El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

@12 de diciembre, Día Internacional de la Neutralidad

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse.

 

En España, según diferentes médicos, una de las enfermedades más comunes que padecen los pequeños de la casa es la gastroenteritis, por ello nos dimos la tarea de investigar y recopilar fáciles, pero vitales, consejos para tratar esta enfermedad, que se roba las lágrimas de nuestros hijos, nietos, sobrinos o hermanitos, entre otros.

  1. Hidratación continúa. Los niños deben tomar la mayor cantidad de agua cuando tengan gastroenteritis. Durante los episodios más agudos del padecimiento los niños deben consumir la mayor cantidad de líquido para recuperar el que pierden.

       2. Evitar bebidas isotónicas. Los pequeñitos deben tomar sueros de rehidratación oral para evitar la deshidratación. Las bebidas isotónicas están pensadas solamente para adultos durante la práctica deportivo, por lo cual no son recomendable para los pequeños.

       3.  Inicia alimentación habitual en la primera oportunidad. Nuestros hijos deben volver a su alimentación en la primera de cambios. Esto suele pasar cuando el apetito vuelve. Deben evitarse periodos de pausa o de ayuno ni una dieta astringente. Con el paso de las horas y la recuperación, el niño irá pidiendo más alimento hasta sentirse con su estómago lleno.

       4.  Continúa dando el pecho o el biberón. La lactancia no debe detenerse, repitamos, la lactancia no debe detenerse, algunas madres suelen decirle que no al pecho cuando el pequeño está enfermo, sin embargo eso es contraproducente y puede agravar el estado del pequeño.

      5. Su cuerpo habla con por él. El adulto, padre o protector del pequeño debe estar al pendiente de los cambios físicos del niño. Su cuerpo hablará por él, y si tiene los labios y la boca seca, el niño estará deshidratado. Así mismo tienen que estar pendiente de las veces que va al baño. Sus ojos también te dirán que tan mal o bien está el menor.

      6. Tomar los probióticos necesarios. Si de ellos se trata, los mejores son los que te recomienden tu farmacéutico de confianza.

       7.  Medicinas sí, únicamente si son necesarias. Los médicos señalan que no existe tal cosa como la “medicación milagrosa” para la gastroenteritis vírica, por lo cual consideran que el niño debe consumir un medicamento si únicamente lo necesita, de lo contrario no, padre, representante o responsable, únicamente mediquen a sus hijos si es necesario y el pediatra lo recomienda.

 

Te podría interesar: La esperanza de vida en España mejora con la alimentación

 

     8. Higiene ante todo. Para la posterior cura del menor, el higiene es vital. Enseña a tu pequeño a lavarse las manos cuidadosamente con agua tibia, jabón, entre otros, durante al menos quince segundos, después de ir al baño y antes de alimentarse. Este hábito hará de tu hijo el pequeño más sano del colegio.

       9. Escuela únicamente cuando esté mejor. Por el bien de sus compañeros, amigos y por la de él mismo, los niños deben retomar las clases únicamente cuando se sientan mejor. De lo contrario la pasará verdaderamente mal en el colegio y corre el riesgo de contagiar a sus compañeros.

       10. Pediatra si los síntomas persisten con el tiempo. Agotados todos los tratamientos caseros, los padres deben ir al pediatra. No aconsejamos antes acudir al médico porque en la mayoría de los casos de gastroenteritis infantil, la enfermedad pasa sola con los días, pero sí en quince días el niño sigue enfermo lo mejor es ir al doctor para prevenir males mayores.

¿Qué es la gastroenteritis?

Hablamos de como cuidar una gastroenteritis, pero no que es como tal esta enfermedad. Según diversos médicos, conocemos como gastroenteritis infantil el trastorno digestivo más frecuente entre niños y jóvenes.

Su característico más común es la diarrea, pero puede ir acompañada de vómitos, fiebre y dolor abdominal.  

Según, el médico de Cinfa Julio Maset, otra característica común es que se propaga con facilidad, gran facilidad, entre niños debido a su manera de relacionarse y de jugar entre ellos.

“Los niños son más proclives a contagiarse entre ellos, debido a su manera relacionarse y de jugar, en la que hay mucho contacto físico. También el hecho de que compartan a menudo sus cosas dentro del aula o los cubiertos y utensilios en el comedor escolar influye en que se propaguen más fácilmente los virus, el tipo de agente infeccioso que con más frecuencia causa esta afección intestinal”, explicó el médico Maset.

13 noviembre, 2018

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse.

 

En España, según diferentes médicos, una de las enfermedades más comunes que padecen los pequeños de la casa es la gastroenteritis, por ello nos dimos la tarea de investigar y recopilar fáciles, pero vitales, consejos para tratar esta enfermedad, que se roba las lágrimas de nuestros hijos, nietos, sobrinos o hermanitos, entre otros.

  1. Hidratación continúa. Los niños deben tomar la mayor cantidad de agua cuando tengan gastroenteritis. Durante los episodios más agudos del padecimiento los niños deben consumir la mayor cantidad de líquido para recuperar el que pierden.

       2. Evitar bebidas isotónicas. Los pequeñitos deben tomar sueros de rehidratación oral para evitar la deshidratación. Las bebidas isotónicas están pensadas solamente para adultos durante la práctica deportivo, por lo cual no son recomendable para los pequeños.

       3.  Inicia alimentación habitual en la primera oportunidad. Nuestros hijos deben volver a su alimentación en la primera de cambios. Esto suele pasar cuando el apetito vuelve. Deben evitarse periodos de pausa o de ayuno ni una dieta astringente. Con el paso de las horas y la recuperación, el niño irá pidiendo más alimento hasta sentirse con su estómago lleno.

       4.  Continúa dando el pecho o el biberón. La lactancia no debe detenerse, repitamos, la lactancia no debe detenerse, algunas madres suelen decirle que no al pecho cuando el pequeño está enfermo, sin embargo eso es contraproducente y puede agravar el estado del pequeño.

      5. Su cuerpo habla con por él. El adulto, padre o protector del pequeño debe estar al pendiente de los cambios físicos del niño. Su cuerpo hablará por él, y si tiene los labios y la boca seca, el niño estará deshidratado. Así mismo tienen que estar pendiente de las veces que va al baño. Sus ojos también te dirán que tan mal o bien está el menor.

      6. Tomar los probióticos necesarios. Si de ellos se trata, los mejores son los que te recomienden tu farmacéutico de confianza.

       7.  Medicinas sí, únicamente si son necesarias. Los médicos señalan que no existe tal cosa como la “medicación milagrosa” para la gastroenteritis vírica, por lo cual consideran que el niño debe consumir un medicamento si únicamente lo necesita, de lo contrario no, padre, representante o responsable, únicamente mediquen a sus hijos si es necesario y el pediatra lo recomienda.

 

Te podría interesar: La esperanza de vida en España mejora con la alimentación

 

     8. Higiene ante todo. Para la posterior cura del menor, el higiene es vital. Enseña a tu pequeño a lavarse las manos cuidadosamente con agua tibia, jabón, entre otros, durante al menos quince segundos, después de ir al baño y antes de alimentarse. Este hábito hará de tu hijo el pequeño más sano del colegio.

       9. Escuela únicamente cuando esté mejor. Por el bien de sus compañeros, amigos y por la de él mismo, los niños deben retomar las clases únicamente cuando se sientan mejor. De lo contrario la pasará verdaderamente mal en el colegio y corre el riesgo de contagiar a sus compañeros.

       10. Pediatra si los síntomas persisten con el tiempo. Agotados todos los tratamientos caseros, los padres deben ir al pediatra. No aconsejamos antes acudir al médico porque en la mayoría de los casos de gastroenteritis infantil, la enfermedad pasa sola con los días, pero sí en quince días el niño sigue enfermo lo mejor es ir al doctor para prevenir males mayores.

¿Qué es la gastroenteritis?

Hablamos de como cuidar una gastroenteritis, pero no que es como tal esta enfermedad. Según diversos médicos, conocemos como gastroenteritis infantil el trastorno digestivo más frecuente entre niños y jóvenes.

Su característico más común es la diarrea, pero puede ir acompañada de vómitos, fiebre y dolor abdominal.  

Según, el médico de Cinfa Julio Maset, otra característica común es que se propaga con facilidad, gran facilidad, entre niños debido a su manera de relacionarse y de jugar entre ellos.

“Los niños son más proclives a contagiarse entre ellos, debido a su manera relacionarse y de jugar, en la que hay mucho contacto físico. También el hecho de que compartan a menudo sus cosas dentro del aula o los cubiertos y utensilios en el comedor escolar influye en que se propaguen más fácilmente los virus, el tipo de agente infeccioso que con más frecuencia causa esta afección intestinal”, explicó el médico Maset.

Sugerencias
¿Pensar podría quemar calorías?

Expertos recomiendan pensar y caminar, pensar y correr, pensar y entrenar, pensar y hacer pesas, para tener una salud adecuada […]

Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

Ideas para cambiar el plástico por otros productos menos dañinos del eco sistema

Todo parte de la imaginación y la conciencia de buscar productos que no causen tanto daño a nuestro planeta.   […]

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *