El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

@Día Mundial para la Prevención del Abuso Infantil

En Nigeria han secuestrado al menos 1000 menores desde el año 2013

El nombre Boko Haram puede traducirse como “La educación occidental está prohibida”.   El Fondo de Naciones Unidas para la […]

El nombre Boko Haram puede traducirse como “La educación occidental está prohibida”.

 

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) informó esta semana  que al menos 1.000 menores de edad han sido secuestrados desde el año 2013 por el bloque insurgente Boko Haram en el Noroeste de Nigeria, África Occidental, en medio de los repetidos ataques que han cometido contra escuelas de la localidad. Este grupo fundamentalista islámico declaró la guerra a la educación occidental y al Gobierno nigeriano hace nueve años.

Según Unicef, desde la radicalización del conflicto en el año 2009, por causas religiosas, unos 2.295 maestros han sido asesinados y más de 1.400 escuelas han sido destruidas, reseña el portal internacional de noticias Xinhua.

En Nigeria, los musulmanes forman prácticamente la mayoría de la población, y muchos de ellos exigen la introducción de la sharia o ley islámica como principal fuente de la legislación nacional y aseguran que la educación no musulmana es pecado.

 

Te podría interesar: Unicef celebra ayuda para refugiados sirios en Libano

 

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), asevera que el tema de secuestro de menores es preocupante, y el punto más álgido fue en el año 2014, cuando 276 niñas fueron secuestradas de una escuela de la localidad de Chibok y a cuatro años de los sucedido más de 100 pequeñas aún no regresan con sus familias.

Recientemente los insurgentes realizaron un ataque contra una escuela en Dapchi, en el que fallecieron cinco niñas. Expresa el representante de Unicef en ese país, Mohamed Malick Fall, que este ataque es la muestra más reciente de que quedan pocos espacios seguro para los niños en el Noreste de Nigeria.  Cada día se repiten muchos  ataques desmesurados en contra de instituciones educativas.  

Mohamed Malick Fall, afirma que los niños tienen derecho a la educación y a la protección y el salón de clases debe ser un sitio en el que se encuentren libres de peligros.

La ONG prometió estar del lado de las autoridades nigerianas que se han comprometido a proteger las instalaciones educativas de la violencia.

Boko Haram, es el grupo terrorista más sanguinario de África, ha provocado alrededor de 20.000 muertos, ha desplazado a 2,3 millones de personas de sus lugares de origen y ha causado una crisis humanitaria sin precedentes en el noreste de Nigeria.

18 abril, 2018
El nombre Boko Haram puede traducirse como “La educación occidental está prohibida”.

 

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) informó esta semana  que al menos 1.000 menores de edad han sido secuestrados desde el año 2013 por el bloque insurgente Boko Haram en el Noroeste de Nigeria, África Occidental, en medio de los repetidos ataques que han cometido contra escuelas de la localidad. Este grupo fundamentalista islámico declaró la guerra a la educación occidental y al Gobierno nigeriano hace nueve años.

Según Unicef, desde la radicalización del conflicto en el año 2009, por causas religiosas, unos 2.295 maestros han sido asesinados y más de 1.400 escuelas han sido destruidas, reseña el portal internacional de noticias Xinhua.

En Nigeria, los musulmanes forman prácticamente la mayoría de la población, y muchos de ellos exigen la introducción de la sharia o ley islámica como principal fuente de la legislación nacional y aseguran que la educación no musulmana es pecado.

 

Te podría interesar: Unicef celebra ayuda para refugiados sirios en Libano

 

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), asevera que el tema de secuestro de menores es preocupante, y el punto más álgido fue en el año 2014, cuando 276 niñas fueron secuestradas de una escuela de la localidad de Chibok y a cuatro años de los sucedido más de 100 pequeñas aún no regresan con sus familias.

Recientemente los insurgentes realizaron un ataque contra una escuela en Dapchi, en el que fallecieron cinco niñas. Expresa el representante de Unicef en ese país, Mohamed Malick Fall, que este ataque es la muestra más reciente de que quedan pocos espacios seguro para los niños en el Noreste de Nigeria.  Cada día se repiten muchos  ataques desmesurados en contra de instituciones educativas.  

Mohamed Malick Fall, afirma que los niños tienen derecho a la educación y a la protección y el salón de clases debe ser un sitio en el que se encuentren libres de peligros.

La ONG prometió estar del lado de las autoridades nigerianas que se han comprometido a proteger las instalaciones educativas de la violencia.

Boko Haram, es el grupo terrorista más sanguinario de África, ha provocado alrededor de 20.000 muertos, ha desplazado a 2,3 millones de personas de sus lugares de origen y ha causado una crisis humanitaria sin precedentes en el noreste de Nigeria.

Sugerencias
Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

Ideas para cambiar el plástico por otros productos menos dañinos del eco sistema

Todo parte de la imaginación y la conciencia de buscar productos que no causen tanto daño a nuestro planeta.   […]

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *