El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

El tabaquismo es la causa de bajas laborales en Cataluña

El riesgo de incapacidad temporal es un 30% mayor en fumadores   A través de un estudio se determinó que […]

El riesgo de incapacidad temporal es un 30% mayor en fumadores

 

A través de un estudio se determinó que tres de cada 100 bajas laborales por enfermedad (no profesional) registradas en Cataluña se le atribuye al consumo del tabaco. Estos trabajadores presentan como características  dolencias respiratorias,  deficiencias cardiovasculares y tumoraciones en muchos casos,  entre otras manifestaciones, que se relacionan de forma directa con el tabaquismo.

Uno de los autores del estudio, Josep Maria Suelves, responsable de prevención y control del tabaquismo en la Agencia de Salud Pública señala que “los datos son muy sólidos, porque los motivos son más de tres millones de episodios de incapacidad temporal, excluyendo enfermedad profesional”.

Por otro lado, el número de cigarrillos y de fumadores activos ha ido disminuyendo a diferencia de las bajas temporales atribuidas a su consumo directamente y se determinó que los hombres fuman más que las mujeres y que en ellas también se han notado bajas. 

“Fumar pasa  factura al cabo de los años”.

Los investigadores, utilizaron algunos antecedentes para observar las cifras y comparar el riesgo de baja de un fumador y de un no fumador y Los resultados lo proyectan en un 30% mayor.

Para este análisis fueron considerados personas mayores de 35 y menores de 65 años. Los jóvenes no figuraron, porque en ellos aun las secuelas no se han manifestado en este campo laboral.

Los resultados de las evaluaciones de la investigación permiten conocer que  el volumen de bajas y de las enfermedades más frecuentes que se presentan son distintas para hombres y mujeres. Ellos obtuvieron 3,9 % del total de episodios y un 5,5 % de días de todos los de baja. En el caso de las mujeres el 2,3 % de bajas y el 1,5 % de días y la enfermedad más diagnosticada fue la respiratoria, luego cardiovasculares y por último las neoplásicas.

Al manipular la variable “días de enfermedad” para los hombres las peores fueron las cardiovasculares y luego los tumores, algo que no pasaba en las mujeres, sabiendo que las diferencias, probablemente tienen que ver “con la antigüedad en el consumo”.

“Dejar el tabaco tiene un impacto rápido en la salud cardiovascular. En 1990 la población era fumadora a un 34 %, para el año 2017 bajaba diez puntos.

Si se sigue sensibilizando a la población sobre  las desventajas del consumo del mismo, esta cifra puede seguir en descenso, pero en definitiva “hay un millón y medio de adultos fumando habitualmente y la mitad de ellos probablemente morirá prematuramente por una enfermedad vinculada al tabaco”.

“La mejor inversión es dejar de fumar”

El responsable de la prevención y control del tabaquismo  de la Agencia de Salud Pública Ciudadana afirma lo siguiente “Si fumar acaba afectando a la productividad de muchos trabajadores, parece muy interesante invertir en dejar de fumar” , pero el fumador se olvida de esa inversión y muchas veces se ven consumidores en la red de Hospitales sin humo, fumándose a escondidas aunque sea un cigarrillo, por más que se lea en cada aviso “Prohibido fumar”.

27 agosto, 2018

El riesgo de incapacidad temporal es un 30% mayor en fumadores

 

A través de un estudio se determinó que tres de cada 100 bajas laborales por enfermedad (no profesional) registradas en Cataluña se le atribuye al consumo del tabaco. Estos trabajadores presentan como características  dolencias respiratorias,  deficiencias cardiovasculares y tumoraciones en muchos casos,  entre otras manifestaciones, que se relacionan de forma directa con el tabaquismo.

Uno de los autores del estudio, Josep Maria Suelves, responsable de prevención y control del tabaquismo en la Agencia de Salud Pública señala que “los datos son muy sólidos, porque los motivos son más de tres millones de episodios de incapacidad temporal, excluyendo enfermedad profesional”.

Por otro lado, el número de cigarrillos y de fumadores activos ha ido disminuyendo a diferencia de las bajas temporales atribuidas a su consumo directamente y se determinó que los hombres fuman más que las mujeres y que en ellas también se han notado bajas. 

“Fumar pasa  factura al cabo de los años”.

Los investigadores, utilizaron algunos antecedentes para observar las cifras y comparar el riesgo de baja de un fumador y de un no fumador y Los resultados lo proyectan en un 30% mayor.

Para este análisis fueron considerados personas mayores de 35 y menores de 65 años. Los jóvenes no figuraron, porque en ellos aun las secuelas no se han manifestado en este campo laboral.

Los resultados de las evaluaciones de la investigación permiten conocer que  el volumen de bajas y de las enfermedades más frecuentes que se presentan son distintas para hombres y mujeres. Ellos obtuvieron 3,9 % del total de episodios y un 5,5 % de días de todos los de baja. En el caso de las mujeres el 2,3 % de bajas y el 1,5 % de días y la enfermedad más diagnosticada fue la respiratoria, luego cardiovasculares y por último las neoplásicas.

Al manipular la variable “días de enfermedad” para los hombres las peores fueron las cardiovasculares y luego los tumores, algo que no pasaba en las mujeres, sabiendo que las diferencias, probablemente tienen que ver “con la antigüedad en el consumo”.

“Dejar el tabaco tiene un impacto rápido en la salud cardiovascular. En 1990 la población era fumadora a un 34 %, para el año 2017 bajaba diez puntos.

Si se sigue sensibilizando a la población sobre  las desventajas del consumo del mismo, esta cifra puede seguir en descenso, pero en definitiva “hay un millón y medio de adultos fumando habitualmente y la mitad de ellos probablemente morirá prematuramente por una enfermedad vinculada al tabaco”.

“La mejor inversión es dejar de fumar”

El responsable de la prevención y control del tabaquismo  de la Agencia de Salud Pública Ciudadana afirma lo siguiente “Si fumar acaba afectando a la productividad de muchos trabajadores, parece muy interesante invertir en dejar de fumar” , pero el fumador se olvida de esa inversión y muchas veces se ven consumidores en la red de Hospitales sin humo, fumándose a escondidas aunque sea un cigarrillo, por más que se lea en cada aviso “Prohibido fumar”.

Sugerencias
Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Tips para dormir mejor en estos tiempos de locos

 Solo el 30% de los españoles duerme entre siete y nueve horas seguidas que es el rango perfecto para dar […]

Mitos del cerebro que muchas personas creen

 El cerebro funciona como un ordenador   Existe muchos mitos en cuanto al cerebro, ¿Qué solo usamos el 10 % […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *