El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

@Día Mundial de los Derechos de la Infancia

El combustible Diésel se defiende ante falsas acusaciones

Después de la puesta en vigencia de las nuevas normativas, los vehículos a diésel son más limpios que nunca.   […]

Después de la puesta en vigencia de las nuevas normativas, los vehículos a diésel son más limpios que nunca.

 

Los vehículos diésel cada vez están perdiendo terreno ante los coches de gasolina e híbridos, y todo ello se desprende de las nuevas normativas de emisiones.

La novedad y restricciones hace proyectar la automoción hacia las unidades de bajas y cero emisiones, especialmente a aquellos conectados, autónomos e híbridos.

Esta situación tiene a España maquinando estrategias para seguir estando en la palestra automovilística europea y mundial, y una de ellas es acoplarse a las exigencias del mercado.

De acuerdo a la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), miembros del Gobierno anunciaron la puesta en marcha de un nuevo impuesto al diésel, noticia que ha generado inquietudes tanto entre los consumidores que acaban de adquirir un vehículo a diésel, como en quienes mantenían en planes la compra de uno de ellos.

Te podría interesar: El futuro del coche Diésel en España

En retroceso cerró el primer semestre del año las matriculaciones de coches a diésel en Europa, llegando a cuantificarse en 16,4 %, dato contrario al registrado por los modelos a gasolina los cuales se ubicaron en 16,9 %, todo ello según datos aportados por la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA).

Por su parte, entre enero y marzo de 2018, el mercado europeo de vehículos alternativos, finalizó con un volumen de 621.513 unidades, es decir, un incremento de 34 %, mientras que en el segundo trimestre las cifras se ubicaron en 324.792 vehículos, lo que se traduce a 42.8 % más.

El compromiso de la industria con el medio ambiente va unido a la rentabilidad, la operatividad, eficiencia y sostenibilidad de cada fábrica. Mario Armero, vicepresidente ejecutivo de Anfac, refiere que toda transición debe estar influida por políticas industriales y legislativas adecuadas, por lo que se debe contribuir a la disminución de emisiones de CO2, óxido de nitrógeno y partículas, entre otras.

 

MEJORES MÁQUINAS

Sin embargo, estudios han demostrado que el diésel sigue siendo un combustible imprescindible en la industria del transporte, llegando a ser considerado similares las emisiones de las unidades actuales, en comparación con las de gasolina.

A modo de ejemplo, se sometió a prueba un coche de gasóleo moderno con uno de gasolina, y los resultados arrojaron similitudes en sus límites de partículas y en NOx.

Los cambios empleados en las unidades de diésel han provocado que los niveles de emisiones sean muy bajos, llegando a calcularse su consumo en 25 % menos que los vehículos de hace aproximadamente 15 años, así como a disminuir sus emisiones de CO2 en 84 %, incluyendo los límites de NOx y partículas, todo ello gracias a las constantes innovaciones tecnológicas que llevan a los diésel a asimilar a sus competidores más cercanos: los coches a gasolina.

Echar por tierra aquella falsa creencia de que los diésel son los mayores contaminantes, ha formado parte de la campaña laboral que mantienen las empresas, amparándose en los estudios que se han ejecutado, de la mano de oportunos cambios entre ellos: nuevos filtros de partículas, catalizadores, extraordinarios sistemas de propulsión y aerodinámica, entre otros, los cuales han permitido el descenso de los niveles.

8 octubre, 2018

Después de la puesta en vigencia de las nuevas normativas, los vehículos a diésel son más limpios que nunca.

 

Los vehículos diésel cada vez están perdiendo terreno ante los coches de gasolina e híbridos, y todo ello se desprende de las nuevas normativas de emisiones.

La novedad y restricciones hace proyectar la automoción hacia las unidades de bajas y cero emisiones, especialmente a aquellos conectados, autónomos e híbridos.

Esta situación tiene a España maquinando estrategias para seguir estando en la palestra automovilística europea y mundial, y una de ellas es acoplarse a las exigencias del mercado.

De acuerdo a la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), miembros del Gobierno anunciaron la puesta en marcha de un nuevo impuesto al diésel, noticia que ha generado inquietudes tanto entre los consumidores que acaban de adquirir un vehículo a diésel, como en quienes mantenían en planes la compra de uno de ellos.

Te podría interesar: El futuro del coche Diésel en España

En retroceso cerró el primer semestre del año las matriculaciones de coches a diésel en Europa, llegando a cuantificarse en 16,4 %, dato contrario al registrado por los modelos a gasolina los cuales se ubicaron en 16,9 %, todo ello según datos aportados por la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA).

Por su parte, entre enero y marzo de 2018, el mercado europeo de vehículos alternativos, finalizó con un volumen de 621.513 unidades, es decir, un incremento de 34 %, mientras que en el segundo trimestre las cifras se ubicaron en 324.792 vehículos, lo que se traduce a 42.8 % más.

El compromiso de la industria con el medio ambiente va unido a la rentabilidad, la operatividad, eficiencia y sostenibilidad de cada fábrica. Mario Armero, vicepresidente ejecutivo de Anfac, refiere que toda transición debe estar influida por políticas industriales y legislativas adecuadas, por lo que se debe contribuir a la disminución de emisiones de CO2, óxido de nitrógeno y partículas, entre otras.

 

MEJORES MÁQUINAS

Sin embargo, estudios han demostrado que el diésel sigue siendo un combustible imprescindible en la industria del transporte, llegando a ser considerado similares las emisiones de las unidades actuales, en comparación con las de gasolina.

A modo de ejemplo, se sometió a prueba un coche de gasóleo moderno con uno de gasolina, y los resultados arrojaron similitudes en sus límites de partículas y en NOx.

Los cambios empleados en las unidades de diésel han provocado que los niveles de emisiones sean muy bajos, llegando a calcularse su consumo en 25 % menos que los vehículos de hace aproximadamente 15 años, así como a disminuir sus emisiones de CO2 en 84 %, incluyendo los límites de NOx y partículas, todo ello gracias a las constantes innovaciones tecnológicas que llevan a los diésel a asimilar a sus competidores más cercanos: los coches a gasolina.

Echar por tierra aquella falsa creencia de que los diésel son los mayores contaminantes, ha formado parte de la campaña laboral que mantienen las empresas, amparándose en los estudios que se han ejecutado, de la mano de oportunos cambios entre ellos: nuevos filtros de partículas, catalizadores, extraordinarios sistemas de propulsión y aerodinámica, entre otros, los cuales han permitido el descenso de los niveles.

Sugerencias
Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

Ideas para cambiar el plástico por otros productos menos dañinos del eco sistema

Todo parte de la imaginación y la conciencia de buscar productos que no causen tanto daño a nuestro planeta.   […]

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *