El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

En España hay un millón de familias en situación de hambre

Un total de 821 millones de personas sufre en todo el mundo de hambre, lo que supone un regreso a […]

Un total de 821 millones de personas sufre en todo el mundo de hambre, lo que supone un regreso a niveles del año 2010

 

A finales del mes de Octubre, se llevará a cabo la Cumbre Parlamentaria Mundial contra Hambre y Malnutrición en Madrid. Donde las propuestas serán presentadas por el Observatorio del Derecho a la Alimentación de España, en colaboración con su homólogo de América Latina y el Caribe.

Esto con el objetivo de abordar el problema desde el enfoque de derechos humanos: no se trata de un tema de caridad o de beneficencia, se trata de que cada persona en situación de hambre o malnutrición es un caso de violación de los derechos humanos.

Los representantes de los poderes legislativos de muchos países son los encargados de abordar este problema.

El hambre es un tema que preocupa a todos. La Alianza Parlamentaria Española por el Derecho a la Alimentación en el Congreso de los Diputados, en los discursos de los diferentes grupos parlamentarios ha detallado que en España hay un millón de familias en situación de inseguridad alimentaria, además de un 58 % de la población con sobrepeso.

Igualmente, el Observatorio del Derecho a la Alimentación de España, donde universidades, investigadores y organizaciones sociales se han reunido de desde hace más de un año, presentará medidas en torno al hambre.

LA ONU

El hambre creció en el año 2017 por tercer año consecutivo, hasta afectar a 821 millones de personas en todo el mundo, lo que supone un regreso a niveles del año 2010 por factores entre los que destaca la variabilidad del clima, según la Organización de las Naciones Unidas. Varias agencias han presentado su informe sobre el estado global de la seguridad alimentaria y la nutrición, que constata que uno de cada nueve individuos sufre hambre.

Los datos reflejan un aumento progresivo del número de personas afectadas por la subalimentación (carencia crónica de alimentos) desde el año 2015 y, según las últimas proyecciones, el incremento en casi 17 millones de hambrientos entre el año 2016 y 2017.

 

Te puede interesar: Platos solidarios contra el Hambre de la mano del chef español Quique Dacosta

 

El director general de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano da Silva, precisó en una conferencia de prensa que esta nueva edición se centra en el impacto de la variabilidad del clima y la exposición a fenómenos climáticos extremos más complejos, frecuentes e intensos.

Los conflictos y la violencia, están mermando los avances realizados hacia la eliminación del hambre y la malnutrición, según el informe. Como conclusión, la situación del hambre es “significativamente peor en los países cuyos sistemas agrícolas son extremadamente sensibles a la variabilidad de las precipitaciones, la temperatura y la sequía, y donde los medios de vida de una elevada proporción de la población dependen de la agricultura”. La subalimentación ha aumentado en casi todas las regiones de África, continente donde la prevalencia de este problema es mayor, lo padece el 20,4 % de la población, equivalente a 256 millones de personas.

En Asia, que alberga al mayor número de personas con hambre (515 millones de habitantes, el 11,4 % de la población), la tendencia a la baja parece estar ralentizándose, mientras que en Latinoamérica y el Caribe la cifra subió a 39,3 millones de personas (el 6,1 % de la población) por la desaceleración económica en América del Sur. “En los últimos años hemos visto que la crisis económica ha erosionado las conquistas de la década anterior”, señaló Da Silva, que resaltó que cuanto mayor sea la desigualdad, menos se beneficiarán los pobres del crecimiento económico.

Seguro que, además de la preocupación enorme que nos debe despertar el agravamiento del problema del hambre en el mundo, se nos pueden ocurrir muchas preguntas sobre la situación alimentaria de la población española, en la que encontramos un incremento de la inseguridad alimentaria grave y también de la obesidad. Preguntas complejas, difíciles, que necesitan investigación seria para encontrar respuestas y construir propuestas bien fundamentadas.

 

25 septiembre, 2018

Un total de 821 millones de personas sufre en todo el mundo de hambre, lo que supone un regreso a niveles del año 2010

 

A finales del mes de Octubre, se llevará a cabo la Cumbre Parlamentaria Mundial contra Hambre y Malnutrición en Madrid. Donde las propuestas serán presentadas por el Observatorio del Derecho a la Alimentación de España, en colaboración con su homólogo de América Latina y el Caribe.

Esto con el objetivo de abordar el problema desde el enfoque de derechos humanos: no se trata de un tema de caridad o de beneficencia, se trata de que cada persona en situación de hambre o malnutrición es un caso de violación de los derechos humanos.

Los representantes de los poderes legislativos de muchos países son los encargados de abordar este problema.

El hambre es un tema que preocupa a todos. La Alianza Parlamentaria Española por el Derecho a la Alimentación en el Congreso de los Diputados, en los discursos de los diferentes grupos parlamentarios ha detallado que en España hay un millón de familias en situación de inseguridad alimentaria, además de un 58 % de la población con sobrepeso.

Igualmente, el Observatorio del Derecho a la Alimentación de España, donde universidades, investigadores y organizaciones sociales se han reunido de desde hace más de un año, presentará medidas en torno al hambre.

LA ONU

El hambre creció en el año 2017 por tercer año consecutivo, hasta afectar a 821 millones de personas en todo el mundo, lo que supone un regreso a niveles del año 2010 por factores entre los que destaca la variabilidad del clima, según la Organización de las Naciones Unidas. Varias agencias han presentado su informe sobre el estado global de la seguridad alimentaria y la nutrición, que constata que uno de cada nueve individuos sufre hambre.

Los datos reflejan un aumento progresivo del número de personas afectadas por la subalimentación (carencia crónica de alimentos) desde el año 2015 y, según las últimas proyecciones, el incremento en casi 17 millones de hambrientos entre el año 2016 y 2017.

 

Te puede interesar: Platos solidarios contra el Hambre de la mano del chef español Quique Dacosta

 

El director general de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano da Silva, precisó en una conferencia de prensa que esta nueva edición se centra en el impacto de la variabilidad del clima y la exposición a fenómenos climáticos extremos más complejos, frecuentes e intensos.

Los conflictos y la violencia, están mermando los avances realizados hacia la eliminación del hambre y la malnutrición, según el informe. Como conclusión, la situación del hambre es “significativamente peor en los países cuyos sistemas agrícolas son extremadamente sensibles a la variabilidad de las precipitaciones, la temperatura y la sequía, y donde los medios de vida de una elevada proporción de la población dependen de la agricultura”. La subalimentación ha aumentado en casi todas las regiones de África, continente donde la prevalencia de este problema es mayor, lo padece el 20,4 % de la población, equivalente a 256 millones de personas.

En Asia, que alberga al mayor número de personas con hambre (515 millones de habitantes, el 11,4 % de la población), la tendencia a la baja parece estar ralentizándose, mientras que en Latinoamérica y el Caribe la cifra subió a 39,3 millones de personas (el 6,1 % de la población) por la desaceleración económica en América del Sur. “En los últimos años hemos visto que la crisis económica ha erosionado las conquistas de la década anterior”, señaló Da Silva, que resaltó que cuanto mayor sea la desigualdad, menos se beneficiarán los pobres del crecimiento económico.

Seguro que, además de la preocupación enorme que nos debe despertar el agravamiento del problema del hambre en el mundo, se nos pueden ocurrir muchas preguntas sobre la situación alimentaria de la población española, en la que encontramos un incremento de la inseguridad alimentaria grave y también de la obesidad. Preguntas complejas, difíciles, que necesitan investigación seria para encontrar respuestas y construir propuestas bien fundamentadas.

 

Sugerencias
Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Tips para dormir mejor en estos tiempos de locos

 Solo el 30% de los españoles duerme entre siete y nueve horas seguidas que es el rango perfecto para dar […]

Mitos del cerebro que muchas personas creen

 El cerebro funciona como un ordenador   Existe muchos mitos en cuanto al cerebro, ¿Qué solo usamos el 10 % […]

Los alimentos orgánicos ayudan a mejorar la salud de personas

Estudios apuntan a que la ingesta de alimentos orgánicos pueden reducir en un 25% los riesgos de cáncer   La […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *