos, a tal punto de morir y pasar desapercibidos por el mundo.

Nunca hagas lo que no te gustaría que te hicieran, algún día seremos ancianos, de todos depende que la historia no se repita.

Los ancianos merecen todo cuanto necesiten.

4 junio, 2018
Dedican una vida  entera  por nosotros, nos ayudan y nos sirven para luego abandonarlos y morir solos y tristes

 

Una mujer humilde de 74 años de edad fue hallada muerta, momificada, cuatro años después el haber fallecido y representó un caso extremo del aislamiento que sufren miles de ancianos.

El cadáver momificado de María Amparo Plaza fue encontrado en Cabanyal, uno de los barrios marítimos de Valencia, la policía cree que falleció de manera natural en su casa y que durante el tiempo que pasó hasta hallarse, nadie se preocupó por su ausencia.

Cada día se encuentran más ancianos desolados por falta de interés de parte de sus familiares, muriendo en el abandono y olvido absoluto.

Es una realidad que la soledad y el aislamiento social sean los factores que se apoderen de la situación en personas de la tercera edad.

Llegar a la vejez es una dura prueba, y aunque tienen dónde dormir, comer y distraerse, no dejan de recordar la lejanía de sus seres queridos; las habitaciones no dejan espacio para los recuerdos y en la mayoría de los casos solo hay camas y pequeños estantes que adornan sus memorias.

¿Cómo hemos llegado a esta situación de abandono a nuestros mayores?

Esto no es algo nuevo, algunos no tienen a nadie, otros aprovechan ingresos hospitalarios para descansar de sus familiares y en otros casos tienen problemas económicos que los impulsan a ser abandonados y olvidados.

Casi siempre las familias, vecinos y conocidos aíslan a algunos integrantes de la familia, como son los ancianos donde se agudizan sus carencias de soledad y afecto.

 

Te podría interesar: Tercera edad: de súperhéroes a villanos. Nuestros abuelos serán más pobres en el futuro

 

El abandono de las personas de la tercera edad es una forma de maltrato sobre ellos y se da cuando la familia se despreocupa de cubrir sus necesidades y deberes.

Abandono no implica “echar a la calle” pero al no relacionarse con nadie, se crea un sentimiento de depresión, es por ello que ante la vulnerabilidad de los ancianos, los hijos se desentienden.

El abandono social de adultos mayores y enfermos se modificaría si la educación y percepción de la vejez se destacara el valor de los ancianos.

Todos seremos ancianos

¿Cuántas veces hemos arrojado lentamente a un rincón dónde ya no pueden hablar a nuestros abuelos?

La vejez  ocasiona arrugas, el cabello se encanece, el aumento de dolores  se acentúa, la perdida de la visión y el oído, y nuestra forma de tratarlos no les ayuda a superar sus carencias, por el contrario la soledad y el abandono se afinca, los llevamos a geriátricos y allí quedan olvidados como un mueble viejo que jamás vuelven a visitar, otros simplemente los dejan solos en sus propios hogares  dónde prevalece el silencio y los recuerdos, a tal punto de morir y pasar desapercibidos por el mundo.

Nunca hagas lo que no te gustaría que te hicieran, algún día seremos ancianos, de todos depende que la historia no se repita.

Los ancianos merecen todo cuanto necesiten.

Sugerencias
Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Tips para dormir mejor en estos tiempos de locos

 Solo el 30% de los españoles duerme entre siete y nueve horas seguidas que es el rango perfecto para dar […]

Mitos del cerebro que muchas personas creen

 El cerebro funciona como un ordenador   Existe muchos mitos en cuanto al cerebro, ¿Qué solo usamos el 10 % […]

Discusión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *