El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

@Día Mundial de la Diabetes

Condenan a 29 años de cárcel a hombre que abusó de dos niñas

La sentencia impone además al acusado 10 años de libertad vigilada al término de la pena de prisión y el […]

La sentencia impone además al acusado 10 años de libertad vigilada al término de la pena de prisión y el pago de una indemnización de 40.000 euros a las menores.

 

La Audiencia de Valencia condenó a 29 años de cárcel a un hombre por agredir sexualmente en repetidas ocasiones a las hijas de su novia.

La sentencia reconstruye el escalofriante calvario al que fueron sometidas entre el año 2012 y el año 2013 las niñas de siete y nueve años, a las que el hombre amenazaba con matar a su madre y a otros miembros de su familia si hablaban.

El padecimiento de las menores se ha visto aumentado porque el juicio tuvo que repetirse después de que el primero fuera anulado por el Tribunal Supremo, que aceptó el recurso de la defensa del acusado contra el modo en que habían sido interrogadas las niñas.

La defensa ha vuelto a cuestionar el modo en que ambas han declarado en la nueva vista. Una alegación que los tres magistrados de la Sección Tercera de la Audiencia han desestimado.

Las menores declararon por videoconferencia en una sala contigua y respondieron a las acusaciones y al abogado del condenado “sin ninguna limitación ni cortapisa pese al indudable sufrimiento que les causó la reproducción del interrogatorio, como fácilmente puede advertirse al visionar la grabación del juicio oral”, señala el fallo.

El acusado mantuvo que las niñas lo denunciaron advertidas por su madre después de la ruptura, pero los magistrados creen el testimonio de las menores, que a lo largo de los años han referido ante agentes de policía, psicólogas y jueces una estremecedora sucesión de vejaciones y violencia sexual sin apenas variaciones.

 

Te puede interesar: 11 años de cárcel para ex entrenador que abusó sexualmente de tres jóvenes

 

“El relato de las menores es de una extensión y cuenta con una riqueza de detalles tal que no puede aceptarse como posible que hubieran sido capaces de memorizarlo y exponerlo en la forma en que lo hicieron”, señalan los jueces Carlos Climent, Carmen Melero y Olga Casas.

Los hechos sucedieron en un municipio valenciano que la sentencia evita mencionar, tanto en el domicilio familiar como en el taller de un amigo del condenado. El hombre poseía armas y ejecutó ante las niñas “actos sanguinarios” contra animales, reforzando el terror que les causaban sus amenazas. En una ocasión, el hombre golpeó a una de las niñas, a las que también obligó a ver vídeos pornográficos.

Meses después de que terminara el horror al que fueron sometidas, un análisis psicológico reveló que la mayor presentaba “ansiedad, rabia contenida, hipervigilancia, desconfianza, preocupación, alteración del sueño, pesadillas, afecto deprimido, inseguridad y miedo a represalias”. Y la menor, preocupación, inseguridad y miedo a represalias. Alteraciones psicológicas que, según las expertas que han declarado en el juicio, son “proporcionadas al relato de los hechos”.

La sentencia impone además al acusado 10 años de libertad vigilada al término de la pena de prisión y el pago de una indemnización de 40.000 euros a las menores.

7 septiembre, 2018

La sentencia impone además al acusado 10 años de libertad vigilada al término de la pena de prisión y el pago de una indemnización de 40.000 euros a las menores.

 

La Audiencia de Valencia condenó a 29 años de cárcel a un hombre por agredir sexualmente en repetidas ocasiones a las hijas de su novia.

La sentencia reconstruye el escalofriante calvario al que fueron sometidas entre el año 2012 y el año 2013 las niñas de siete y nueve años, a las que el hombre amenazaba con matar a su madre y a otros miembros de su familia si hablaban.

El padecimiento de las menores se ha visto aumentado porque el juicio tuvo que repetirse después de que el primero fuera anulado por el Tribunal Supremo, que aceptó el recurso de la defensa del acusado contra el modo en que habían sido interrogadas las niñas.

La defensa ha vuelto a cuestionar el modo en que ambas han declarado en la nueva vista. Una alegación que los tres magistrados de la Sección Tercera de la Audiencia han desestimado.

Las menores declararon por videoconferencia en una sala contigua y respondieron a las acusaciones y al abogado del condenado “sin ninguna limitación ni cortapisa pese al indudable sufrimiento que les causó la reproducción del interrogatorio, como fácilmente puede advertirse al visionar la grabación del juicio oral”, señala el fallo.

El acusado mantuvo que las niñas lo denunciaron advertidas por su madre después de la ruptura, pero los magistrados creen el testimonio de las menores, que a lo largo de los años han referido ante agentes de policía, psicólogas y jueces una estremecedora sucesión de vejaciones y violencia sexual sin apenas variaciones.

 

Te puede interesar: 11 años de cárcel para ex entrenador que abusó sexualmente de tres jóvenes

 

“El relato de las menores es de una extensión y cuenta con una riqueza de detalles tal que no puede aceptarse como posible que hubieran sido capaces de memorizarlo y exponerlo en la forma en que lo hicieron”, señalan los jueces Carlos Climent, Carmen Melero y Olga Casas.

Los hechos sucedieron en un municipio valenciano que la sentencia evita mencionar, tanto en el domicilio familiar como en el taller de un amigo del condenado. El hombre poseía armas y ejecutó ante las niñas “actos sanguinarios” contra animales, reforzando el terror que les causaban sus amenazas. En una ocasión, el hombre golpeó a una de las niñas, a las que también obligó a ver vídeos pornográficos.

Meses después de que terminara el horror al que fueron sometidas, un análisis psicológico reveló que la mayor presentaba “ansiedad, rabia contenida, hipervigilancia, desconfianza, preocupación, alteración del sueño, pesadillas, afecto deprimido, inseguridad y miedo a represalias”. Y la menor, preocupación, inseguridad y miedo a represalias. Alteraciones psicológicas que, según las expertas que han declarado en el juicio, son “proporcionadas al relato de los hechos”.

La sentencia impone además al acusado 10 años de libertad vigilada al término de la pena de prisión y el pago de una indemnización de 40.000 euros a las menores.

Sugerencias
Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Tips para dormir mejor en estos tiempos de locos

 Solo el 30% de los españoles duerme entre siete y nueve horas seguidas que es el rango perfecto para dar […]

Mitos del cerebro que muchas personas creen

 El cerebro funciona como un ordenador   Existe muchos mitos en cuanto al cerebro, ¿Qué solo usamos el 10 % […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *