El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

El pueblo de Geel es un refugio para enfermos mentales

La comunidad de Geel, con unos 35.000 habitantes, se ha considerado un antecedente de las colonias terapéuticas   Actualmente, hay […]

La comunidad de Geel, con unos 35.000 habitantes, se ha considerado un antecedente de las colonias terapéuticas

 

Actualmente, hay más de 250 familias en el pueblo de Geel en Bélgica que acogen en sus hogares a enfermos mentales, manteniendo así viva una tradición que comenzó hace siete siglos.

La comunidad con unos 35.000 habitantes, se ha considerado un antecedente de las colonias terapéuticas e incluso, un ejemplo con el que se ilustra la necesaria integración de los servicios de salud mental en el resto de las estructuras sociales.

El objetivo sería superar el aislamiento, la estigmatización, la extrema dependencia y la pérdida de autonomía que el asilo produce sobre los enfermos mentales.

Según la historia, a partir del siglo XII, y por razones no bien definidas, Geel se convirtió en un lugar de peregrinación, donde acudían muchas personas con desarreglos mentales y la esperanza de curarse.  Una mujer llamada Dimphna fue canonizada y se construyó una iglesia en su honor a la que se adosó una cámara de enfermos, donde los pacientes tenían que estar recluídos nueve días antes de ser sometidos a un rito para ser exorcizados. Consistía en pasar cuclillas por debajo de una especie de altar donde se colocaba una urna con las reliquias de la santa. Dimphna se convirtió no solo en la patrona de los locos, sino en un instrumento de curación.

Por otro lado, aunque no se informa a las familias adoptantes sobre el diagnóstico, se les advierte qué clase de conducta pueden esperar y así evalúan si están en condiciones de abrir las puertas de su hogar a un huésped.

 

Te puede interesar: El terrorismo es uno de los problemas más desafiantes a que enfrenta la humanidad

 

Afirman los médicos que este sistema funciona y los huéspedes obtienen mejores resultados que los pacientes hospitalizados: tomando menos medicación y sufriendo menos episodios agudos.

“El programa apunta a la vida, no es una cura milagrosa ni un sistema mágico, sino la posibilidad de vivir una vida tan normal como sea posible, encontrándole a cada persona el lugar adecuado para vivir en el momento oportuno”, agregó Wilfried Bogaerts, psicólogo.

La mayoría de estos pacientes viven sus vidas de forma satisfactoria y productiva como huéspedes internos en hogares de agricultores o de otros residentes locales, a quienes ayudan con sus tareas y con quienes comparten la vida familiar.

En muchas ocasiones, se trata de problemas crónicos, se busca un modelo que funcione en el largo plazo, de manera realista, en la integración de las personas a la comunidad, en lugar de aislarlas en instituciones.

En Geel, los pensionados son ubicados en estas casas de familia por el hospital y un enfermero pasa regularmente para verificar el estado de salud y mantener el lazo entre la familia sustituta y el hospital.

 

21 agosto, 2018

La comunidad de Geel, con unos 35.000 habitantes, se ha considerado un antecedente de las colonias terapéuticas

 

Actualmente, hay más de 250 familias en el pueblo de Geel en Bélgica que acogen en sus hogares a enfermos mentales, manteniendo así viva una tradición que comenzó hace siete siglos.

La comunidad con unos 35.000 habitantes, se ha considerado un antecedente de las colonias terapéuticas e incluso, un ejemplo con el que se ilustra la necesaria integración de los servicios de salud mental en el resto de las estructuras sociales.

El objetivo sería superar el aislamiento, la estigmatización, la extrema dependencia y la pérdida de autonomía que el asilo produce sobre los enfermos mentales.

Según la historia, a partir del siglo XII, y por razones no bien definidas, Geel se convirtió en un lugar de peregrinación, donde acudían muchas personas con desarreglos mentales y la esperanza de curarse.  Una mujer llamada Dimphna fue canonizada y se construyó una iglesia en su honor a la que se adosó una cámara de enfermos, donde los pacientes tenían que estar recluídos nueve días antes de ser sometidos a un rito para ser exorcizados. Consistía en pasar cuclillas por debajo de una especie de altar donde se colocaba una urna con las reliquias de la santa. Dimphna se convirtió no solo en la patrona de los locos, sino en un instrumento de curación.

Por otro lado, aunque no se informa a las familias adoptantes sobre el diagnóstico, se les advierte qué clase de conducta pueden esperar y así evalúan si están en condiciones de abrir las puertas de su hogar a un huésped.

 

Te puede interesar: El terrorismo es uno de los problemas más desafiantes a que enfrenta la humanidad

 

Afirman los médicos que este sistema funciona y los huéspedes obtienen mejores resultados que los pacientes hospitalizados: tomando menos medicación y sufriendo menos episodios agudos.

“El programa apunta a la vida, no es una cura milagrosa ni un sistema mágico, sino la posibilidad de vivir una vida tan normal como sea posible, encontrándole a cada persona el lugar adecuado para vivir en el momento oportuno”, agregó Wilfried Bogaerts, psicólogo.

La mayoría de estos pacientes viven sus vidas de forma satisfactoria y productiva como huéspedes internos en hogares de agricultores o de otros residentes locales, a quienes ayudan con sus tareas y con quienes comparten la vida familiar.

En muchas ocasiones, se trata de problemas crónicos, se busca un modelo que funcione en el largo plazo, de manera realista, en la integración de las personas a la comunidad, en lugar de aislarlas en instituciones.

En Geel, los pensionados son ubicados en estas casas de familia por el hospital y un enfermero pasa regularmente para verificar el estado de salud y mantener el lazo entre la familia sustituta y el hospital.

 

Sugerencias
El cambio en la alimentación es uno de los desafíos al iniciar el año

Se debe dar la bienvenida a los alimentos verdes La alimentación es uno de los deseos a mejorar en las […]

Conoce algunos consejos para conducir por carreteras con hielo

La precaución y la calma son fundamentales para evitar incidentes Conducir por carreteras con hielo requiere extrema precaución. Más cuando […]

Los botones te pueden ayudar con la coordinación de la vista y las manos

Actualmente se han puesto muy de moda las pulseras hechas con botones de nácar o de metal, según su tamaño […]

¡No te quedes callad@! Hazlo público en comodenunciar.com

La plataforma que llega para ayudar a las personas más vulnerables a todo tipo de violencia ¿Pasas miedo al volver […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *