El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

En México sigue ganando la impunidad en casos de tortura ministerial

Este mes se cumplió un año de haber publicado la ley que sanciona la tortura    Cuando se cumple un […]

Este mes se cumplió un año de haber publicado la ley que sanciona la tortura 

 

Cuando se cumple un año desde la entrada en vigor de Ley General para Prevenir, Investigar y Sancionar la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, en México sigue existiendo la impunidad. Aunque esta nueva normativa significó un gran avance en la lucha contra la tortura como método de investigación ministerial, el Consejo Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y otras organizaciones advierten que prevalecen irregularidades en el sistema.

Entre el año 2000 y mayo de 2017, el CNDH recibió 417 quejas por tortura, emitió 100 recomendaciones y solo en un caso la giró por violaciones graves a los derechos humanos.

El año pasado registró 56 quejas por tortura, mientras que por “malos tratos” hubo 11.196 quejas y 191 recomendaciones.

Este año, al recordar la publicación de la normativa, la oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) comunicó con preocupación la persistencia de este delito en todo el territorio y que es tolerado por el Poder Judicial.

El caso Ayotzinapa

Para entender la magnitud de esta situación, es viable citar el caso Ayotzinapa en el que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) registró 34 casos de tortura y en marzo de este publicó un informe denominado Doble injusticia para demostrar la existencia de irregularidades en una investigación de la que el Gobierno mexicano se sintió orgulloso.

En 65 páginas la ONU reúne, verifica y analiza las violaciones de derechos humanos cometidas en la pesquisa desde septiembre del año 2014 hasta enero de 2016.“El informe contribuye a la búsqueda de la verdad y la justicia en dicho caso y más ampliamente a la agenda nacional de lucha contra la impunidad, las desapariciones y la tortura en México”, dicen sus autores.

Para esto, los expertos de la ONU-DH revisaron los expedientes judiciales y se entrevistaron con detenidos, testigos, abogados y las autoridades relevantes que investigaron los hechos ocurridos hace casi cuatro años. Lo que hallaron fue un “patrón consistente de violaciones de derechos humanos y un modus operandi prácticamente uniforme” que comenzaba con detenciones arbitrarias de personas, pasaba por demoras significativas en su presentación ante las autoridades, tortura y la posterior transferencia al Ministerio Público. Algunas de las conclusiones pretenden “arrojar más luz” a las advertencias vertidas por el Grupo Independiente de Expertos Internacionales (GIEI).

En Doble Injusticia se intenta reflejar los actos de tortura cometidos contra muchos detenidos, para ello examinaron la información de 63 de los 129 apresados en todo el proceso que aseguraron haber sido maltratados. En 51 casos halló posibles actos de tortura. El informe se basa en el análisis de 34 de ellos, 33 hombres y una mujer. “La ONU tiene fuertes elementos de convicción sobre la comisión de tortura, detenciones arbitrarias y otras violaciones de derechos humanos”, dice el documento.

Toques eléctricos en varias partes del cuerpo incluyendo los genitales, los pezones y el ano; fueron las prácticas documentadas. Además de penetración anal a tres hombres detenidos; amenazas de violación sexual a las familiares de los detenidos; golpes; asfixia con bolsas de plástico y ahogamiento con trapos húmedos, una forma conocida como waterboarding que fue utilizada por los soldados estadounidenses en Irak. Los detenidos responsabilizaron de la tortura a elementos de la Policía Federal, la Policía Federal Ministerial, los marinos.

Este informe del Alto Comisionado deja en tela de juicio las declaraciones emitidas por el Gobierno de Enrique Peña Nieto y en definitiva genera más dudas acerca de lo ocurrido.

Te podría interesar: La ONU confirma violación de Derechos Humanos en caso Ayotzinapa

Llamados conjuntos y continuados

No obstante, además de Ayotzinapa, el pasado 26 de junio, diversas organizaciones alzaron su voz por el flagelo. El Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad (CCTI) ha podido percibir la persistencia de esta práctica, a pesar de que en muchos casos logra ser ocultada. “La tortura se practica de manera generalizada, sistemática y permanente en México sin que los culpables sean enjuiciados” han expuesto en su más reciente comunicado.

Asimismo, decena de organizaciones que integran la Red de Organismos Civiles de Derechos Humanos Todos los Derechos para Todas y Todos (Red TDT), así como a la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT), el Programa de Derechos Humanos de la Universidad Iberoamericana (UIA) y la Red Nacional de Peritos y Expertos Independientes, hicieron un llamado “a los candidatos y candidatas a cargos de elección popular a comprometerse con el cumplimiento de la Ley General contra la Tortura, así como la Ley Nacional de Ejecución Penal”.

Del mismo modo exigieron a las autoridades estatales y federales “adoptar inmediatamente acciones encaminadas a erradicar la tortura, tal como lo mandata la legislación aplicable”.

Indicaron que “resulta cuestionable la falta de avances y de transparencia en el diseño del Programa nacional contra la tortura previsto en la Ley Genera contra la tortura”, además de que es “alarmante que diversas instituciones que deberían ser las primeras en comprometerse con el nuevo modelo contra la tortura lo desconozcan en sus acciones”.

28 junio, 2018

Este mes se cumplió un año de haber publicado la ley que sanciona la tortura 

 

Cuando se cumple un año desde la entrada en vigor de Ley General para Prevenir, Investigar y Sancionar la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, en México sigue existiendo la impunidad. Aunque esta nueva normativa significó un gran avance en la lucha contra la tortura como método de investigación ministerial, el Consejo Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y otras organizaciones advierten que prevalecen irregularidades en el sistema.

Entre el año 2000 y mayo de 2017, el CNDH recibió 417 quejas por tortura, emitió 100 recomendaciones y solo en un caso la giró por violaciones graves a los derechos humanos.

El año pasado registró 56 quejas por tortura, mientras que por “malos tratos” hubo 11.196 quejas y 191 recomendaciones.

Este año, al recordar la publicación de la normativa, la oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) comunicó con preocupación la persistencia de este delito en todo el territorio y que es tolerado por el Poder Judicial.

El caso Ayotzinapa

Para entender la magnitud de esta situación, es viable citar el caso Ayotzinapa en el que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) registró 34 casos de tortura y en marzo de este publicó un informe denominado Doble injusticia para demostrar la existencia de irregularidades en una investigación de la que el Gobierno mexicano se sintió orgulloso.

En 65 páginas la ONU reúne, verifica y analiza las violaciones de derechos humanos cometidas en la pesquisa desde septiembre del año 2014 hasta enero de 2016.“El informe contribuye a la búsqueda de la verdad y la justicia en dicho caso y más ampliamente a la agenda nacional de lucha contra la impunidad, las desapariciones y la tortura en México”, dicen sus autores.

Para esto, los expertos de la ONU-DH revisaron los expedientes judiciales y se entrevistaron con detenidos, testigos, abogados y las autoridades relevantes que investigaron los hechos ocurridos hace casi cuatro años. Lo que hallaron fue un “patrón consistente de violaciones de derechos humanos y un modus operandi prácticamente uniforme” que comenzaba con detenciones arbitrarias de personas, pasaba por demoras significativas en su presentación ante las autoridades, tortura y la posterior transferencia al Ministerio Público. Algunas de las conclusiones pretenden “arrojar más luz” a las advertencias vertidas por el Grupo Independiente de Expertos Internacionales (GIEI).

En Doble Injusticia se intenta reflejar los actos de tortura cometidos contra muchos detenidos, para ello examinaron la información de 63 de los 129 apresados en todo el proceso que aseguraron haber sido maltratados. En 51 casos halló posibles actos de tortura. El informe se basa en el análisis de 34 de ellos, 33 hombres y una mujer. “La ONU tiene fuertes elementos de convicción sobre la comisión de tortura, detenciones arbitrarias y otras violaciones de derechos humanos”, dice el documento.

Toques eléctricos en varias partes del cuerpo incluyendo los genitales, los pezones y el ano; fueron las prácticas documentadas. Además de penetración anal a tres hombres detenidos; amenazas de violación sexual a las familiares de los detenidos; golpes; asfixia con bolsas de plástico y ahogamiento con trapos húmedos, una forma conocida como waterboarding que fue utilizada por los soldados estadounidenses en Irak. Los detenidos responsabilizaron de la tortura a elementos de la Policía Federal, la Policía Federal Ministerial, los marinos.

Este informe del Alto Comisionado deja en tela de juicio las declaraciones emitidas por el Gobierno de Enrique Peña Nieto y en definitiva genera más dudas acerca de lo ocurrido.

Te podría interesar: La ONU confirma violación de Derechos Humanos en caso Ayotzinapa

Llamados conjuntos y continuados

No obstante, además de Ayotzinapa, el pasado 26 de junio, diversas organizaciones alzaron su voz por el flagelo. El Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad (CCTI) ha podido percibir la persistencia de esta práctica, a pesar de que en muchos casos logra ser ocultada. “La tortura se practica de manera generalizada, sistemática y permanente en México sin que los culpables sean enjuiciados” han expuesto en su más reciente comunicado.

Asimismo, decena de organizaciones que integran la Red de Organismos Civiles de Derechos Humanos Todos los Derechos para Todas y Todos (Red TDT), así como a la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT), el Programa de Derechos Humanos de la Universidad Iberoamericana (UIA) y la Red Nacional de Peritos y Expertos Independientes, hicieron un llamado “a los candidatos y candidatas a cargos de elección popular a comprometerse con el cumplimiento de la Ley General contra la Tortura, así como la Ley Nacional de Ejecución Penal”.

Del mismo modo exigieron a las autoridades estatales y federales “adoptar inmediatamente acciones encaminadas a erradicar la tortura, tal como lo mandata la legislación aplicable”.

Indicaron que “resulta cuestionable la falta de avances y de transparencia en el diseño del Programa nacional contra la tortura previsto en la Ley Genera contra la tortura”, además de que es “alarmante que diversas instituciones que deberían ser las primeras en comprometerse con el nuevo modelo contra la tortura lo desconozcan en sus acciones”.

Sugerencias
¿Pensar podría quemar calorías?

Expertos recomiendan pensar y caminar, pensar y correr, pensar y entrenar, pensar y hacer pesas, para tener una salud adecuada […]

Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

Ideas para cambiar el plástico por otros productos menos dañinos del eco sistema

Todo parte de la imaginación y la conciencia de buscar productos que no causen tanto daño a nuestro planeta.   […]

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *