El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

El planeta enfrenta una crisis por la desaparición de los espacios naturales

Una de las debilidades que existe en el planeta es que la naturaleza no ha sido formalmente definida, cartografiada, ni […]

Una de las debilidades que existe en el planeta es que la naturaleza no ha sido formalmente definida, cartografiada, ni protegida

 

Australia, Rusia, Canadá, Estados Unidos y Brasil son los cinco países donde se encuentra más del 70 % de los espacios naturales. Hace más de un siglo, los espacios se extendían por casi todo el planeta. Esto fue presentando en el nuevo mapa mundial. Asimismo, se indicó que el 94 % de los espacios naturales están ubicados en tan solo 20 países, sin incluir altamar y la Antártida.

Los espacios naturales, son parte del territorio de la tierra que no se encuentra modificado por la acción del hombre. En el planeta hay desde la selva de las tierras bajas de Papúa Nueva Guinea, los altos bosques de la taiga del Ártico Ruso o los vastos desiertos del interior de Australia, hasta áreas del Pacífico, el Antártico y el Índico, pero algunas de ellas son fortalecidas con especies que están en peligro de extinción y ejercen funciones vitales para el planeta, como almacenar carbono, minimizando los efectos del cambio climático.

Una de las debilidades que existe en el planeta es que la naturaleza no ha sido formalmente definida, cartografiada, ni protegida, es decir, no hay nada que obligue a rendir cuentas sobre la conservación de los espacios naturales a los gobiernos, a las industrias y a la sociedad.

Asimismo, en los espacios naturales mariano no hay ningún acuerdo vinculante para la conservación en altamar, aunque la Organización de las Naciones Unidas se encuentra adelantando un tratado, y por otro lado la Antártida, el espacio natural más grande de la tierra y el ser humano no ha puesto el pie en ellas.

Son los firmantes de del Tratado Antártico los encargados de ayudar a cumplir con reducir el impacto humano en los espacios naturales, además de reducir urgentemente las emisiones globales de carbono.

Según los datos en el mapa, entre el año 1993 y el año 2009 el planeta ha perdido 3,3 millones de kilómetros cuadrados de espacios naturales terrestres, una superficie mayor que la India, esto a causa de los asentamientos humanos, la agricultura, la minería y otras actividades. De igual manera, en el océano, las únicas regiones libres de pesca industrial, contaminación y barcos son los polos y los remotos estados insulares del Pacífico.

 

Te puede interesar: La sobre explotación agrícola está destrozando al medio ambiente

 

Ante la búsqueda para enfrentar este problema para la tierra, los países han firmado acuerdos medioambientales internacionales encaminados a acabar con la crisis de biodiversidad, así como con el peligroso cambio climáticos.

Es el sector privado el que puede y debe colaborar con los gobiernos para que la industria proteja los espacios naturales en lugar de dañarlos, es por ello, que la ayuda económica es clave para la financiación y los criterios de funcionamiento para organizaciones como el Banco Mundial y su Corporación Financiera Internacional y los bancos regionales de desarrollo.

Ante la crisis que enfrenta el planeta de las especies en extinción y la desaparición de espacios naturales, estos más nunca volverán.

11 noviembre, 2018

Una de las debilidades que existe en el planeta es que la naturaleza no ha sido formalmente definida, cartografiada, ni protegida

 

Australia, Rusia, Canadá, Estados Unidos y Brasil son los cinco países donde se encuentra más del 70 % de los espacios naturales. Hace más de un siglo, los espacios se extendían por casi todo el planeta. Esto fue presentando en el nuevo mapa mundial. Asimismo, se indicó que el 94 % de los espacios naturales están ubicados en tan solo 20 países, sin incluir altamar y la Antártida.

Los espacios naturales, son parte del territorio de la tierra que no se encuentra modificado por la acción del hombre. En el planeta hay desde la selva de las tierras bajas de Papúa Nueva Guinea, los altos bosques de la taiga del Ártico Ruso o los vastos desiertos del interior de Australia, hasta áreas del Pacífico, el Antártico y el Índico, pero algunas de ellas son fortalecidas con especies que están en peligro de extinción y ejercen funciones vitales para el planeta, como almacenar carbono, minimizando los efectos del cambio climático.

Una de las debilidades que existe en el planeta es que la naturaleza no ha sido formalmente definida, cartografiada, ni protegida, es decir, no hay nada que obligue a rendir cuentas sobre la conservación de los espacios naturales a los gobiernos, a las industrias y a la sociedad.

Asimismo, en los espacios naturales mariano no hay ningún acuerdo vinculante para la conservación en altamar, aunque la Organización de las Naciones Unidas se encuentra adelantando un tratado, y por otro lado la Antártida, el espacio natural más grande de la tierra y el ser humano no ha puesto el pie en ellas.

Son los firmantes de del Tratado Antártico los encargados de ayudar a cumplir con reducir el impacto humano en los espacios naturales, además de reducir urgentemente las emisiones globales de carbono.

Según los datos en el mapa, entre el año 1993 y el año 2009 el planeta ha perdido 3,3 millones de kilómetros cuadrados de espacios naturales terrestres, una superficie mayor que la India, esto a causa de los asentamientos humanos, la agricultura, la minería y otras actividades. De igual manera, en el océano, las únicas regiones libres de pesca industrial, contaminación y barcos son los polos y los remotos estados insulares del Pacífico.

 

Te puede interesar: La sobre explotación agrícola está destrozando al medio ambiente

 

Ante la búsqueda para enfrentar este problema para la tierra, los países han firmado acuerdos medioambientales internacionales encaminados a acabar con la crisis de biodiversidad, así como con el peligroso cambio climáticos.

Es el sector privado el que puede y debe colaborar con los gobiernos para que la industria proteja los espacios naturales en lugar de dañarlos, es por ello, que la ayuda económica es clave para la financiación y los criterios de funcionamiento para organizaciones como el Banco Mundial y su Corporación Financiera Internacional y los bancos regionales de desarrollo.

Ante la crisis que enfrenta el planeta de las especies en extinción y la desaparición de espacios naturales, estos más nunca volverán.

Sugerencias
¿Pensar podría quemar calorías?

Expertos recomiendan pensar y caminar, pensar y correr, pensar y entrenar, pensar y hacer pesas, para tener una salud adecuada […]

Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

Ideas para cambiar el plástico por otros productos menos dañinos del eco sistema

Todo parte de la imaginación y la conciencia de buscar productos que no causen tanto daño a nuestro planeta.   […]

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *