El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

@11 de diciembre, Día Internacional de las Montañas

Emigrar: la única salida que ven los habitantes de Larache

Cada vez son menos los jóvenes que quedan en esta zona y la estampida parece no parar   Las personas […]

Cada vez son menos los jóvenes que quedan en esta zona y la estampida parece no parar

 

Las personas van emigrando de sus tierras natales aunque muchas veces no lo quieran, buscando mejores condiciones de vida, no es nada fácil salir de su tierra, dejar a los suyos y todas sus cosas que se han logrado con mucho esfuerzo, pero cuando ya la situación no da para más, hay que agarrar maletas, guardar el corazón y empezar un camino diferente.

Otras, frente a las condiciones que se viven en sus tierras, así sean ricos o dueños de empresas, no importa, lo que quieren es un mejor futuro para ellos y los suyos, lamentablemente cuando las condiciones para emigrar no son las mejores, se corren grandes riesgos en el camino.

Tal es el caso del tráfico de personas que se puede ver en Lareche, antiguo protectorado español del noreste de Marruecos, donde las personas salen en las embarcaciones arriesgando sus vidas, y muchas son las que quedan en el camino.

Éste es un negocio muy lucrativo para quienes embarcan a las personas, pues cobran hasta 1500 euros por cada uno, esto se paga dependiendo de la seguridad de la barca y otras condiciones, aunque se hace de manera ilegal, muy poca es la actuación de la ley ante la estampida de sus habitantes.

Puede ahorrarse unos euros, pagando sólo 500 si decide llevar Hachís, que entregará al llegar a su destino, no es que los barqueros se hayan convertido en traficantes, sino que buscan el lucro en cualquier parte, sin duda son ellos los que más beneficios económicos tienen con la estampida de los habitantes de estas barriadas.

Otras zonas como Ciudad Antigua, Navas, Lejero, Hiada y Oulad Skhin, se calcula que más de 1000 habitantes de estas barriadas han salido hacia España, lo que ha ocasionado una crisis migratoria en el verano, y por lo que se ve, la migración no piensa bajar.

En busca de hacer realidad sus sueños de una mejor vida

Cada vez se ven más solas las calles de Lareche, donde los jóvenes ya son una rareza, no hay distinción entre quien emigra, hombres, mujeres, niños, los que menos viajan son los abuelos y mayormente es por sus condiciones de salud.

¿Quedarán estas barriadas como un pueblo fantasma?, es lo más probable, ya que cuanta  más gente se vaya menos oportunidades de trabajo  y desarrollo habrá, pues quienes pueden sacarlo hacia adelante han emprendido un largo viaje en el que muchos pierden la vida.

Hay cientos de historias de personas que salen sin importar el destino que les depara, sólo esperan que al lugar que llegue les aguarden mejores oportunidades.  Historia como la de Hayat Belkacem, una estudiante universitaria de 19 años, quien no vio futuro en seguir en su tierra y decidió tomar una de las barcas, su futuro se quedó frustrado al recibir disparos de la Marina Real.

Así, muchos otros lugares van sufriendo las consecuencias de las malas políticas económicas y sociales de sus gobiernos, son grandes las olas migratorias de diversas regiones del mundo, ¿qué pensarán los gobiernos al ver estas grandes cantidades de inmigrantes salir de sus tierras ante la inconformidad de sus decisiones?, al parecer nada, pues siguen siendo muchos los inmigrantes.

24 octubre, 2018

Cada vez son menos los jóvenes que quedan en esta zona y la estampida parece no parar

 

Las personas van emigrando de sus tierras natales aunque muchas veces no lo quieran, buscando mejores condiciones de vida, no es nada fácil salir de su tierra, dejar a los suyos y todas sus cosas que se han logrado con mucho esfuerzo, pero cuando ya la situación no da para más, hay que agarrar maletas, guardar el corazón y empezar un camino diferente.

Otras, frente a las condiciones que se viven en sus tierras, así sean ricos o dueños de empresas, no importa, lo que quieren es un mejor futuro para ellos y los suyos, lamentablemente cuando las condiciones para emigrar no son las mejores, se corren grandes riesgos en el camino.

Tal es el caso del tráfico de personas que se puede ver en Lareche, antiguo protectorado español del noreste de Marruecos, donde las personas salen en las embarcaciones arriesgando sus vidas, y muchas son las que quedan en el camino.

Éste es un negocio muy lucrativo para quienes embarcan a las personas, pues cobran hasta 1500 euros por cada uno, esto se paga dependiendo de la seguridad de la barca y otras condiciones, aunque se hace de manera ilegal, muy poca es la actuación de la ley ante la estampida de sus habitantes.

Puede ahorrarse unos euros, pagando sólo 500 si decide llevar Hachís, que entregará al llegar a su destino, no es que los barqueros se hayan convertido en traficantes, sino que buscan el lucro en cualquier parte, sin duda son ellos los que más beneficios económicos tienen con la estampida de los habitantes de estas barriadas.

Otras zonas como Ciudad Antigua, Navas, Lejero, Hiada y Oulad Skhin, se calcula que más de 1000 habitantes de estas barriadas han salido hacia España, lo que ha ocasionado una crisis migratoria en el verano, y por lo que se ve, la migración no piensa bajar.

En busca de hacer realidad sus sueños de una mejor vida

Cada vez se ven más solas las calles de Lareche, donde los jóvenes ya son una rareza, no hay distinción entre quien emigra, hombres, mujeres, niños, los que menos viajan son los abuelos y mayormente es por sus condiciones de salud.

¿Quedarán estas barriadas como un pueblo fantasma?, es lo más probable, ya que cuanta  más gente se vaya menos oportunidades de trabajo  y desarrollo habrá, pues quienes pueden sacarlo hacia adelante han emprendido un largo viaje en el que muchos pierden la vida.

Hay cientos de historias de personas que salen sin importar el destino que les depara, sólo esperan que al lugar que llegue les aguarden mejores oportunidades.  Historia como la de Hayat Belkacem, una estudiante universitaria de 19 años, quien no vio futuro en seguir en su tierra y decidió tomar una de las barcas, su futuro se quedó frustrado al recibir disparos de la Marina Real.

Así, muchos otros lugares van sufriendo las consecuencias de las malas políticas económicas y sociales de sus gobiernos, son grandes las olas migratorias de diversas regiones del mundo, ¿qué pensarán los gobiernos al ver estas grandes cantidades de inmigrantes salir de sus tierras ante la inconformidad de sus decisiones?, al parecer nada, pues siguen siendo muchos los inmigrantes.

Sugerencias
¿Pensar podría quemar calorías?

Expertos recomiendan pensar y caminar, pensar y correr, pensar y entrenar, pensar y hacer pesas, para tener una salud adecuada […]

Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

Ideas para cambiar el plástico por otros productos menos dañinos del eco sistema

Todo parte de la imaginación y la conciencia de buscar productos que no causen tanto daño a nuestro planeta.   […]

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *