El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

@12 de diciembre, Día Internacional de la Neutralidad

Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras necesidades diarias de energía y nutrimentos.

 

Solo 3 de cada 10 personas entre 65 y 74 años realiza la primera comida del día, el desayuno, de una forma equilibrada, es decir, cereales, fruta, proteína y lácteo. Los expertos afirman que es la comida más importante para el ser humano en el día, porque es la forma de afrontar con energía las actividades a ejecutar.

Muchas de las personas mayores no tienen en su práctica diaria el desayuno, le atribuye la ausencia de hambre, a pesar que el 85 % considera que es necesario y es saludable. Y el 92 % de las personas mayores de 65 años que tienen el desayuno como una rutina diaria, nunca se lo salta.

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras necesidades diarias de energía y nutrimentos.

Desafortunadamente, este es un tiempo de comida que la mayoría de los adultos hacemos un lado ya sea por las prisas, porque no tenemos apetito, o estamos intentando bajar de peso. Según datos de Estados Unidos y Europa (Haines, Guilkey, & Popkin, 1996) aproximadamente el 20 % de su población no desayuna diariamente. Este mal hábito se incrementa con la edad, cerca de un 30 % de adultos entre 18 y 35 años no acostumbran desayunar.

Igualmente, 2 de cada 3 personas mayores de 65 años estiman que una fruta fresca es parte del desayuno ideal, sólo el 35 % la consumen en la primera comida del día. En relación con los zumos naturales, cerca del 80 % cree que éstos deben formar parte del desayuno, a pesar que sólo el 43 % los incluye, sólo un 10 % incluye las hortalizas.

 

Te puede interesar: ¿Son una opción saludable los zumos de las frutas naturales?

 

Para los expertos, el desayuno ideal debe incluir un alimento integral del grupo de los cereales, entre los cuales están los panes o cereales con poco azúcar, además de una fruta, la proteína que incluye los huevos, pescados, carne, las grasas buenas como los frutos secos o aceite de oliva y los lácteos, donde se recomienda que sea bajo en grasa.

Según la Academy of Nutrition and Dietetics, afirman que desayunar le permite a tu cuerpo reponer la reserva de glucógeno (nuestra reserva de energía), después del ayuno de la noche. Para que esto suceda, nuestro desayuno deberá incluir granos enteros, alimentos de origen animal bajos en grasa (como el pollo, pavo o huevo), y frutas y verduras frescas. Estos alimentos ricos en nutrimientos, te darán la energía necesaria para llevar a cabo tus actividades diarias.

Las personas mayores consumen mayormente en sus alimentos, infusiones, (café o té), lácteos bajos en grasa, el pan (integral o blanco) con aceite de oliva y esporádicamente fruta fresca o zumos naturales.

Por otra parte, el tiempo para desayunar aumenta con la edad, más del 60 % de las personas mayores le dedican entre 10 y 20 minutos. Asimismo, las personas entre 55 y 74 años son las que dedican más minutos a las comidas en familia.

Asimismo, las personas mayores se preparan ellos mismos el desayuno, también lo hacen con su pareja entre las 6 y las 10 de mañana y el 97 % de los casos desayunan en casa.

 

12 noviembre, 2018

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras necesidades diarias de energía y nutrimentos.

 

Solo 3 de cada 10 personas entre 65 y 74 años realiza la primera comida del día, el desayuno, de una forma equilibrada, es decir, cereales, fruta, proteína y lácteo. Los expertos afirman que es la comida más importante para el ser humano en el día, porque es la forma de afrontar con energía las actividades a ejecutar.

Muchas de las personas mayores no tienen en su práctica diaria el desayuno, le atribuye la ausencia de hambre, a pesar que el 85 % considera que es necesario y es saludable. Y el 92 % de las personas mayores de 65 años que tienen el desayuno como una rutina diaria, nunca se lo salta.

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras necesidades diarias de energía y nutrimentos.

Desafortunadamente, este es un tiempo de comida que la mayoría de los adultos hacemos un lado ya sea por las prisas, porque no tenemos apetito, o estamos intentando bajar de peso. Según datos de Estados Unidos y Europa (Haines, Guilkey, & Popkin, 1996) aproximadamente el 20 % de su población no desayuna diariamente. Este mal hábito se incrementa con la edad, cerca de un 30 % de adultos entre 18 y 35 años no acostumbran desayunar.

Igualmente, 2 de cada 3 personas mayores de 65 años estiman que una fruta fresca es parte del desayuno ideal, sólo el 35 % la consumen en la primera comida del día. En relación con los zumos naturales, cerca del 80 % cree que éstos deben formar parte del desayuno, a pesar que sólo el 43 % los incluye, sólo un 10 % incluye las hortalizas.

 

Te puede interesar: ¿Son una opción saludable los zumos de las frutas naturales?

 

Para los expertos, el desayuno ideal debe incluir un alimento integral del grupo de los cereales, entre los cuales están los panes o cereales con poco azúcar, además de una fruta, la proteína que incluye los huevos, pescados, carne, las grasas buenas como los frutos secos o aceite de oliva y los lácteos, donde se recomienda que sea bajo en grasa.

Según la Academy of Nutrition and Dietetics, afirman que desayunar le permite a tu cuerpo reponer la reserva de glucógeno (nuestra reserva de energía), después del ayuno de la noche. Para que esto suceda, nuestro desayuno deberá incluir granos enteros, alimentos de origen animal bajos en grasa (como el pollo, pavo o huevo), y frutas y verduras frescas. Estos alimentos ricos en nutrimientos, te darán la energía necesaria para llevar a cabo tus actividades diarias.

Las personas mayores consumen mayormente en sus alimentos, infusiones, (café o té), lácteos bajos en grasa, el pan (integral o blanco) con aceite de oliva y esporádicamente fruta fresca o zumos naturales.

Por otra parte, el tiempo para desayunar aumenta con la edad, más del 60 % de las personas mayores le dedican entre 10 y 20 minutos. Asimismo, las personas entre 55 y 74 años son las que dedican más minutos a las comidas en familia.

Asimismo, las personas mayores se preparan ellos mismos el desayuno, también lo hacen con su pareja entre las 6 y las 10 de mañana y el 97 % de los casos desayunan en casa.

 

Sugerencias
¿Pensar podría quemar calorías?

Expertos recomiendan pensar y caminar, pensar y correr, pensar y entrenar, pensar y hacer pesas, para tener una salud adecuada […]

Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

Ideas para cambiar el plástico por otros productos menos dañinos del eco sistema

Todo parte de la imaginación y la conciencia de buscar productos que no causen tanto daño a nuestro planeta.   […]

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *