El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

En Argentina ganó la coalición anti-aborto

El proyecto para legalizar el aborto no podrá ser presentado de nuevo hasta el próximo año   En Argentina, más […]

El proyecto para legalizar el aborto no podrá ser presentado de nuevo hasta el próximo año

 

En Argentina, más allá de la semana 14 de gestación, el aborto estaba garantizado en un proyecto que fue rechazado este jueves tras un debate entre representantes oficialistas y opositores del senado que duró más de 16 horas.31 personas votaron a favor, 38 en contra y dos prefirieron abstenerse. En este caso, cualquier mujer podía decidir abortar en el caso de que el embarazo haya sido producto de una violación, que representara un riesgo para la vida o la salud de la fémina o si se diagnosticara la inviabilidad de vida extrauterina del feto. Además, el proyecto permitía la objeción de conciencia de los profesionales de salud, pero no de las instituciones médicas que se nieguen a practicar abortos.

Si hablamos de América Latina, solo en Cuba, Uruguay y México Distrito Federal las mujeres pueden abortar de forma gratuita y libre, en el primer caso antes de las diez semanas y en los dos últimos antes de la semana duodécima.

En el caso de Argentina, aquellos que apoyan el aborto seguro, legal y gratuito exponen que el problema radica en que al año mueren unas 500.000 mujeres durante abortos clandestinos. Sin embargo, muchos especialistas en la Cámara Alta ponen en duda esta cifra.

Por su parte, el ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, quien abiertamente se posicionó a favor del proyecto, expresó que en 2016 hubo 245 muertes maternas en el país, 43 de ellas por abortos.

No será hasta el próximo año que los representantes del cenado a favor de la propuesta puedan volver a ponerla sobre la mesa.”Que nadie se deje llevar por la cultura de la derrota. Bravo, chicas, ustedes han levantado alto el honor y la dignidad de las mujeres argentinas”, dijo en su intervención Fernando ‘Pino’ Solanas, senador de Proyecto Sur.

Quien también hizo conocer su opinión fue Miguel Ángel Pichetto, jefe de la bancada del Partido Justicialista, histórica formación peronista. ”Más temprano que tarde, en un día seguramente más luminoso que este día gris y triste de lluvia, las mujeres van a tener la respuesta normativa que necesitan, salir de la brutalidad del estado, de la penalización sobre el avance de un hecho dramático”, dijo, en referencia al problema de los abortos clandestinos.

Para quienes legalizar el aborto no es una opción, el texto que por poco se aprueba, es “inconstitucional” por no velar por la vida del bebé. Así lo manifestó Silvia Elías de Pérez, de la Unión Cívica Radical, miembro del bloque gobernante, quien además defendió la puesta en marcha de “políticas públicas activas” de educación sexual.

”El aborto es siempre una tragedia, lo que hace es sumarle a la mujer una nueva herida más. (…) Legalizar el aborto es admitir lisa y llanamente el fracaso del Estado”, aseveró.

Te podría interesar: Obispos peruanos no conciben cómo aún existen organizaciones que obtienen recursos para apoyar el aborto

La religión, que también juega un papel fundamental cuando hablar del aborto se trata, tuvo su lugar en el debate en la voz de Adolgo Rodríguez Saá, uno de los cinco presidentes que tuvo el país en 11 días, durante la grave crisis de diciembre de 2001. En su opinión como “católico, apostólico, romano”, la vida es desde el momento de la “concepción”, y “no hay interpretación” porque es “lo que dice la ley”.

Mientras tanto, los colectivos que representan a ambas posiciones se concentraron durante toda la jornada en los alrededores del Congreso, con multitudinarias movilizaciones, una vigilia marcada por la lluvia y los pañuelos verdes (a favor del proyecto) y celestes (en contra del aborto) tras varios meses de una gran actividad de ambas partes para defender sus posturas. Tras la sesión, en plena madrugada, se registraron pequeños incidentes en la salida de las multitudes congregadas.

Un debate con poca evolución

La disyuntiva entre legalizar o no el aborto no tiene una amplia trayectoria en Argentina, a pesar de que existen muchas organizaciones que lo defienden. Este ha sido el debate que más ha prosperado en el tema. Muchos legisladores valoraron el hecho de que la iniciativa lleara tan lejos, pues hasta en seis oportunidades habían intentado llevarlo al Congreso sin éxito.

9 agosto, 2018

El proyecto para legalizar el aborto no podrá ser presentado de nuevo hasta el próximo año

 

En Argentina, más allá de la semana 14 de gestación, el aborto estaba garantizado en un proyecto que fue rechazado este jueves tras un debate entre representantes oficialistas y opositores del senado que duró más de 16 horas.31 personas votaron a favor, 38 en contra y dos prefirieron abstenerse. En este caso, cualquier mujer podía decidir abortar en el caso de que el embarazo haya sido producto de una violación, que representara un riesgo para la vida o la salud de la fémina o si se diagnosticara la inviabilidad de vida extrauterina del feto. Además, el proyecto permitía la objeción de conciencia de los profesionales de salud, pero no de las instituciones médicas que se nieguen a practicar abortos.

Si hablamos de América Latina, solo en Cuba, Uruguay y México Distrito Federal las mujeres pueden abortar de forma gratuita y libre, en el primer caso antes de las diez semanas y en los dos últimos antes de la semana duodécima.

En el caso de Argentina, aquellos que apoyan el aborto seguro, legal y gratuito exponen que el problema radica en que al año mueren unas 500.000 mujeres durante abortos clandestinos. Sin embargo, muchos especialistas en la Cámara Alta ponen en duda esta cifra.

Por su parte, el ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, quien abiertamente se posicionó a favor del proyecto, expresó que en 2016 hubo 245 muertes maternas en el país, 43 de ellas por abortos.

No será hasta el próximo año que los representantes del cenado a favor de la propuesta puedan volver a ponerla sobre la mesa.”Que nadie se deje llevar por la cultura de la derrota. Bravo, chicas, ustedes han levantado alto el honor y la dignidad de las mujeres argentinas”, dijo en su intervención Fernando ‘Pino’ Solanas, senador de Proyecto Sur.

Quien también hizo conocer su opinión fue Miguel Ángel Pichetto, jefe de la bancada del Partido Justicialista, histórica formación peronista. ”Más temprano que tarde, en un día seguramente más luminoso que este día gris y triste de lluvia, las mujeres van a tener la respuesta normativa que necesitan, salir de la brutalidad del estado, de la penalización sobre el avance de un hecho dramático”, dijo, en referencia al problema de los abortos clandestinos.

Para quienes legalizar el aborto no es una opción, el texto que por poco se aprueba, es “inconstitucional” por no velar por la vida del bebé. Así lo manifestó Silvia Elías de Pérez, de la Unión Cívica Radical, miembro del bloque gobernante, quien además defendió la puesta en marcha de “políticas públicas activas” de educación sexual.

”El aborto es siempre una tragedia, lo que hace es sumarle a la mujer una nueva herida más. (…) Legalizar el aborto es admitir lisa y llanamente el fracaso del Estado”, aseveró.

Te podría interesar: Obispos peruanos no conciben cómo aún existen organizaciones que obtienen recursos para apoyar el aborto

La religión, que también juega un papel fundamental cuando hablar del aborto se trata, tuvo su lugar en el debate en la voz de Adolgo Rodríguez Saá, uno de los cinco presidentes que tuvo el país en 11 días, durante la grave crisis de diciembre de 2001. En su opinión como “católico, apostólico, romano”, la vida es desde el momento de la “concepción”, y “no hay interpretación” porque es “lo que dice la ley”.

Mientras tanto, los colectivos que representan a ambas posiciones se concentraron durante toda la jornada en los alrededores del Congreso, con multitudinarias movilizaciones, una vigilia marcada por la lluvia y los pañuelos verdes (a favor del proyecto) y celestes (en contra del aborto) tras varios meses de una gran actividad de ambas partes para defender sus posturas. Tras la sesión, en plena madrugada, se registraron pequeños incidentes en la salida de las multitudes congregadas.

Un debate con poca evolución

La disyuntiva entre legalizar o no el aborto no tiene una amplia trayectoria en Argentina, a pesar de que existen muchas organizaciones que lo defienden. Este ha sido el debate que más ha prosperado en el tema. Muchos legisladores valoraron el hecho de que la iniciativa lleara tan lejos, pues hasta en seis oportunidades habían intentado llevarlo al Congreso sin éxito.

Sugerencias
Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

Ideas para cambiar el plástico por otros productos menos dañinos del eco sistema

Todo parte de la imaginación y la conciencia de buscar productos que no causen tanto daño a nuestro planeta.   […]

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *