El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

El aceite de oliva como combustible para tener una vida más sana y larga

En España y en países vecinos como Italia o Grecia su consumo es diario y en cantidades relativamente elevadas (se […]

En España y en países vecinos como Italia o Grecia su consumo es diario y en cantidades relativamente elevadas (se calculan unos 13 litros al año por persona)

 

Se cree que tomar una cucharada o un vasito de aceite de oliva en ayunas ayuda a mejorar el funcionamiento del aparato digestivo, reduce la formación de cálculos biliares y ayuda a disolver y expulsar las piedras del riñón, adelgaza e incluso puede ser útil para dejar de fumar o como medio natural para combatir la resaca.

Aunque en España y en países vecinos como Italia o Grecia su consumo es diario y en cantidades relativamente elevadas (se calculan unos 13 litros al año por persona), en otros como Gran Bretaña o EE.UU. apenas se alcanza el litro anual de aceite por ciudadano.

Pese a que numerosos estudios lo han calificado de ser poco saludable por ser alto en calorías (como todas las grasas), lo cierto es que las poblaciones en las que se consumen mayores cantidades de aceite de oliva –concentradas especialmente en el sur de Europa– viven más tiempo y sufren menos enfermedades de corazón.

El aceite de oliva es muy rico en polifenoles, sustancias antioxidantes que protegen las membranas celulares y el ADN frente a la acción nociva de los radicales libres. Además, el hecho de tomar el aceite de oliva en ayunas inhibe la reproducción de células cancerígenas en el colon.

Te puede interesar: Mujeres africanas ocupan la etiqueta de cerca de 200.000 botellas de aceite

 

Mantiene depurado el sistema digestivo:

Tomar aceite de olivo en ayunas, cuando se trata de un aceite de oliva virgen extra, ayuda a limpiar el hígado, el páncreas y la vesícula biliar, previniendo la formación de cálculos y favoreciendo las importantes funciones del hígado, entre las cuales se debe destacar la digestión de las grasas y depuración del organismo.

Te ayuda a perder peso:

El aceite de oliva en ayunas favorece la depuración del organismo, previene la retención de líquidos y al tratarse de una sustancia grasa retrasa el vaciado gástrico, permitiendo que la sensación de hambre tarde más tiempo en aparecer. Además, una cucharada sopera de aceite de oliva aporta aproximadamente 40 calorías, por lo tanto, no es incompatible en una dieta hipocalórica para perder peso.

Protege el sistema cardiovascular:

Con solamente tomar una cucharada de aceite de oliva en ayunas disfrutarás de una mejor salud cardiovascular debido a las grasas saludables que este contiene. Además, en el contexto de una dieta saludable, como es la dieta mediterránea, el aceite de oliva puede ayudarte a disminuir la grasa abdominal, que se acumula en forma de molesta barriga y que está directamente relacionada con el riesgo cardiovascular.

Cuida tu ánimo durante todo el día:

El aceite de oliva aporta grasas saludables que son imprescindibles para un adecuado funcionamiento del sistema nervioso central y contribuyen a la síntesis de neurotransmisores esenciales para mantener un estado de ánimo equilibrado.

Mejora las molestias articulares y musculares:

Gracias a las extraordinarias grasas que aporta el aceite de oliva virgen extra, la joya más destacada de la dieta mediterránea, se logra un efecto anti inflamatorio y analgésico en el organismo, que puede ayudar a disminuir las molestias musculares y articulares que se asocian a diversas enfermedades, así como a la práctica de ejercicio físico habitual.

Mantiene regulado tu tránsito intestinal:

El aceite de oliva es uno de los mejores lubricantes para el tracto gastrointestinal, por ello no solo combate la acidez estomacal, sino que además favorece el tránsito intestinal. Con ello se logra prevenir de forma natural el estreñimiento y además disminuir el riesgo de cáncer de colon ya que se estimula la eliminación de toxinas que pudieran acumularse en los intestinos.

Todas las curas medicinales y naturales destinadas a la revitalización del organismo y la restauración de la salud suelen tomarse en ayunas, ya que entonces su efectividad se ve aumentada y los beneficios se observan a los pocos días siempre que la cura se lleve a cabo de forma constante.

 

28 septiembre, 2018

En España y en países vecinos como Italia o Grecia su consumo es diario y en cantidades relativamente elevadas (se calculan unos 13 litros al año por persona)

 

Se cree que tomar una cucharada o un vasito de aceite de oliva en ayunas ayuda a mejorar el funcionamiento del aparato digestivo, reduce la formación de cálculos biliares y ayuda a disolver y expulsar las piedras del riñón, adelgaza e incluso puede ser útil para dejar de fumar o como medio natural para combatir la resaca.

Aunque en España y en países vecinos como Italia o Grecia su consumo es diario y en cantidades relativamente elevadas (se calculan unos 13 litros al año por persona), en otros como Gran Bretaña o EE.UU. apenas se alcanza el litro anual de aceite por ciudadano.

Pese a que numerosos estudios lo han calificado de ser poco saludable por ser alto en calorías (como todas las grasas), lo cierto es que las poblaciones en las que se consumen mayores cantidades de aceite de oliva –concentradas especialmente en el sur de Europa– viven más tiempo y sufren menos enfermedades de corazón.

El aceite de oliva es muy rico en polifenoles, sustancias antioxidantes que protegen las membranas celulares y el ADN frente a la acción nociva de los radicales libres. Además, el hecho de tomar el aceite de oliva en ayunas inhibe la reproducción de células cancerígenas en el colon.

Te puede interesar: Mujeres africanas ocupan la etiqueta de cerca de 200.000 botellas de aceite

 

Mantiene depurado el sistema digestivo:

Tomar aceite de olivo en ayunas, cuando se trata de un aceite de oliva virgen extra, ayuda a limpiar el hígado, el páncreas y la vesícula biliar, previniendo la formación de cálculos y favoreciendo las importantes funciones del hígado, entre las cuales se debe destacar la digestión de las grasas y depuración del organismo.

Te ayuda a perder peso:

El aceite de oliva en ayunas favorece la depuración del organismo, previene la retención de líquidos y al tratarse de una sustancia grasa retrasa el vaciado gástrico, permitiendo que la sensación de hambre tarde más tiempo en aparecer. Además, una cucharada sopera de aceite de oliva aporta aproximadamente 40 calorías, por lo tanto, no es incompatible en una dieta hipocalórica para perder peso.

Protege el sistema cardiovascular:

Con solamente tomar una cucharada de aceite de oliva en ayunas disfrutarás de una mejor salud cardiovascular debido a las grasas saludables que este contiene. Además, en el contexto de una dieta saludable, como es la dieta mediterránea, el aceite de oliva puede ayudarte a disminuir la grasa abdominal, que se acumula en forma de molesta barriga y que está directamente relacionada con el riesgo cardiovascular.

Cuida tu ánimo durante todo el día:

El aceite de oliva aporta grasas saludables que son imprescindibles para un adecuado funcionamiento del sistema nervioso central y contribuyen a la síntesis de neurotransmisores esenciales para mantener un estado de ánimo equilibrado.

Mejora las molestias articulares y musculares:

Gracias a las extraordinarias grasas que aporta el aceite de oliva virgen extra, la joya más destacada de la dieta mediterránea, se logra un efecto anti inflamatorio y analgésico en el organismo, que puede ayudar a disminuir las molestias musculares y articulares que se asocian a diversas enfermedades, así como a la práctica de ejercicio físico habitual.

Mantiene regulado tu tránsito intestinal:

El aceite de oliva es uno de los mejores lubricantes para el tracto gastrointestinal, por ello no solo combate la acidez estomacal, sino que además favorece el tránsito intestinal. Con ello se logra prevenir de forma natural el estreñimiento y además disminuir el riesgo de cáncer de colon ya que se estimula la eliminación de toxinas que pudieran acumularse en los intestinos.

Todas las curas medicinales y naturales destinadas a la revitalización del organismo y la restauración de la salud suelen tomarse en ayunas, ya que entonces su efectividad se ve aumentada y los beneficios se observan a los pocos días siempre que la cura se lleve a cabo de forma constante.

 

Sugerencias
Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Tips para dormir mejor en estos tiempos de locos

 Solo el 30% de los españoles duerme entre siete y nueve horas seguidas que es el rango perfecto para dar […]

Mitos del cerebro que muchas personas creen

 El cerebro funciona como un ordenador   Existe muchos mitos en cuanto al cerebro, ¿Qué solo usamos el 10 % […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *