El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

@Día Mundial de los Derechos de la Infancia

El cóndor condenado a la extinción

En los últimos días han encontrado trece ejemplares muertos en la provincia patagónica de Neuquén y otros diez en la […]

En los últimos días han encontrado trece ejemplares muertos en la provincia patagónica de Neuquén y otros diez en la de Santa Cruz.

 

Desde la cordillera de Venezuela hasta Tierra del Fuego hay más 6.700 ejemplares de cóndor andino, pero lamentablemente tienen una nueva amenaza, que la condena a la extinción y son los agroquímicos.

Según Luis Jácome, presidente de la Fundacion Bioandina, afirma que en los últimos días han encontrado trece ejemplares muertos en la provincia patagónica de Neuquén y otros diez en la de Santa Cruz, igualmente denuncian que se han registrado 90 muertes de esta especie en sólo un año y medio en Argentina.

“Para una especie amenazada, 90 muertes es muchísimo, se la está condenando a la extinción”, denuncia. “Si hablásemos de la población humana, la muerte del 1,4% de la especie equivaldría a matar a toda la población de Chile, Argentina, Bolivia y Perú en menos de dos años”, contrasta Jácome.

Los agroquímicos son usados en el sector de la agricultura industrial, para cultivar el maíz, trigo y soja, es por ello que los plaguicidas se han extendido en todos los paisajes, ante esta situación, los cóndores son envenenados por ganaderos con cebos tóxicos, debido a que protegen a sus rebaños.

Igualmente, los cóndores que han sido hallados muertos han sido en la población de Manzano Amargo, y junto a ellos, cadáveres de gatos, perros y vacas. Los estudios realizados por la Fundación Bioandina, afirman que los cóndores fueron envenenados por un compuesto organofosforado, empleado como plaguicida.

Desgraciadamente, la mayoría de ellos eran adultos, y sus crías también morirán, por lo cual hay que esperar que los que son jóvenes crezcan para comenzar el proceso de reproducción. “Reparar estas muertes llevará unos 150 años”, indica Jácome. El cóndor puede vivir hasta los 70 años, y solo pone uno o dos huevos cada dos años.

 

Te puede interesar: Piden un acuerdo global para salvar las especies de vertebrados en el planeta

 

Por su parte, la institución responsable de los agroquímicos, Senasa, asegura desconocer el resultado de los análisis toxicológicos. Sin embargo, se prohibió desde hace dos semanas el carbofurano, otro potente agroquímico que estaba autorizado para el control de plagas en algunos cultivos.

Esta medida llega ante la intoxicación letal de una niña de 12 años con una mandarina que había sido inyectada con carbofurano como señuelo para pájaros y la posterior matanza de 34 cóndores en la provincia oriental de Mendoza.

De igual forma, las asociaciones ambientales piden una ley de trazabilidad, donde sigan el proceso de los agroquímicos desde el productor hasta el agricultor, igualmente, se prohíba el uso ilegal.

“Existe la creencia de que el cóndor ataca al ganado, pero no tiene garras ni para levantar una liebre, es un ave carroñera, no es como las águilas”, expresa Francisco G. Táboas, de Aves Argentinas. El cóndor se alimenta de animales muertos y cumple un importante rol de limpieza y prevención de enfermedades en la cadena trófica

Asimismo, la presidenta de la Fundación Cullunche, Jennifer Ibarra, se pronunció y expreso “Es una de las bellezas más grandes que tenemos y la están asesinando”.

2 noviembre, 2018

En los últimos días han encontrado trece ejemplares muertos en la provincia patagónica de Neuquén y otros diez en la de Santa Cruz.

 

Desde la cordillera de Venezuela hasta Tierra del Fuego hay más 6.700 ejemplares de cóndor andino, pero lamentablemente tienen una nueva amenaza, que la condena a la extinción y son los agroquímicos.

Según Luis Jácome, presidente de la Fundacion Bioandina, afirma que en los últimos días han encontrado trece ejemplares muertos en la provincia patagónica de Neuquén y otros diez en la de Santa Cruz, igualmente denuncian que se han registrado 90 muertes de esta especie en sólo un año y medio en Argentina.

“Para una especie amenazada, 90 muertes es muchísimo, se la está condenando a la extinción”, denuncia. “Si hablásemos de la población humana, la muerte del 1,4% de la especie equivaldría a matar a toda la población de Chile, Argentina, Bolivia y Perú en menos de dos años”, contrasta Jácome.

Los agroquímicos son usados en el sector de la agricultura industrial, para cultivar el maíz, trigo y soja, es por ello que los plaguicidas se han extendido en todos los paisajes, ante esta situación, los cóndores son envenenados por ganaderos con cebos tóxicos, debido a que protegen a sus rebaños.

Igualmente, los cóndores que han sido hallados muertos han sido en la población de Manzano Amargo, y junto a ellos, cadáveres de gatos, perros y vacas. Los estudios realizados por la Fundación Bioandina, afirman que los cóndores fueron envenenados por un compuesto organofosforado, empleado como plaguicida.

Desgraciadamente, la mayoría de ellos eran adultos, y sus crías también morirán, por lo cual hay que esperar que los que son jóvenes crezcan para comenzar el proceso de reproducción. “Reparar estas muertes llevará unos 150 años”, indica Jácome. El cóndor puede vivir hasta los 70 años, y solo pone uno o dos huevos cada dos años.

 

Te puede interesar: Piden un acuerdo global para salvar las especies de vertebrados en el planeta

 

Por su parte, la institución responsable de los agroquímicos, Senasa, asegura desconocer el resultado de los análisis toxicológicos. Sin embargo, se prohibió desde hace dos semanas el carbofurano, otro potente agroquímico que estaba autorizado para el control de plagas en algunos cultivos.

Esta medida llega ante la intoxicación letal de una niña de 12 años con una mandarina que había sido inyectada con carbofurano como señuelo para pájaros y la posterior matanza de 34 cóndores en la provincia oriental de Mendoza.

De igual forma, las asociaciones ambientales piden una ley de trazabilidad, donde sigan el proceso de los agroquímicos desde el productor hasta el agricultor, igualmente, se prohíba el uso ilegal.

“Existe la creencia de que el cóndor ataca al ganado, pero no tiene garras ni para levantar una liebre, es un ave carroñera, no es como las águilas”, expresa Francisco G. Táboas, de Aves Argentinas. El cóndor se alimenta de animales muertos y cumple un importante rol de limpieza y prevención de enfermedades en la cadena trófica

Asimismo, la presidenta de la Fundación Cullunche, Jennifer Ibarra, se pronunció y expreso “Es una de las bellezas más grandes que tenemos y la están asesinando”.

Sugerencias
Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

Ideas para cambiar el plástico por otros productos menos dañinos del eco sistema

Todo parte de la imaginación y la conciencia de buscar productos que no causen tanto daño a nuestro planeta.   […]

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *