El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

Del azul al negro: el cielo de Nepal pierde su color y la vida de los nepalíes se vuelve gris.

Ante tanta contaminación la tuberculosis y enfermedades crónicas como el EPOC siguen cobrando vidas en Nepal.   El aire, el […]

Ante tanta contaminación la tuberculosis y enfermedades crónicas como el EPOC siguen cobrando vidas en Nepal.

 

El aire, el oxígeno de nuestro cuerpo cada día se ve más contaminado por los gases que emiten los vehículos, las grandes industrias expulsan exorbitantes cantidades de monóxido, entre otras causas, la contaminación de nuestro ambiente se hace de manera diaria y aunque hay quienes luchan por tratar de frenar esta catástrofe, son más los agentes contaminantes.

La mayor preocupación es el aumento de enfermedades respiratorias por causa de la contaminación, son muchos los casos en el mundo de muertes por insuficiencias respiratorias o trastornos causados por la contaminación ambiental.

En Nepal, una nube negra cubre los cielos de este país, allí la contaminación es tan fuerte que los casos diarios de enfermedades respiratorias son cada vez mayores, afectando a la población más débil que son los niños y personas mayores.

Entre los principales causantes de la contaminación son el monóxido de los vehículos, el humo que generan las tradicionales fábricas de ladrillos y las quemas de  residuos, estos resultados son según un estudio realizado por el Gobierno Nepalí.

Pero, ¿dónde quedan los controles y las acciones para frenar esta contaminación?, al respecto no hay respuestas concretas, todo sigue igual, se ve a las personas con mascarillas en las calles para evitar absorber un poco tanto aire contaminado, los hospitales con personas tratándose sus enfermedades respiratorias, mientras que otras siguen con su vida sin prever los riesgos de no cuidarse.

Sin medidas ni controles

El asesor del programa ONU hábitat, sugirió ciertas formas de parar un poco con la contaminación como lo es: prohibir la circulación de todos los vehículos que no pasen por el control de polución, no importa lo viejos sean, ya que existen una normativa, aunque poco efectiva que prohíbe la circulación de todos los vehículos  que no pasen este control.

Otra recomendación es eliminar la producción de ladrillos en fábricas antiguas, tradicionales, ya que éstas emiten mucho humo altamente contaminante, que aunque esto representaría mucho gasto,  sería una gran inversión modernizar las empresas, pues la salud de la población sería la ganancia mayor.

No hay controles sanitarios tampoco para evitar que las personas pasen por controles específicos cuando van a visitar a sus familiares, lo que podría afectar a las personas en estado más delicado, pues suelen estar más débiles durante la enfermedad.

 

Te podría interesar: Grandes ciudades, grandes medidas anticontaminantes

 

Una gran mayoría de nepalíes sufre de enfermedades crónicas como el EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) y la tuberculosis, quienes deben recibir tratamiento, que por lo general dura entre 6 y 24 meses, dependiendo del cumplimento del tratamiento.

La Organización Mundial de la Salud, recomienda una Terapia Directamente Observada TDO, donde el médico debe estar pendiente para que el paciente tome los tratamientos debidamente, así será más eficaz su recuperación.  Si se cumple con el TDO el tiempo de recuperación puede ser del menor tiempo posible.

Según la OMS el número de muertes en Nepal por la tuberculosis es de 23 por cada 100.000 habitantes durante el 2017, para este año ya van registrados 31.764 casos.  No hay controles ni normativas para frenar este gran problema, la mayoría opta por tratamientos tradicionales muy poco efectivos.

 

22 octubre, 2018

Ante tanta contaminación la tuberculosis y enfermedades crónicas como el EPOC siguen cobrando vidas en Nepal.

 

El aire, el oxígeno de nuestro cuerpo cada día se ve más contaminado por los gases que emiten los vehículos, las grandes industrias expulsan exorbitantes cantidades de monóxido, entre otras causas, la contaminación de nuestro ambiente se hace de manera diaria y aunque hay quienes luchan por tratar de frenar esta catástrofe, son más los agentes contaminantes.

La mayor preocupación es el aumento de enfermedades respiratorias por causa de la contaminación, son muchos los casos en el mundo de muertes por insuficiencias respiratorias o trastornos causados por la contaminación ambiental.

En Nepal, una nube negra cubre los cielos de este país, allí la contaminación es tan fuerte que los casos diarios de enfermedades respiratorias son cada vez mayores, afectando a la población más débil que son los niños y personas mayores.

Entre los principales causantes de la contaminación son el monóxido de los vehículos, el humo que generan las tradicionales fábricas de ladrillos y las quemas de  residuos, estos resultados son según un estudio realizado por el Gobierno Nepalí.

Pero, ¿dónde quedan los controles y las acciones para frenar esta contaminación?, al respecto no hay respuestas concretas, todo sigue igual, se ve a las personas con mascarillas en las calles para evitar absorber un poco tanto aire contaminado, los hospitales con personas tratándose sus enfermedades respiratorias, mientras que otras siguen con su vida sin prever los riesgos de no cuidarse.

Sin medidas ni controles

El asesor del programa ONU hábitat, sugirió ciertas formas de parar un poco con la contaminación como lo es: prohibir la circulación de todos los vehículos que no pasen por el control de polución, no importa lo viejos sean, ya que existen una normativa, aunque poco efectiva que prohíbe la circulación de todos los vehículos  que no pasen este control.

Otra recomendación es eliminar la producción de ladrillos en fábricas antiguas, tradicionales, ya que éstas emiten mucho humo altamente contaminante, que aunque esto representaría mucho gasto,  sería una gran inversión modernizar las empresas, pues la salud de la población sería la ganancia mayor.

No hay controles sanitarios tampoco para evitar que las personas pasen por controles específicos cuando van a visitar a sus familiares, lo que podría afectar a las personas en estado más delicado, pues suelen estar más débiles durante la enfermedad.

 

Te podría interesar: Grandes ciudades, grandes medidas anticontaminantes

 

Una gran mayoría de nepalíes sufre de enfermedades crónicas como el EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) y la tuberculosis, quienes deben recibir tratamiento, que por lo general dura entre 6 y 24 meses, dependiendo del cumplimento del tratamiento.

La Organización Mundial de la Salud, recomienda una Terapia Directamente Observada TDO, donde el médico debe estar pendiente para que el paciente tome los tratamientos debidamente, así será más eficaz su recuperación.  Si se cumple con el TDO el tiempo de recuperación puede ser del menor tiempo posible.

Según la OMS el número de muertes en Nepal por la tuberculosis es de 23 por cada 100.000 habitantes durante el 2017, para este año ya van registrados 31.764 casos.  No hay controles ni normativas para frenar este gran problema, la mayoría opta por tratamientos tradicionales muy poco efectivos.

 

Sugerencias
Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

Ideas para cambiar el plástico por otros productos menos dañinos del eco sistema

Todo parte de la imaginación y la conciencia de buscar productos que no causen tanto daño a nuestro planeta.   […]

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *