El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

Colombia asume el reto del cambio climático con miras al año 2030

Los países firmantes tienen un compromiso con el planeta   El país latinoamericano que ocupa el puesto 40 a nivel […]

Los países firmantes tienen un compromiso con el planeta

 

El país latinoamericano que ocupa el puesto 40 a nivel mundial de las naciones que más emiten CO2 y otros gases de efecto invernadero, asumió esta semana el reto de hacer algo para atacar el cambio climático con su ratificación del Acuerdo de París sobre clima. De esta manera se suma oficialmente al pacto adoptado a finales del año 2015.

De acuerdo al informe más reciente del Inventario Nacional de Emisiones de Gases Efecto Invernadero, durante los últimos 20 años las emisiones de gases contaminantes han aumentado un 15 %.

Desde la perspectiva de los sectores económicos, los mayores emisores son el sector forestal, con el 36 %; el sector agropecuario: 26 %; transporte: 11 %; industrias manufacturera: 11 % y minas y energía: 10 %. 

La embajadora colombiana ante Naciones Unidas, María Emma Mejía, fue la encargada de depositar el documento con el que Colombia se comprometió a cambiar este realidad desde la sede de la organización. Según aseguró la canciller, el paso reitera el compromiso de Colombia con el medio ambiente y la lucha contra el cambio climático.

Es de recordar que el Congreso colombiano aprobó el pasado año el proyecto de ley necesario para ratificar el Acuerdo de París, que luego fue avalado por la Corte Constitucional. El pacto ya había sido firmado por el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, en abril de 2016, durante una ceremonia en la sede de la ONU.

En el marco de este pacto, Colombia se comprometió a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 20 por ciento para 2030.

En la Conferencia de París sobre el Clima (COP21), celebrada en diciembre de 2015, 195 países firmaron el primer acuerdo vinculante mundial sobre el clima.

Para evitar un cambio climático peligroso, el Acuerdo establece un plan de acción mundial que pone el límite del calentamiento global muy por debajo de 2 ºC. Para entrar en vigor, al menos 55 países que representasen al menos el 55% de las emisiones mundiales debían depositar sus instrumentos de ratificación.

El 5 de octubre, la UE ratificó formalmente el acuerdo de París, lo que permitió que entrara en vigor el 4 de noviembre de 2016.

El calentamiento no espera

Aunque gran parte de los países unen esfuerzos en contra de la destrucción ambiental, los retos cada vez son mayores. El pasado viernes 13 de julio científicos del AWI (Alfred Wegener Institute) investigaron microalgas marinas preservadas en depósitos glaciales y posteriormente usaron sus hallazgos para realizar simulaciones climáticas.

El estudio reveló que el calentamiento continuo del océano puede provocar una pérdida masiva de masa de hielo polar y, en consecuencia, un aumento rápido del nivel del mar.

Te podría interesar: ONGs: nuevo objetivo de renovables en la UE es “demasiado conservador”

Científicos del Instituto Alfred Wegener, el Centro Helmholtz de Investigación Polar y Marina (AWI) y el Centro MARUM para Ciencias Ambientales Marinas han documentado cómo un cambio en las corrientes en una cuenca oceánica puede desencadenar cambios masivos e inesperados en una cuenca distante, incluso en el otro lado del planeta.

Los investigadores de Bremerhaven informaron que durante el último período glacial, un flujo masivo de agua dulce en el Atlántico polar desencadenó una cadena de eventos en el océano y la atmósfera, que resultó en un intenso deshielo de los glaciares en el Pacífico Norte a miles de kilómetros de distancia. La fuente del agua dulce era el derretimiento de las capas de hielo, que cubrían las masas de tierra que rodeaban el Atlántico Norte durante el período glacial.

En definitiva este es una hallazgo alarmante para los expertos y el mundo pues el calentamiento de los oceános desencadenaría una seria de catastrófes producidas por las elevados niveles de agua alrededor del mundo.

 

 

14 julio, 2018

Los países firmantes tienen un compromiso con el planeta

 

El país latinoamericano que ocupa el puesto 40 a nivel mundial de las naciones que más emiten CO2 y otros gases de efecto invernadero, asumió esta semana el reto de hacer algo para atacar el cambio climático con su ratificación del Acuerdo de París sobre clima. De esta manera se suma oficialmente al pacto adoptado a finales del año 2015.

De acuerdo al informe más reciente del Inventario Nacional de Emisiones de Gases Efecto Invernadero, durante los últimos 20 años las emisiones de gases contaminantes han aumentado un 15 %.

Desde la perspectiva de los sectores económicos, los mayores emisores son el sector forestal, con el 36 %; el sector agropecuario: 26 %; transporte: 11 %; industrias manufacturera: 11 % y minas y energía: 10 %. 

La embajadora colombiana ante Naciones Unidas, María Emma Mejía, fue la encargada de depositar el documento con el que Colombia se comprometió a cambiar este realidad desde la sede de la organización. Según aseguró la canciller, el paso reitera el compromiso de Colombia con el medio ambiente y la lucha contra el cambio climático.

Es de recordar que el Congreso colombiano aprobó el pasado año el proyecto de ley necesario para ratificar el Acuerdo de París, que luego fue avalado por la Corte Constitucional. El pacto ya había sido firmado por el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, en abril de 2016, durante una ceremonia en la sede de la ONU.

En el marco de este pacto, Colombia se comprometió a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 20 por ciento para 2030.

En la Conferencia de París sobre el Clima (COP21), celebrada en diciembre de 2015, 195 países firmaron el primer acuerdo vinculante mundial sobre el clima.

Para evitar un cambio climático peligroso, el Acuerdo establece un plan de acción mundial que pone el límite del calentamiento global muy por debajo de 2 ºC. Para entrar en vigor, al menos 55 países que representasen al menos el 55% de las emisiones mundiales debían depositar sus instrumentos de ratificación.

El 5 de octubre, la UE ratificó formalmente el acuerdo de París, lo que permitió que entrara en vigor el 4 de noviembre de 2016.

El calentamiento no espera

Aunque gran parte de los países unen esfuerzos en contra de la destrucción ambiental, los retos cada vez son mayores. El pasado viernes 13 de julio científicos del AWI (Alfred Wegener Institute) investigaron microalgas marinas preservadas en depósitos glaciales y posteriormente usaron sus hallazgos para realizar simulaciones climáticas.

El estudio reveló que el calentamiento continuo del océano puede provocar una pérdida masiva de masa de hielo polar y, en consecuencia, un aumento rápido del nivel del mar.

Te podría interesar: ONGs: nuevo objetivo de renovables en la UE es “demasiado conservador”

Científicos del Instituto Alfred Wegener, el Centro Helmholtz de Investigación Polar y Marina (AWI) y el Centro MARUM para Ciencias Ambientales Marinas han documentado cómo un cambio en las corrientes en una cuenca oceánica puede desencadenar cambios masivos e inesperados en una cuenca distante, incluso en el otro lado del planeta.

Los investigadores de Bremerhaven informaron que durante el último período glacial, un flujo masivo de agua dulce en el Atlántico polar desencadenó una cadena de eventos en el océano y la atmósfera, que resultó en un intenso deshielo de los glaciares en el Pacífico Norte a miles de kilómetros de distancia. La fuente del agua dulce era el derretimiento de las capas de hielo, que cubrían las masas de tierra que rodeaban el Atlántico Norte durante el período glacial.

En definitiva este es una hallazgo alarmante para los expertos y el mundo pues el calentamiento de los oceános desencadenaría una seria de catastrófes producidas por las elevados niveles de agua alrededor del mundo.

 

 

Sugerencias
Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

Ideas para cambiar el plástico por otros productos menos dañinos del eco sistema

Todo parte de la imaginación y la conciencia de buscar productos que no causen tanto daño a nuestro planeta.   […]

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *