El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

Cumbre europea culmina con una España abierta a recibir oleadas de migrantes

Berlín ha prometido financiar los gastos generados al entregar migrantes   Tras dos días de reuniones, los 28 países miembros […]

Berlín ha prometido financiar los gastos generados al entregar migrantes

 

Tras dos días de reuniones, los 28 países miembros de la Unión Europea han tomado decisiones acerca del destino de cientos de migrantes que buscan llegar al continente cada año. Aunque no se concretó ninguno de los acuerdos, ya se asoman medidas entre Alemania, Grecia, Francia y España; este último país para muchos salió perjudicado del encuentro, ya que aceptó pactos que benefician más a otros gobiernos. Sin embargo, el presidente Sánchez asegura que asumió una posición “solidaria” sobre todo con Berlín, que ha prometido financiar los gastos generados al entregar migrantes.

España, que estrenó presidente en la cumbre, recibirá, al igual que Grecia, a refugiados que entren a Alemania a través de la frontera con Austria. Esto representa un cambio definitivo en las políticas españolas que vienen de un Gobierno antimigratorio, ahora pasa a aceptar medidas más empáticas con otros Estados. Algunos opinan que esto es un fracaso más del presidente Sánchez, pues el país que lidera sufrió mucho por las medidas tomadas por Angela Merkel durante la crisis española para salvar su gestión de gobierno. En este caso, el primer mandatario no parece tener ningún rencor y aceptó recibir a los irregulares que lleguen a Alemania a cambio de que la canciller costee el traslado de estas personas y apoye económicamente a los dos países del sur de Europa en sus labores con África. Aunque es una decisión definitiva, aún faltan detalles por aclarar, como el número de migrantes que se recibirán.

Sánchez se escuda de la críticas reiterando que la solidaridad con Alemania es lo más importante en este momento y espera que los demás Estados miembros hagan lo mismo cuando España lo necesite.

Merkel ha salido airosa de la situación y logra salvar su gobierno que ha recibido un ultimátum de dos semanas si no logra cerrar los tratos con la Unión Europea para poder aminorar la crisis migratoria que afecta el país, que cabe destacar ha recibido al menos un millón de solicitudes de asilo en los últimos dos años. El ministro del Interior alemán de la Unión Social Cristana (CSU), Horst Seehofer, ha advertido que cerrará por su cuenta las fronteras del país si la canciller no encuentra soluciones. Los pactos de este viernes podrían salvar la cabeza de la alemana.

Por su parte, Francia e Italia, al igual que el resto de la Europa Central y del Norte, han rechazado asumir esta responsabilidad. Es decir que España con Grecia toman la batuta de los centros de acogida y podrían recibir la mayor cantidad de inmigrantes.

Te podría interesar: Europa sigue en busca de soluciones ante crisis migratoria en la cumbre de Bruselas

¿España necesita migrantes?

Quizás se sienta terror al imaginar a una oleada de migrantes llegando a España en sus pateras desde Marruecos. Sin embargo, muchos aseguran que los refugiados podrían salvar a España, pues el país no ha generado saldos positivos en las tasas de natalidad, además ha arrojado cifras muy altas de mortalidad en los últimos años.

En un análisis sobre las pensiones en España, titulado “Retos más allá de la sostenibilidad financiera”, el Fondo Monetario Internacional (FMI) considera que España necesita acoger más inmigrantes para compensar el número de jubilados que se espera en los próximos años.

España registró el número más alto de defunciones de la serie histórica que arrancó en 1976, 423.643 personas en 2017, según los datos provisionales del Movimiento Natural de la Población publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) durante el primer trimestre del año 2018, lo que supone un 2,3% más que en 2016. La tasa bruta de mortalidad se situó en 9,1 defunciones por cada mil habitantes. Durante el año pasado, en España murieron más personas de las que nacieron, más de 31.000 de diferencia. Además, las estadísticas registran 391.930 nacimientos, un 4,5% menos que en 2016. El crecimiento vegetativo de la población española fue negativo en 2017, con una diferencia entre nacimientos y muertes de residentes de -31.245.

Esto nos lleva a una dura conclusión: España podría necesitar a los inmigrantes para afrontar los retos de la sociedad actual. Claro está, esto resultaría en la medida que el Gobierno aplique las políticas correctas durante la acogida de irregulares.

30 junio, 2018

Berlín ha prometido financiar los gastos generados al entregar migrantes

 

Tras dos días de reuniones, los 28 países miembros de la Unión Europea han tomado decisiones acerca del destino de cientos de migrantes que buscan llegar al continente cada año. Aunque no se concretó ninguno de los acuerdos, ya se asoman medidas entre Alemania, Grecia, Francia y España; este último país para muchos salió perjudicado del encuentro, ya que aceptó pactos que benefician más a otros gobiernos. Sin embargo, el presidente Sánchez asegura que asumió una posición “solidaria” sobre todo con Berlín, que ha prometido financiar los gastos generados al entregar migrantes.

España, que estrenó presidente en la cumbre, recibirá, al igual que Grecia, a refugiados que entren a Alemania a través de la frontera con Austria. Esto representa un cambio definitivo en las políticas españolas que vienen de un Gobierno antimigratorio, ahora pasa a aceptar medidas más empáticas con otros Estados. Algunos opinan que esto es un fracaso más del presidente Sánchez, pues el país que lidera sufrió mucho por las medidas tomadas por Angela Merkel durante la crisis española para salvar su gestión de gobierno. En este caso, el primer mandatario no parece tener ningún rencor y aceptó recibir a los irregulares que lleguen a Alemania a cambio de que la canciller costee el traslado de estas personas y apoye económicamente a los dos países del sur de Europa en sus labores con África. Aunque es una decisión definitiva, aún faltan detalles por aclarar, como el número de migrantes que se recibirán.

Sánchez se escuda de la críticas reiterando que la solidaridad con Alemania es lo más importante en este momento y espera que los demás Estados miembros hagan lo mismo cuando España lo necesite.

Merkel ha salido airosa de la situación y logra salvar su gobierno que ha recibido un ultimátum de dos semanas si no logra cerrar los tratos con la Unión Europea para poder aminorar la crisis migratoria que afecta el país, que cabe destacar ha recibido al menos un millón de solicitudes de asilo en los últimos dos años. El ministro del Interior alemán de la Unión Social Cristana (CSU), Horst Seehofer, ha advertido que cerrará por su cuenta las fronteras del país si la canciller no encuentra soluciones. Los pactos de este viernes podrían salvar la cabeza de la alemana.

Por su parte, Francia e Italia, al igual que el resto de la Europa Central y del Norte, han rechazado asumir esta responsabilidad. Es decir que España con Grecia toman la batuta de los centros de acogida y podrían recibir la mayor cantidad de inmigrantes.

Te podría interesar: Europa sigue en busca de soluciones ante crisis migratoria en la cumbre de Bruselas

¿España necesita migrantes?

Quizás se sienta terror al imaginar a una oleada de migrantes llegando a España en sus pateras desde Marruecos. Sin embargo, muchos aseguran que los refugiados podrían salvar a España, pues el país no ha generado saldos positivos en las tasas de natalidad, además ha arrojado cifras muy altas de mortalidad en los últimos años.

En un análisis sobre las pensiones en España, titulado “Retos más allá de la sostenibilidad financiera”, el Fondo Monetario Internacional (FMI) considera que España necesita acoger más inmigrantes para compensar el número de jubilados que se espera en los próximos años.

España registró el número más alto de defunciones de la serie histórica que arrancó en 1976, 423.643 personas en 2017, según los datos provisionales del Movimiento Natural de la Población publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) durante el primer trimestre del año 2018, lo que supone un 2,3% más que en 2016. La tasa bruta de mortalidad se situó en 9,1 defunciones por cada mil habitantes. Durante el año pasado, en España murieron más personas de las que nacieron, más de 31.000 de diferencia. Además, las estadísticas registran 391.930 nacimientos, un 4,5% menos que en 2016. El crecimiento vegetativo de la población española fue negativo en 2017, con una diferencia entre nacimientos y muertes de residentes de -31.245.

Esto nos lleva a una dura conclusión: España podría necesitar a los inmigrantes para afrontar los retos de la sociedad actual. Claro está, esto resultaría en la medida que el Gobierno aplique las políticas correctas durante la acogida de irregulares.

Sugerencias
Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Tips para dormir mejor en estos tiempos de locos

 Solo el 30% de los españoles duerme entre siete y nueve horas seguidas que es el rango perfecto para dar […]

Mitos del cerebro que muchas personas creen

 El cerebro funciona como un ordenador   Existe muchos mitos en cuanto al cerebro, ¿Qué solo usamos el 10 % […]

Los alimentos orgánicos ayudan a mejorar la salud de personas

Estudios apuntan a que la ingesta de alimentos orgánicos pueden reducir en un 25% los riesgos de cáncer   La […]

Discusión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *