El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

Con la comida que tira Europa, comerían 200 millones de personas

España desperdicia 7.7 millones de toneladas de comida al año   La cantidad de alimentos que ofrece el mercado se […]

España desperdicia 7.7 millones de toneladas de comida al año

 

La cantidad de alimentos que ofrece el mercado se ha vuelto tan variada que no solemos otorgarle la importancia que quizá tenían antes.

Los seres humanos subestiman el valor de las cosas cuando las tienen en demasía y eso es parte de lo que sucede con la comida en la actualidad, se trabaja para tener un refrigerador repleto de zumos, frutas, comida pre-cocinada, aderezos, carnes y verduras, sin ningún tipo de conciencia ahorradora. En la mayoría de los casos, no comemos todo lo que adquirimos y parte de eso termina tirándose, lo que contribuye a la acumulación de desechos, contaminación y una carencia para personas que necesitan comer y no cuentan con los recursos.

Alrededor del mundo, son millones de alimentos los que terminan en la basura y en España, son más de 7 millones de toneladas perdidas, siendo un serio problema que ha activado las alarmas de las organizaciones que trabajan en defensa de la alimentación y un medio ambiente limpio.

El principal problema es que esos 7.7 millones de toneladas de comida perdida en España (de acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) podrían alimentar a millones de personas y sin darnos cuenta, estamos desechando la tercera parte de los alimentos que se producen y con ellos se va a la basura toda la materia prima usada para producirlos.

Cuando se deja que un par de tomates o zanahorias se pudran y los desechamos, hemos eliminado también el tiempo invertido en su producción, cosecha, transporte y comercialización. De esta manera, se contribuye a la sobre explotación de los campos, porque mientras más demanda de comida exista, mayor será la necesidad de producirla. Además, se colabora con el calentamiento global, pues la mayoría de las personas no desecha los residuos como se debería.

Te podría interesar: ¡Basta de despilfarrar comida! ONGs piden que alimentos sobrantes de supermercados sean donados

Nuestra casa es el reflejo de toda esta escena fatídica que se repite día a día. Como mínimo, se consume tres comidas por jornada y en cada ocasión desechamos lo que no nos sirve. En los restaurantes pasa lo mismo, muy pocas personas se preocupan por lo que pasará con eso que devolvieron al camarero porque quedaron muy llenos y los establecimientos inmediatamente tiran esa comida, igual que nosotros hacemos en nuestros hogares.

Esta es la razón por la que justo ahora una persona necesitada está buscando qué comer la basura.

Lo que hacen para ayudar

 Cierto sector de la sociedad ha notado lo grave que se ha vuelto el problema de los desperdicios en España y la organización sin ánimo de lucros Prosalus, dedicada a la promoción de la salud en las poblaciones empobrecidas del Sur en colaboración con otras ONG, ha creado la campaña #YoNoDesperdicio que busca enseñarnos cómo parar este ciclo sin sentido y proveer de alimentos que no se consumen a otras personas.

La idea es que cualquier persona ayude a mejorar su estilo de vida a través de un consumo de alimentos más consciente e intercambiar alimentos en buen estado, que beneficien a otras personas.

Lo que podemos hacer para ayudar

 En el caso de las personas que quieran contribuir más, pueden adaptar ciertos hábitos a su vida, como planificar las compras para evitar excesos y desperdicios. Igualmente, se puede dejar a un lado la vergüenza y pedir “para llevar” lo que no se pudo comer en el restaurante.

Aprender a reciclar los residuos de alimentos también es muy importante, lo orgánico puede convertirse en el compost de nuestro jardín, lo demás puede ser clasificado.

Además, se puede servir en los platos lo que realmente nos vamos a comer para evitar tener desperdicios, y con respecto a las fechas de caducidad, se tratan de una advertencia, es decir que muchos alimentos pueden consumirse algunos días después de la fecha. Es mejor eso que tirarlos.

Estos simples consejos nos convertirían en mejores ciudadanos y activistas de un país con menos desperdicios.

27 agosto, 2018

España desperdicia 7.7 millones de toneladas de comida al año

 

La cantidad de alimentos que ofrece el mercado se ha vuelto tan variada que no solemos otorgarle la importancia que quizá tenían antes.

Los seres humanos subestiman el valor de las cosas cuando las tienen en demasía y eso es parte de lo que sucede con la comida en la actualidad, se trabaja para tener un refrigerador repleto de zumos, frutas, comida pre-cocinada, aderezos, carnes y verduras, sin ningún tipo de conciencia ahorradora. En la mayoría de los casos, no comemos todo lo que adquirimos y parte de eso termina tirándose, lo que contribuye a la acumulación de desechos, contaminación y una carencia para personas que necesitan comer y no cuentan con los recursos.

Alrededor del mundo, son millones de alimentos los que terminan en la basura y en España, son más de 7 millones de toneladas perdidas, siendo un serio problema que ha activado las alarmas de las organizaciones que trabajan en defensa de la alimentación y un medio ambiente limpio.

El principal problema es que esos 7.7 millones de toneladas de comida perdida en España (de acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) podrían alimentar a millones de personas y sin darnos cuenta, estamos desechando la tercera parte de los alimentos que se producen y con ellos se va a la basura toda la materia prima usada para producirlos.

Cuando se deja que un par de tomates o zanahorias se pudran y los desechamos, hemos eliminado también el tiempo invertido en su producción, cosecha, transporte y comercialización. De esta manera, se contribuye a la sobre explotación de los campos, porque mientras más demanda de comida exista, mayor será la necesidad de producirla. Además, se colabora con el calentamiento global, pues la mayoría de las personas no desecha los residuos como se debería.

Te podría interesar: ¡Basta de despilfarrar comida! ONGs piden que alimentos sobrantes de supermercados sean donados

Nuestra casa es el reflejo de toda esta escena fatídica que se repite día a día. Como mínimo, se consume tres comidas por jornada y en cada ocasión desechamos lo que no nos sirve. En los restaurantes pasa lo mismo, muy pocas personas se preocupan por lo que pasará con eso que devolvieron al camarero porque quedaron muy llenos y los establecimientos inmediatamente tiran esa comida, igual que nosotros hacemos en nuestros hogares.

Esta es la razón por la que justo ahora una persona necesitada está buscando qué comer la basura.

Lo que hacen para ayudar

 Cierto sector de la sociedad ha notado lo grave que se ha vuelto el problema de los desperdicios en España y la organización sin ánimo de lucros Prosalus, dedicada a la promoción de la salud en las poblaciones empobrecidas del Sur en colaboración con otras ONG, ha creado la campaña #YoNoDesperdicio que busca enseñarnos cómo parar este ciclo sin sentido y proveer de alimentos que no se consumen a otras personas.

La idea es que cualquier persona ayude a mejorar su estilo de vida a través de un consumo de alimentos más consciente e intercambiar alimentos en buen estado, que beneficien a otras personas.

Lo que podemos hacer para ayudar

 En el caso de las personas que quieran contribuir más, pueden adaptar ciertos hábitos a su vida, como planificar las compras para evitar excesos y desperdicios. Igualmente, se puede dejar a un lado la vergüenza y pedir “para llevar” lo que no se pudo comer en el restaurante.

Aprender a reciclar los residuos de alimentos también es muy importante, lo orgánico puede convertirse en el compost de nuestro jardín, lo demás puede ser clasificado.

Además, se puede servir en los platos lo que realmente nos vamos a comer para evitar tener desperdicios, y con respecto a las fechas de caducidad, se tratan de una advertencia, es decir que muchos alimentos pueden consumirse algunos días después de la fecha. Es mejor eso que tirarlos.

Estos simples consejos nos convertirían en mejores ciudadanos y activistas de un país con menos desperdicios.

Sugerencias
Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Tips para dormir mejor en estos tiempos de locos

 Solo el 30% de los españoles duerme entre siete y nueve horas seguidas que es el rango perfecto para dar […]

Mitos del cerebro que muchas personas creen

 El cerebro funciona como un ordenador   Existe muchos mitos en cuanto al cerebro, ¿Qué solo usamos el 10 % […]

Los alimentos orgánicos ayudan a mejorar la salud de personas

Estudios apuntan a que la ingesta de alimentos orgánicos pueden reducir en un 25% los riesgos de cáncer   La […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *