El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

@Día Mundial de los Derechos de la Infancia

Buenos Aires quemará basura ante el colapso de los vertederos

Los riesgos en Buenos Aires al incinerar residuos, forma polémica con el ayuntamiento y las organizaciones ecologistas.   Este país […]

Los riesgos en Buenos Aires al incinerar residuos, forma polémica con el ayuntamiento y las organizaciones ecologistas.

 

Este país todavía recuerda el humo que salía a diario de miles de chimeneas y más o menos hasta finales de los 70, cada edificio tenia su horno y de noche se quemaba la basura generada de cada inquilino.

Debido a tanta contaminación ambiental, se prohibió la práctica de quema de residuos y apostaron por los vertebrados.

En el año 2005, la ley basura Cero fijó metas de reducción por contaminantes: 20 % para el año 2010, un 50 % 2012 y un 75 % para el año 2017, lo cual no se ha cumplido ni la primera, y hoy día los rellenos sanitarios están a punto de colapsar.

Frente a esta problemática la ciudad ha vuelto a autorizar la incineración, entre las críticas de organizaciones y recicladores urbanos. Se realizará mediante plantas termovalorizadoras, que generan energía de la combustión de residuos.

Según algunos medios, las plantas a utilizar, lo hacen en todo el mundo y no contaminan, puesto que la termovalorización es el medio más eficiente y el que menos contaminación genera.

El gobierno afirma que es una solución a la basura y a la energía, pero Leonel Mingo, coordinador de campañas de Greenpeace se opone ya que atenta contra el reciclaje, es una ilusión comenta, donde se pretende solucionar el problema de residuos.

Cerca de 17.000 toneladas de basura llega a diario a los vertederos de Buenos Aires al ritmo actual, pero se presume que el espacio disponible se agotará en 5 años.

 

Te podría interesar: El Mundo y su guerra contra el plástico

 

La ley de la basura Cero desde hace años contempla campañas de concientización y medidas para incentivar el reciclaje pero todo esto ha sido un fracaso.

Ante el colapso ocasionado se afirma que de las 2000 plantas incineradoras que funcionan en el mundo, unas 50 están en Europa, según el gobierno Porteño, pero a diferencia de Buenos Aires, estas capitales europeas (París, Viena) cuentan con sistemas de reparación de residuos y tienen presente la economía circular: reparar, reutilizar y reciclar.

La nueva normativa Argentina exige que solo podrán ser incinerados aquellos residuos que no sean reciclables, por lo cual el gobierno Municipal dice que no se verán afectados los recicladores urbanos, aunque los ecologistas dudan de que esta ley se cumpla, por un lado a la mala separación en origen y por el otro, porque los residuos que podrían reciclarse son los que más combustión producen.

6 mayo, 2018
Los riesgos en Buenos Aires al incinerar residuos, forma polémica con el ayuntamiento y las organizaciones ecologistas.

 

Este país todavía recuerda el humo que salía a diario de miles de chimeneas y más o menos hasta finales de los 70, cada edificio tenia su horno y de noche se quemaba la basura generada de cada inquilino.

Debido a tanta contaminación ambiental, se prohibió la práctica de quema de residuos y apostaron por los vertebrados.

En el año 2005, la ley basura Cero fijó metas de reducción por contaminantes: 20 % para el año 2010, un 50 % 2012 y un 75 % para el año 2017, lo cual no se ha cumplido ni la primera, y hoy día los rellenos sanitarios están a punto de colapsar.

Frente a esta problemática la ciudad ha vuelto a autorizar la incineración, entre las críticas de organizaciones y recicladores urbanos. Se realizará mediante plantas termovalorizadoras, que generan energía de la combustión de residuos.

Según algunos medios, las plantas a utilizar, lo hacen en todo el mundo y no contaminan, puesto que la termovalorización es el medio más eficiente y el que menos contaminación genera.

El gobierno afirma que es una solución a la basura y a la energía, pero Leonel Mingo, coordinador de campañas de Greenpeace se opone ya que atenta contra el reciclaje, es una ilusión comenta, donde se pretende solucionar el problema de residuos.

Cerca de 17.000 toneladas de basura llega a diario a los vertederos de Buenos Aires al ritmo actual, pero se presume que el espacio disponible se agotará en 5 años.

 

Te podría interesar: El Mundo y su guerra contra el plástico

 

La ley de la basura Cero desde hace años contempla campañas de concientización y medidas para incentivar el reciclaje pero todo esto ha sido un fracaso.

Ante el colapso ocasionado se afirma que de las 2000 plantas incineradoras que funcionan en el mundo, unas 50 están en Europa, según el gobierno Porteño, pero a diferencia de Buenos Aires, estas capitales europeas (París, Viena) cuentan con sistemas de reparación de residuos y tienen presente la economía circular: reparar, reutilizar y reciclar.

La nueva normativa Argentina exige que solo podrán ser incinerados aquellos residuos que no sean reciclables, por lo cual el gobierno Municipal dice que no se verán afectados los recicladores urbanos, aunque los ecologistas dudan de que esta ley se cumpla, por un lado a la mala separación en origen y por el otro, porque los residuos que podrían reciclarse son los que más combustión producen.

Sugerencias
Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

Ideas para cambiar el plástico por otros productos menos dañinos del eco sistema

Todo parte de la imaginación y la conciencia de buscar productos que no causen tanto daño a nuestro planeta.   […]

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *