El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

El cambio climático también podría dejarnos sin alimento proveniente del mar

Los peces emigran por el aumento de la temperatura marina   Las grandes emisiones de dióxido de carbono a la […]

Los peces emigran por el aumento de la temperatura marina

 

Las grandes emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera siguen aumentando las temperaturas de los mares y los peces, en su afán por sobrevivir se desplazan en busca de un mejor ambiente. Esto deja desprovistas las zonas exclusivas de pesca, determinadas en varios países del mundo para proveer de alimento a la población y hace realidad una de las exposiciones más duras de la Agencia de la Organización de Naciones Unidas para la alimentación y la agricultura (FAO) cuando explica que la alteración de los patrones del clima por el calentamiento global es uno de los principales motivos del repunte del hambre en el mundo. La Organización ha presentado esta semana un estudio con el que describe la manera en la que están muriendo ríos, lagos y mares.

Un país costero tiene unas 200 millas de costa para la explotación de la pesca y la obtención de los productos podría bajar en un 12 % para el año 2050, según las predicciones de la FAO, que ve urgente la toma de decisiones para terminar con las emisiones de gases de efecto invernadero pues de ello dependerá que la pesca siga dando sus frutos.

¿A dónde emigran los peces?

Cuando se habla de las zonas en peligro por estos bruscos cambios en la temperatura de los mares y la huida de los peces, no se define un solo país o región. Desde países tropicales como Ecuador hasta naciones insulares como Micronesia o Palaos, conocerán las consecuencias. Europa tampoco se libra del problema, pues la FAO indica que España o Francia también podrían generar menos producción marítima.

Mientras tanto, hay quienes vivirán un cambio positivo por la llegada de los peces que buscan climas fríos. Noruega, Rusia, Canadá encontrarán más producción en sus aguas que los bancos de peces sentirán refrescantes. “Habrá cambios en la distribución y especies cada vez más transfronterizas que obligarán a negociar más” predice Manuel Barange, director de la FAO.

Lo irónico del asunto es que muchas de las zonas a las que llegarán los peces no incluyen la pesca como una práctica relevante en el desarrollo de la economía. Algo que no pasa en los países más afectados que si posicionan las pesquerías como muy importantes para el PIB nacional.

Indistintamente de lo que provoque esta particular emigración de peces, cada país tendrá que adaptarse a las nuevas condiciones. Los pequeños Estados insulares en desarrollo tendrán que esforzarse, sobre todo los que dependen de la pesca.

La mala jugada del clima

 La posible falta de peces no es lo único que amenaza al mar y a la acuicultura. En los últimos años, los cambios climáticos se han traducido en tormentas cada vez más frecuencias y tifones que se llevan todo por delante. En Fiyi, “el último huracán puso en peligro sus medios de vida, y podría llevar más de 10 años recuperarse” expuso Netani Tavaga, representante del Ministerio de Pesca en el país del pacífico sur.

En este sentido, la FAO recomienda en el informe que se trabaje en el reforzamiento de las estructuras destinadas a la pesca y producción para que puedan resistir los cambios meteorológicos. Todo un reto para los países costeros más pobres.

Pesca continental

Los lagos y ríos también están incluidos en el informe como formaciones de agua que podrían afectarse debido a los efectos sobre la pesca continental de la que dependen algunos países como India, Bangladés, Nigeria, Tanzania o República Democrática del Congo, todos catalogados como los más pobres y hambrientos del mundo.

Una muestra de lo que sucede es la reducción de 25.000 kilómetros cuadrados en 2.500 desde 1960 a la actualidad de la superficie del lago Chad.

Te podría interesar: Día mundial del medio ambiente: en 30 años habrá más plásticos que peces en el mar

Por otro lado, en la isla Tanzana de Zanzíbar se está dificultando el cultivo de algas marinas por el aumento de la temperatura en los arrecifes de coral que también entorpece el trabajo de los pescadores en el Caribe.

Asimismo, la acuicultura padecerá las consecuencias del calor emanado por las industrias en países como Vietnam, Laos, Tailandia, Noruega, Chile y China.

El reto ahora es que el sector pesquero de todo el mundo debe evolucionar para adaptarse a la crisis. Deberán elegir otras especies para cultivar y estudiar el movimiento meteorológico que cada vez es más extremo.

La FAO recomienda una reducción de entre un 10 % y un 30 % de las emisiones contaminantes con la mejora de motores o aparejos para reducir el uso de combustible. Una de las soluciones que podría generar resultados a largo plazo y evitar una catástrofe alimentaria en unos años.

 

 

15 julio, 2018

Los peces emigran por el aumento de la temperatura marina

 

Las grandes emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera siguen aumentando las temperaturas de los mares y los peces, en su afán por sobrevivir se desplazan en busca de un mejor ambiente. Esto deja desprovistas las zonas exclusivas de pesca, determinadas en varios países del mundo para proveer de alimento a la población y hace realidad una de las exposiciones más duras de la Agencia de la Organización de Naciones Unidas para la alimentación y la agricultura (FAO) cuando explica que la alteración de los patrones del clima por el calentamiento global es uno de los principales motivos del repunte del hambre en el mundo. La Organización ha presentado esta semana un estudio con el que describe la manera en la que están muriendo ríos, lagos y mares.

Un país costero tiene unas 200 millas de costa para la explotación de la pesca y la obtención de los productos podría bajar en un 12 % para el año 2050, según las predicciones de la FAO, que ve urgente la toma de decisiones para terminar con las emisiones de gases de efecto invernadero pues de ello dependerá que la pesca siga dando sus frutos.

¿A dónde emigran los peces?

Cuando se habla de las zonas en peligro por estos bruscos cambios en la temperatura de los mares y la huida de los peces, no se define un solo país o región. Desde países tropicales como Ecuador hasta naciones insulares como Micronesia o Palaos, conocerán las consecuencias. Europa tampoco se libra del problema, pues la FAO indica que España o Francia también podrían generar menos producción marítima.

Mientras tanto, hay quienes vivirán un cambio positivo por la llegada de los peces que buscan climas fríos. Noruega, Rusia, Canadá encontrarán más producción en sus aguas que los bancos de peces sentirán refrescantes. “Habrá cambios en la distribución y especies cada vez más transfronterizas que obligarán a negociar más” predice Manuel Barange, director de la FAO.

Lo irónico del asunto es que muchas de las zonas a las que llegarán los peces no incluyen la pesca como una práctica relevante en el desarrollo de la economía. Algo que no pasa en los países más afectados que si posicionan las pesquerías como muy importantes para el PIB nacional.

Indistintamente de lo que provoque esta particular emigración de peces, cada país tendrá que adaptarse a las nuevas condiciones. Los pequeños Estados insulares en desarrollo tendrán que esforzarse, sobre todo los que dependen de la pesca.

La mala jugada del clima

 La posible falta de peces no es lo único que amenaza al mar y a la acuicultura. En los últimos años, los cambios climáticos se han traducido en tormentas cada vez más frecuencias y tifones que se llevan todo por delante. En Fiyi, “el último huracán puso en peligro sus medios de vida, y podría llevar más de 10 años recuperarse” expuso Netani Tavaga, representante del Ministerio de Pesca en el país del pacífico sur.

En este sentido, la FAO recomienda en el informe que se trabaje en el reforzamiento de las estructuras destinadas a la pesca y producción para que puedan resistir los cambios meteorológicos. Todo un reto para los países costeros más pobres.

Pesca continental

Los lagos y ríos también están incluidos en el informe como formaciones de agua que podrían afectarse debido a los efectos sobre la pesca continental de la que dependen algunos países como India, Bangladés, Nigeria, Tanzania o República Democrática del Congo, todos catalogados como los más pobres y hambrientos del mundo.

Una muestra de lo que sucede es la reducción de 25.000 kilómetros cuadrados en 2.500 desde 1960 a la actualidad de la superficie del lago Chad.

Te podría interesar: Día mundial del medio ambiente: en 30 años habrá más plásticos que peces en el mar

Por otro lado, en la isla Tanzana de Zanzíbar se está dificultando el cultivo de algas marinas por el aumento de la temperatura en los arrecifes de coral que también entorpece el trabajo de los pescadores en el Caribe.

Asimismo, la acuicultura padecerá las consecuencias del calor emanado por las industrias en países como Vietnam, Laos, Tailandia, Noruega, Chile y China.

El reto ahora es que el sector pesquero de todo el mundo debe evolucionar para adaptarse a la crisis. Deberán elegir otras especies para cultivar y estudiar el movimiento meteorológico que cada vez es más extremo.

La FAO recomienda una reducción de entre un 10 % y un 30 % de las emisiones contaminantes con la mejora de motores o aparejos para reducir el uso de combustible. Una de las soluciones que podría generar resultados a largo plazo y evitar una catástrofe alimentaria en unos años.

 

 

Sugerencias
Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

Ideas para cambiar el plástico por otros productos menos dañinos del eco sistema

Todo parte de la imaginación y la conciencia de buscar productos que no causen tanto daño a nuestro planeta.   […]

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Discusión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *