El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

Condenan a pederasta reincidente por abusar de menores

El acusado de 73 años, ya había sido condenado en el año 1997 a un total de 96 años de […]

El acusado de 73 años, ya había sido condenado en el año 1997 a un total de 96 años de cárcel por ocho delitos de violación cometidos contra menores de 12 años.

 

En Alicante un pederasta aceptó ser condenado a 18 años de cárcel, después de haber cumplido ya 20 años por los mismos delitos- después de abusar sexualmente de dos menores (uno de ellos discapacitado), intentarlo con otros dos, y fotografiar a un quinto.

Según ha informado su abogado, Vicente Pérez, al término de la vista, celebrada a puerta cerrada en la Sección Segunda de la Audiencia de Alicante, el máximo efectivo de cumplimiento de esa nueva pena quedará fijado en 15 años de prisión.

El acusado, de 73 años, ya había sido condenado en el año 1997 a un total de 96 años de cárcel (con un límite de 30) por ocho delitos de violación cometidos contra menores de 12 años.

Sin embargo, el recluso fue excarcelado en noviembre el año 2013 en aplicación de las redenciones de pena que contemplaba el anterior Código Penal.

El acusado reincidió a partir del verano del año 2015 con otras cinco víctimas, tal y como él mismo ha reconocido ahora, al refrendar íntegramente el escrito de acusación de la Fiscalía.

Te puede interesar: A prisión pederasta de 72 años por abuso sexual a su nieta

 

Con regalos seducía a sus victimas

La primera de sus víctimas fue un menor de 15 años con una discapacidad mental al que agasajó con diversos regalos como una tostadora, una estufa o dos teléfonos móviles, entre otros. También le entregó pequeñas cantidades de dinero en efectivo, de entre 5 y 20 euros, y le recargó las tarjetas prepago de su móvil.

De esta manera, consiguió que acudiera de dos a tres veces por semana a su domicilio, en la calle Inmaculada del Pla de Alicante, donde presuntamente le fotografió y realizó tocamientos, masturbaciones y felaciones.

El adolescente presenta indicadores de un trastorno por estrés postraumático, depresión y ansiedad, por los que el fiscal del caso pide que sea indemnizado con 9.000 euros. El pederasta también ha admitido los abusos cometidos en enero del año 2016 contra otro niño, de 12 años, al que había conocido en un parque y le había obsequiado con refrescos y patatas fritas.

A este menor lo atrajo a su domicilio, donde le tocó supuestamente el pene varias veces, mediante engaños, tras decirle que podría mantener relaciones sexuales con unas chicas que eran vecinas suyas. Del mismo modo, trató de mantener encuentros sexuales con otros dos menores, de 14 y 16 años, a los que conoció en diferentes redes sociales entre diciembre de 2015 y febrero de 2016.

En ambos casos, siempre según su propia confesión, obtuvo fotografías de las víctimas desnudas y de sus órganos sexuales, tras prometerles regalos y dinero, pero no logró sus propósitos. Por último, el pederasta fotografió presuntamente en actitudes sexuales durante agosto del año 2015 a un niño de 6 años que estaba pasando unos días de vacaciones en su casa.

Ese pequeño era hijo de la pareja de un amigo suyo a quien había conocido en la cárcel de Valdemoro (Madrid) y con el que había mantenido una relación sentimental.

14 septiembre, 2018

El acusado de 73 años, ya había sido condenado en el año 1997 a un total de 96 años de cárcel por ocho delitos de violación cometidos contra menores de 12 años.

 

En Alicante un pederasta aceptó ser condenado a 18 años de cárcel, después de haber cumplido ya 20 años por los mismos delitos- después de abusar sexualmente de dos menores (uno de ellos discapacitado), intentarlo con otros dos, y fotografiar a un quinto.

Según ha informado su abogado, Vicente Pérez, al término de la vista, celebrada a puerta cerrada en la Sección Segunda de la Audiencia de Alicante, el máximo efectivo de cumplimiento de esa nueva pena quedará fijado en 15 años de prisión.

El acusado, de 73 años, ya había sido condenado en el año 1997 a un total de 96 años de cárcel (con un límite de 30) por ocho delitos de violación cometidos contra menores de 12 años.

Sin embargo, el recluso fue excarcelado en noviembre el año 2013 en aplicación de las redenciones de pena que contemplaba el anterior Código Penal.

El acusado reincidió a partir del verano del año 2015 con otras cinco víctimas, tal y como él mismo ha reconocido ahora, al refrendar íntegramente el escrito de acusación de la Fiscalía.

Te puede interesar: A prisión pederasta de 72 años por abuso sexual a su nieta

 

Con regalos seducía a sus victimas

La primera de sus víctimas fue un menor de 15 años con una discapacidad mental al que agasajó con diversos regalos como una tostadora, una estufa o dos teléfonos móviles, entre otros. También le entregó pequeñas cantidades de dinero en efectivo, de entre 5 y 20 euros, y le recargó las tarjetas prepago de su móvil.

De esta manera, consiguió que acudiera de dos a tres veces por semana a su domicilio, en la calle Inmaculada del Pla de Alicante, donde presuntamente le fotografió y realizó tocamientos, masturbaciones y felaciones.

El adolescente presenta indicadores de un trastorno por estrés postraumático, depresión y ansiedad, por los que el fiscal del caso pide que sea indemnizado con 9.000 euros. El pederasta también ha admitido los abusos cometidos en enero del año 2016 contra otro niño, de 12 años, al que había conocido en un parque y le había obsequiado con refrescos y patatas fritas.

A este menor lo atrajo a su domicilio, donde le tocó supuestamente el pene varias veces, mediante engaños, tras decirle que podría mantener relaciones sexuales con unas chicas que eran vecinas suyas. Del mismo modo, trató de mantener encuentros sexuales con otros dos menores, de 14 y 16 años, a los que conoció en diferentes redes sociales entre diciembre de 2015 y febrero de 2016.

En ambos casos, siempre según su propia confesión, obtuvo fotografías de las víctimas desnudas y de sus órganos sexuales, tras prometerles regalos y dinero, pero no logró sus propósitos. Por último, el pederasta fotografió presuntamente en actitudes sexuales durante agosto del año 2015 a un niño de 6 años que estaba pasando unos días de vacaciones en su casa.

Ese pequeño era hijo de la pareja de un amigo suyo a quien había conocido en la cárcel de Valdemoro (Madrid) y con el que había mantenido una relación sentimental.

Sugerencias
Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Tips para dormir mejor en estos tiempos de locos

 Solo el 30% de los españoles duerme entre siete y nueve horas seguidas que es el rango perfecto para dar […]

Mitos del cerebro que muchas personas creen

 El cerebro funciona como un ordenador   Existe muchos mitos en cuanto al cerebro, ¿Qué solo usamos el 10 % […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *