El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

@Día Mundial para la Prevención del Abuso Infantil

Brindar seguridad a la infancia y restituir el Estado de Derecho en Nicaragua: las peticiones de las ONG

El amotinamiento de los ciudadanos nicaragüenses ha llevado a tener como costumbre derribar “arbolatas” Restituir el Estado de Derecho, brindar […]

El amotinamiento de los ciudadanos nicaragüenses ha llevado a tener como costumbre derribar “arbolatas”

Restituir el Estado de Derecho, brindar seguridad a la infancia y adolescencia en Nicaragua, y atender las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) son las solicitudes de Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) de 18 naciones del Caribe y América Latina, de acuerdo a un comunicado difundido este domingo.

Resolver “de forma pacífica” la crisis sociopolítica que vive desde hace más de un mes y restituir el Estado de Derecho “mediante la investigación, la verdad y la justicia”, emerge entre las reiteradas peticiones para crear un escenario de paz en Nicaragua, explicó Juan Martín Pérez, secretario de la Red Latinoamericana y Caribeña por la defensa de los derechos de los niños, niñas y adolescentes (Redlamyc), formada por entidades de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela, tras la posición de las entidades.

“Garantizar la vida, integridad y seguridad de todas las personas que se están manifestando y ejerciendo sus derechos y libertades públicas y sufriendo las consecuencias del ambiente de represión, en especial a los estudiantes, niñas, niños y adolescentes”, también prevalece entre las exigencias según el documento.

Te podría interesar: Tras 27 días de protesta el gobierno de Nicaragua autoriza evaluación de la CIDH

Tanto de forma directa como indirecta, demandan al Estado de Nicaragua implementar los mecanismos para brindar protección y seguridad a la niñez y la adolescencia frente a la crisis política, garantizando el derecho a la libre manifestación, el cese a la represión y la atención médica y psicológica a los menores víctimas de la “violencia producto de la represión social”, en tal contexto.

Pese que en los últimos días se han sumado dos muertos, conforme a cifras de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), este sábado se cumplen 38 días de una crisis sociopolítica en Nicaragua, donde comenzaron protestas por unas fallidas reformas a la seguridad social y que continuaron debido a las víctimas mortales en actos represivos, los cuales la CIDH tildó de “excesivos”, en alusión a la crisis multitudinaria que incluye manifestaciones a favor y en contra del presidente de ese territorio, Daniel Ortega.

En tal sentido, el amotinamiento de los ciudadanos nicaragüenses ha llevado a tener como costumbre derribar “arbolatas”, convirtiéndose en una obsesión para los habitantes de Managua, la capital de Nicaragua, en plena rebelión contra el Gobierno de su país.

Hoy día ejercen la actividad como una acción liberadora que no ha estado exenta de polémica y tragedia; desde abril han caído una veintena de “arboles de la vida”.

Luego de indagaciones de los medios de comunicación de Nicaragua se conoció que cada estructura tiene un costo de 20.000 dólares y cuenta con centenares de lucecitas que titilan durante las noches.

Sobre el metal derribado decenas de personas detenían el salto para alzar sus banderas y cantar el “Salve a ti, Nicaragua”, el himno nacional, centrándose en la dinámica simbólica que muestra el fervor por el patriotismo.

En un obsceno despilfarro del patrimonio de un espacio empobrecido y expuesto al desasosiego, en Managua se calcula que fueron plantados por lo menos 150 árboles, indicaron recientes informes exhibidos recientemente. 

28 mayo, 2018
El amotinamiento de los ciudadanos nicaragüenses ha llevado a tener como costumbre derribar “arbolatas”

Restituir el Estado de Derecho, brindar seguridad a la infancia y adolescencia en Nicaragua, y atender las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) son las solicitudes de Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) de 18 naciones del Caribe y América Latina, de acuerdo a un comunicado difundido este domingo.

Resolver “de forma pacífica” la crisis sociopolítica que vive desde hace más de un mes y restituir el Estado de Derecho “mediante la investigación, la verdad y la justicia”, emerge entre las reiteradas peticiones para crear un escenario de paz en Nicaragua, explicó Juan Martín Pérez, secretario de la Red Latinoamericana y Caribeña por la defensa de los derechos de los niños, niñas y adolescentes (Redlamyc), formada por entidades de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela, tras la posición de las entidades.

“Garantizar la vida, integridad y seguridad de todas las personas que se están manifestando y ejerciendo sus derechos y libertades públicas y sufriendo las consecuencias del ambiente de represión, en especial a los estudiantes, niñas, niños y adolescentes”, también prevalece entre las exigencias según el documento.

Te podría interesar: Tras 27 días de protesta el gobierno de Nicaragua autoriza evaluación de la CIDH

Tanto de forma directa como indirecta, demandan al Estado de Nicaragua implementar los mecanismos para brindar protección y seguridad a la niñez y la adolescencia frente a la crisis política, garantizando el derecho a la libre manifestación, el cese a la represión y la atención médica y psicológica a los menores víctimas de la “violencia producto de la represión social”, en tal contexto.

Pese que en los últimos días se han sumado dos muertos, conforme a cifras de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), este sábado se cumplen 38 días de una crisis sociopolítica en Nicaragua, donde comenzaron protestas por unas fallidas reformas a la seguridad social y que continuaron debido a las víctimas mortales en actos represivos, los cuales la CIDH tildó de “excesivos”, en alusión a la crisis multitudinaria que incluye manifestaciones a favor y en contra del presidente de ese territorio, Daniel Ortega.

En tal sentido, el amotinamiento de los ciudadanos nicaragüenses ha llevado a tener como costumbre derribar “arbolatas”, convirtiéndose en una obsesión para los habitantes de Managua, la capital de Nicaragua, en plena rebelión contra el Gobierno de su país.

Hoy día ejercen la actividad como una acción liberadora que no ha estado exenta de polémica y tragedia; desde abril han caído una veintena de “arboles de la vida”.

Luego de indagaciones de los medios de comunicación de Nicaragua se conoció que cada estructura tiene un costo de 20.000 dólares y cuenta con centenares de lucecitas que titilan durante las noches.

Sobre el metal derribado decenas de personas detenían el salto para alzar sus banderas y cantar el “Salve a ti, Nicaragua”, el himno nacional, centrándose en la dinámica simbólica que muestra el fervor por el patriotismo.

En un obsceno despilfarro del patrimonio de un espacio empobrecido y expuesto al desasosiego, en Managua se calcula que fueron plantados por lo menos 150 árboles, indicaron recientes informes exhibidos recientemente. 

Sugerencias
Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

Ideas para cambiar el plástico por otros productos menos dañinos del eco sistema

Todo parte de la imaginación y la conciencia de buscar productos que no causen tanto daño a nuestro planeta.   […]

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Discusión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *