El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

@Día Mundial de la Diabetes

En España han aumentado un 60,65 % los casos de sarampión

Los casos pasaron de 122 a 196 entre los meses de enero y julio   El contagio por sarampión se […]

Los casos pasaron de 122 a 196 entre los meses de enero y julio

 

El contagio por sarampión se ha multiplicado de manera alarmante en Europa y aún siguen registrándose nuevos brotes debido principalmente, al importante número de personas que no se vacunan, de acuerdo a un informe publicado por la Oficina Regional para Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud considera eliminado el contagio endémico por sarampión en España y que todos los casos registrados, para un total de 196, son importados, y es una situación que el Gobierno atribuye a las altas tasas de vacunación en este país y a la poca incidencia de movimientos anti vacunas.

Esto lo certifica un documento enviado por la organización sanitaria de Naciones Unidas y difundida por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, en el que se informa a las autoridades sanitarias españolas que la transmisión endémica tanto de rubeola como de sarampión se considera “eliminada” en el país pese al rebrote en Europa.

Para la ministra Carmen Montón, “la situación es buena”, aunque destacó la necesidad de incidir contra los “movimientos contrarios a la salud pública”, en alusión a los movimientos anti vacunas. Y es que “la mejor campaña en España la hacen los pediatras y los médicos de familia”, expresó.

Durante, el último informe semanal de vigilancia relativo a la situación de las enfermedades de declaración obligatoria publicado por el Centro Nacional de Epidemiología, en España han aumentado un 60,65 % los casos de sarampión respecto al año pasado, pasando de 122 a 196 entre los meses de enero y julio.

No obstante, la Ministra Montón descartó que el brote de sarampión está afectando al país ibérico, después de la alerta lanzada por la Organización Mundial de la Salud tras la confirmación de unos 41.000 contagios en el continente europeo durante los primeros seis meses del año 2018.

Te puede interesar: Alrededor de 41.000 casos de sarampión en Europa

 

La Organización Mundial de la Salud ha declarado que el sarampión es una enfermedad con grandes repercusiones en la salud pública internacional, ya que es probablemente el agente más infeccioso de los que producen enfermedades en el ser humano.

La Dra. Zsuzsanna Jakab, portavoz de la Región Europea de la OMS, insta a los gobiernos de los países en los cuales el sarampión es considerado una enfermedad endémica a adoptar medidas de emergencia que permitan controlar el contagio del virus, así como a mantener una cobertura pública suficiente en relación a las vacunas.

Así, la prevención del sarampión y la rubéola, junto con prácticas de inmunización infantil y materna, son actualmente una prioridad en salud pública.

En la búsqueda de soluciones a este problema tienen que considerarse los factores socioeconómicos que permiten o no a las poblaciones la distribución de las vacunas.

La Dra. Jakab destaca que toda muerte causada por la falta de una vacuna para el sarampión es prevenible y por tanto “inaceptable”.

Si los países europeos  y los del resto del mundo no inmunizan a sus ciudadanos, los brotes de este virus continuarán.

La solución que se propone ante este hecho es pensar respuestas regionales que impacten al menos cinco regiones de la OMS y se ha planteado como objetivo primordial interrumpir la transmisión del virus mediante una mejora de los sistemas de inmunización y vigilancia, así como reforzando la red mundial de laboratorios que garanticen un diagnóstico oportuno.

26 agosto, 2018

Los casos pasaron de 122 a 196 entre los meses de enero y julio

 

El contagio por sarampión se ha multiplicado de manera alarmante en Europa y aún siguen registrándose nuevos brotes debido principalmente, al importante número de personas que no se vacunan, de acuerdo a un informe publicado por la Oficina Regional para Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud considera eliminado el contagio endémico por sarampión en España y que todos los casos registrados, para un total de 196, son importados, y es una situación que el Gobierno atribuye a las altas tasas de vacunación en este país y a la poca incidencia de movimientos anti vacunas.

Esto lo certifica un documento enviado por la organización sanitaria de Naciones Unidas y difundida por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, en el que se informa a las autoridades sanitarias españolas que la transmisión endémica tanto de rubeola como de sarampión se considera “eliminada” en el país pese al rebrote en Europa.

Para la ministra Carmen Montón, “la situación es buena”, aunque destacó la necesidad de incidir contra los “movimientos contrarios a la salud pública”, en alusión a los movimientos anti vacunas. Y es que “la mejor campaña en España la hacen los pediatras y los médicos de familia”, expresó.

Durante, el último informe semanal de vigilancia relativo a la situación de las enfermedades de declaración obligatoria publicado por el Centro Nacional de Epidemiología, en España han aumentado un 60,65 % los casos de sarampión respecto al año pasado, pasando de 122 a 196 entre los meses de enero y julio.

No obstante, la Ministra Montón descartó que el brote de sarampión está afectando al país ibérico, después de la alerta lanzada por la Organización Mundial de la Salud tras la confirmación de unos 41.000 contagios en el continente europeo durante los primeros seis meses del año 2018.

Te puede interesar: Alrededor de 41.000 casos de sarampión en Europa

 

La Organización Mundial de la Salud ha declarado que el sarampión es una enfermedad con grandes repercusiones en la salud pública internacional, ya que es probablemente el agente más infeccioso de los que producen enfermedades en el ser humano.

La Dra. Zsuzsanna Jakab, portavoz de la Región Europea de la OMS, insta a los gobiernos de los países en los cuales el sarampión es considerado una enfermedad endémica a adoptar medidas de emergencia que permitan controlar el contagio del virus, así como a mantener una cobertura pública suficiente en relación a las vacunas.

Así, la prevención del sarampión y la rubéola, junto con prácticas de inmunización infantil y materna, son actualmente una prioridad en salud pública.

En la búsqueda de soluciones a este problema tienen que considerarse los factores socioeconómicos que permiten o no a las poblaciones la distribución de las vacunas.

La Dra. Jakab destaca que toda muerte causada por la falta de una vacuna para el sarampión es prevenible y por tanto “inaceptable”.

Si los países europeos  y los del resto del mundo no inmunizan a sus ciudadanos, los brotes de este virus continuarán.

La solución que se propone ante este hecho es pensar respuestas regionales que impacten al menos cinco regiones de la OMS y se ha planteado como objetivo primordial interrumpir la transmisión del virus mediante una mejora de los sistemas de inmunización y vigilancia, así como reforzando la red mundial de laboratorios que garanticen un diagnóstico oportuno.

Sugerencias
Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Tips para dormir mejor en estos tiempos de locos

 Solo el 30% de los españoles duerme entre siete y nueve horas seguidas que es el rango perfecto para dar […]

Mitos del cerebro que muchas personas creen

 El cerebro funciona como un ordenador   Existe muchos mitos en cuanto al cerebro, ¿Qué solo usamos el 10 % […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *