El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

@11 de diciembre, Día Internacional de las Montañas

Banco Interamericano de Desarrollo propone nuevo enfoque para beneficio de los pueblos indígenas

 BID exige que pueblos indígenas sean incluidos sin violar sus creencias y tradiciones   Aproximadamente 50 millones de personas en […]

 BID exige que pueblos indígenas sean incluidos sin violar sus creencias y tradiciones

 

Aproximadamente 50 millones de personas en América Latina conforman más de 500 pueblos indígenas en 21 países. Todos ellos hablan 420 lenguas diferentes y cuentan con diversas tradiciones heredadas de sus antepasados. Sin embargo, a pesar de toda su trayectoria, la sociedad actual no respeta, representa ni contribuye al buen vivir de estas comunidades que se han visto afectadas por los embates económicos. Esto ha impulsado a que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) proponga un nuevo enfoque que favorezca a estos pueblos.

De acuerdo a esta organización, los indígenas conforman el 14 % de los pobres y el 17 % de los extremadamente pobres. La distancia entre los indígenas y el esto de la población en cuanto a calidad de vida es amplia y sigue aumentando en muchos casos, en los que el desarrollo se ha visto muy mermado. El BID ha determinado que la pobreza material afecta al 43% de los hogares indígenas de la región, más del doble de la proporción del resto. De igual forma, el número de hogares de pueblos originarios indígenas que vive en condiciones de pobreza extrema es 2,7 veces mayor.

La responsabilidad recae en este sentido sobre los Gobiernos que no se preocupan por incrementar la inversión pública en los territorios de los pueblos originarios, independientemente de su ubicación. En los casos en lo que llegan recursos, éstos no responden a las necesidades de los indígenas ni la de sus líderes, responsables de tomar las decisiones.

En gran parte de los casos, los pueblos indígenas se organizan por tribus y tienen a un dirigente que se encarga de decidir qué es lo mejor para el resto de la comunidad. Sus organizaciones no están contempladas en la jerarquía de las provincias, estados o naciones en las que viven, por lo que su compresión debe ser mayor.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) insiste en que los planes de desarrollo de los pueblos indígenas deben responder a lo que realmente son. Esto implica promover su participación en la toma de decisiones y conocer su cosmovisión y cultura.

Desarrollo Territorial con Identidad

Según el BID, la inclusión de estos pueblos podría lograrse con un plan de Desarrollo Territorial con Identidad que implica aprender primero de los pueblos, conocerlos y dialogar con ellos, para posteriormente identificar —de manera participativa— sus expectativas de desarrollo. De esta forma, apoyan a las entidades gubernamentales a diseñar e implementar intervenciones efectivas y adecuadas a su realidad cultural.

La idea es que la implementación de sistemas que beneficien a los indígenas se articulen con sus características culturales bajo la coordinación de sus actores principales.

Te podría interesar: ONG Global Witnees: 2017 fue un año sangriento para los defensores de la tierra

Ejemplos de inclusión

Como modelos existentes, el BID ha citado el programa Jandenka en Panamá, que incorpora el uso del idioma del pueblo ngäbe y su conocimiento propio matemático —incluyendo 14 formas diferentes de contar— en la enseñanza a nivel prescolar. El programa ha diseñado materiales específicos con contenido intercultural y está utilizando la lógica matemática ngäbe que se aprende en la casa, en la escuela.

También está la comarca Ngäbe-Bugle, un programa de infraestructura incorporará los saberes de los pueblos y utilizará materiales locales en el diseño de obras de infraestructura. En el de los pasos de cebra, por ejemplo, se utilizarán triángulos, en congruencia con su espiritualidad. Y en la construcción de una carretera, se creará un camino paralelo para los caballos, el medio de transporte mayormente utilizado por las comunidades.

El Banco Interamericano de Desarrollo trabaja para mejorar la calidad de vida en América Latina y el Caribe. Buscan mejorar la salud, la educación y la infraestructura a través del apoyo financiero y técnico a los países que trabajan para reducir la pobreza y la desigualdad. 

En esta oportunidad, a propósito del día Internacional de los Pueblos Indígenas, celebrado esta semana, reiteraron la urgencia de escuchar su voz e integrarla a los procesos de decisiones que afectan su bienestar, más allá de solo reconocer su existencia.

12 agosto, 2018

 BID exige que pueblos indígenas sean incluidos sin violar sus creencias y tradiciones

 

Aproximadamente 50 millones de personas en América Latina conforman más de 500 pueblos indígenas en 21 países. Todos ellos hablan 420 lenguas diferentes y cuentan con diversas tradiciones heredadas de sus antepasados. Sin embargo, a pesar de toda su trayectoria, la sociedad actual no respeta, representa ni contribuye al buen vivir de estas comunidades que se han visto afectadas por los embates económicos. Esto ha impulsado a que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) proponga un nuevo enfoque que favorezca a estos pueblos.

De acuerdo a esta organización, los indígenas conforman el 14 % de los pobres y el 17 % de los extremadamente pobres. La distancia entre los indígenas y el esto de la población en cuanto a calidad de vida es amplia y sigue aumentando en muchos casos, en los que el desarrollo se ha visto muy mermado. El BID ha determinado que la pobreza material afecta al 43% de los hogares indígenas de la región, más del doble de la proporción del resto. De igual forma, el número de hogares de pueblos originarios indígenas que vive en condiciones de pobreza extrema es 2,7 veces mayor.

La responsabilidad recae en este sentido sobre los Gobiernos que no se preocupan por incrementar la inversión pública en los territorios de los pueblos originarios, independientemente de su ubicación. En los casos en lo que llegan recursos, éstos no responden a las necesidades de los indígenas ni la de sus líderes, responsables de tomar las decisiones.

En gran parte de los casos, los pueblos indígenas se organizan por tribus y tienen a un dirigente que se encarga de decidir qué es lo mejor para el resto de la comunidad. Sus organizaciones no están contempladas en la jerarquía de las provincias, estados o naciones en las que viven, por lo que su compresión debe ser mayor.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) insiste en que los planes de desarrollo de los pueblos indígenas deben responder a lo que realmente son. Esto implica promover su participación en la toma de decisiones y conocer su cosmovisión y cultura.

Desarrollo Territorial con Identidad

Según el BID, la inclusión de estos pueblos podría lograrse con un plan de Desarrollo Territorial con Identidad que implica aprender primero de los pueblos, conocerlos y dialogar con ellos, para posteriormente identificar —de manera participativa— sus expectativas de desarrollo. De esta forma, apoyan a las entidades gubernamentales a diseñar e implementar intervenciones efectivas y adecuadas a su realidad cultural.

La idea es que la implementación de sistemas que beneficien a los indígenas se articulen con sus características culturales bajo la coordinación de sus actores principales.

Te podría interesar: ONG Global Witnees: 2017 fue un año sangriento para los defensores de la tierra

Ejemplos de inclusión

Como modelos existentes, el BID ha citado el programa Jandenka en Panamá, que incorpora el uso del idioma del pueblo ngäbe y su conocimiento propio matemático —incluyendo 14 formas diferentes de contar— en la enseñanza a nivel prescolar. El programa ha diseñado materiales específicos con contenido intercultural y está utilizando la lógica matemática ngäbe que se aprende en la casa, en la escuela.

También está la comarca Ngäbe-Bugle, un programa de infraestructura incorporará los saberes de los pueblos y utilizará materiales locales en el diseño de obras de infraestructura. En el de los pasos de cebra, por ejemplo, se utilizarán triángulos, en congruencia con su espiritualidad. Y en la construcción de una carretera, se creará un camino paralelo para los caballos, el medio de transporte mayormente utilizado por las comunidades.

El Banco Interamericano de Desarrollo trabaja para mejorar la calidad de vida en América Latina y el Caribe. Buscan mejorar la salud, la educación y la infraestructura a través del apoyo financiero y técnico a los países que trabajan para reducir la pobreza y la desigualdad. 

En esta oportunidad, a propósito del día Internacional de los Pueblos Indígenas, celebrado esta semana, reiteraron la urgencia de escuchar su voz e integrarla a los procesos de decisiones que afectan su bienestar, más allá de solo reconocer su existencia.

Sugerencias
¿Pensar podría quemar calorías?

Expertos recomiendan pensar y caminar, pensar y correr, pensar y entrenar, pensar y hacer pesas, para tener una salud adecuada […]

Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

Ideas para cambiar el plástico por otros productos menos dañinos del eco sistema

Todo parte de la imaginación y la conciencia de buscar productos que no causen tanto daño a nuestro planeta.   […]

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *