El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

Buscan medidas para salvar el triángulo de coral en Filipinas

El calentamiento global ha estado afectando, con el aumento de la frecuencia de los episodios de blanqueamiento de los corales, […]

El calentamiento global ha estado afectando, con el aumento de la frecuencia de los episodios de blanqueamiento de los corales, un fenómeno que puede llevar a su desaparición.

 

La población de la Isla de Palawan, en Filipinas, se encuentran preocupada ante la escasez de pescado en el arrecife de coral. “Cuando llegué aquí para trabajar, en los años ochenta, las aguas estaban llenas de peces; solía volver a tierra con unos 20 ó 25 kilos”, afirma uno de los pescadores.

Hace una década las cosas han venido cambiando con la multiplicación de los barcos comerciales en esta zona del mar de Joló y su consecuente sobrepesca, la pesca actualmente es de apenas un par de kilos de mero.

Además, el calentamiento global ha estado afectando, con el aumento de la frecuencia de los episodios de blanqueamiento de los corales, un fenómeno que puede llevar a su desaparición.

Se están viendo afectado económicamente 75.000 habitantes. El 70 % de la población de Taytay todavía depende de la pesca para sobrevivir, asimismo, los pobladores de la localidad de El Nido, situada más al norte y que vive principalmente del turismo gracias a sus espectaculares playas y en el llamado Triángulo de Coral, una zona de seis millones de kilómetros cuadrados que comprende regiones de seis países: las Filipinas, Indonesia, las islas Salomón, una parte de Malasia, Timor Leste y Papúa Nueva Guinea.

El daño ecológico es irreversible, la pesca con cianuro, un método empleado especialmente para atrapar a las especies destinadas a los acuarios, por cada pez capturado de esta manera, se estima que se destruye un metro cuadrado de coral, por otra parte, la pesca con dinamita, las explosiones crean cráteres de dos a tres metros de diámetro.

“Necesitamos entendernos porque, en la mayoría de casos, no es eficiente que cada país trabaje de manera aislada”, expone Widi A. Pratikto, quien fue el primer director de la CTI, “Lo mismo pasa con las tortugas marinas: el trabajo de protección en una zona se verá afectado si en la zona colindante siguen capturándolas”, detalla.

Un trabajo mancomunado entre esta organización y seis países ha tomado la forma de una cooperación triangular. Asismismo, los países industrializados, Estados Unidos o Australia, instituciones internacionales, como el Banco Asiático de Desarrollo, y ONG medioambientales se encuentran apoyando iniciativa.

 

Te puede interesar: Expertos advierten de una catástrofe climática

 

El objetivo, es la creación de áreas marinas protegidas, que se establecen tras identificar las principales zonas de reproducción de peces. “El perjudicial blanqueamiento del coral no es necesariamente un fenómeno irreversible”, expone Mavic Matillano, jefa de proyecto en WWF Filipinas.

Aspiran a que el 20 % del espacio marítimo y de las zonas costales de los países miembros, puedan estar protegidas para el año 2020.

Ha sido todo un esfuerzo coordinar estas áreas marinas protegidas para racionalizar los costes e incrementar la eficiencia de cada una de ellas. Para Mavic Matillano, “La CTI es ahora más consciente de lo que está en juego. Se sienten parte de algo más grande y el resultado es que su compromiso para la conservación de la zona es mayor”, detallo.

18 octubre, 2018

El calentamiento global ha estado afectando, con el aumento de la frecuencia de los episodios de blanqueamiento de los corales, un fenómeno que puede llevar a su desaparición.

 

La población de la Isla de Palawan, en Filipinas, se encuentran preocupada ante la escasez de pescado en el arrecife de coral. “Cuando llegué aquí para trabajar, en los años ochenta, las aguas estaban llenas de peces; solía volver a tierra con unos 20 ó 25 kilos”, afirma uno de los pescadores.

Hace una década las cosas han venido cambiando con la multiplicación de los barcos comerciales en esta zona del mar de Joló y su consecuente sobrepesca, la pesca actualmente es de apenas un par de kilos de mero.

Además, el calentamiento global ha estado afectando, con el aumento de la frecuencia de los episodios de blanqueamiento de los corales, un fenómeno que puede llevar a su desaparición.

Se están viendo afectado económicamente 75.000 habitantes. El 70 % de la población de Taytay todavía depende de la pesca para sobrevivir, asimismo, los pobladores de la localidad de El Nido, situada más al norte y que vive principalmente del turismo gracias a sus espectaculares playas y en el llamado Triángulo de Coral, una zona de seis millones de kilómetros cuadrados que comprende regiones de seis países: las Filipinas, Indonesia, las islas Salomón, una parte de Malasia, Timor Leste y Papúa Nueva Guinea.

El daño ecológico es irreversible, la pesca con cianuro, un método empleado especialmente para atrapar a las especies destinadas a los acuarios, por cada pez capturado de esta manera, se estima que se destruye un metro cuadrado de coral, por otra parte, la pesca con dinamita, las explosiones crean cráteres de dos a tres metros de diámetro.

“Necesitamos entendernos porque, en la mayoría de casos, no es eficiente que cada país trabaje de manera aislada”, expone Widi A. Pratikto, quien fue el primer director de la CTI, “Lo mismo pasa con las tortugas marinas: el trabajo de protección en una zona se verá afectado si en la zona colindante siguen capturándolas”, detalla.

Un trabajo mancomunado entre esta organización y seis países ha tomado la forma de una cooperación triangular. Asismismo, los países industrializados, Estados Unidos o Australia, instituciones internacionales, como el Banco Asiático de Desarrollo, y ONG medioambientales se encuentran apoyando iniciativa.

 

Te puede interesar: Expertos advierten de una catástrofe climática

 

El objetivo, es la creación de áreas marinas protegidas, que se establecen tras identificar las principales zonas de reproducción de peces. “El perjudicial blanqueamiento del coral no es necesariamente un fenómeno irreversible”, expone Mavic Matillano, jefa de proyecto en WWF Filipinas.

Aspiran a que el 20 % del espacio marítimo y de las zonas costales de los países miembros, puedan estar protegidas para el año 2020.

Ha sido todo un esfuerzo coordinar estas áreas marinas protegidas para racionalizar los costes e incrementar la eficiencia de cada una de ellas. Para Mavic Matillano, “La CTI es ahora más consciente de lo que está en juego. Se sienten parte de algo más grande y el resultado es que su compromiso para la conservación de la zona es mayor”, detallo.

Sugerencias
Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

Ideas para cambiar el plástico por otros productos menos dañinos del eco sistema

Todo parte de la imaginación y la conciencia de buscar productos que no causen tanto daño a nuestro planeta.   […]

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *