El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

@Día Mundial de la Diabetes

España está en riesgo de tener más jubilados que trabajadores activos

Países en desarrollo han optado por sistemas fusionados   El envejecimiento de la población España vuelve a ser un problema, […]

Países en desarrollo han optado por sistemas fusionados

 

El envejecimiento de la población España vuelve a ser un problema, esta vez para el sistema de pensiones que al parecer también está caducando pues dentro de algunas décadas podría haber más pensionados que trabajadores activos. El país corre el riesgo de quedarse sin población activa a mediados de este siglo. ¿Cuáles son los cálculos que no ha tomado en cuanto el Estado?

Hoy en día se usan dos modelos para hacer funcionar el sistema de pensiones: modelo de reparto o de solidaridad intergeneracional que se aplica en España, en el que las cotizaciones de los trabajadores activos sirven para financiar las penciones de este momento y modelo de capitalización que rompe con el primer principio y se da cuendo cada persona cotiza y asegura su función, dejando a un lado la de terceros.

El sistema usado en España está en peligro pues el número de pensionados podría llegar a ser mayor que el de personas trabajando. En ese caso ¿Quién financiaria a quien? Esto deja en duda la funcionalidad del sistema de pensiones actual, tomando en cuenta también que el país tiene uno de los salarios para pensionados más altos entre los países miembros de La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE); este se eleva por encima del 80 % de media. En el resto de los países no va más allá del 63 %.

Esta solidaridad podría no ser positiva a largo plazo. Son aspectos que España debe tomar en cuenta antes de que sea demasiado tarde. Recordemos que el país es uno de los que tiene la población activa con edad más elevada y se calcula que cada vez sean menos.

Te podría interesar: Mercado laboral español no va a evolucionar sin migrantes

Un sistema de pensiones mixto

Frente a este panorama, cabe las comparaciones con otros países que también han asumido el este reto. En Suecia han optado por establecer un sistema mixto que genera más ganancias y resultados postivos a largo plazo. El Gobierno sueco ha decidido fusionar dos modalidades en la busqueda de un equilibrio económico.

El primero de ellos se basa también en una especie de solidaridad.Del 18,5% de los ingresos de los trabajadores destinados a financiar su pensión, un 16% de los salarios brutos van a una cuenta nocional individual en régimen de reparto mientras que el 2,5% restante va a una cuenta individual en régimen de capitalización. El país además tiene una pensión de garantía para aquellas personas con bajos niveles de cotización.

Así como Suecia, Polonia e Italia han avanzado en este aspecto con las cuentas nocionales o cuotas individuales respecto al sistema de prestación definida. En este caso, cada trabajador va acumulando cotizaciones durante su vida laboral y dependiendo de lo que haya acumulado percibirá una pensión u otra.

Por otro lado Reino Unido, donde desde el año 2012, el sistema s está constituido de una pensión mínima estatal, un bloque de pensiones privadas colectivas generadas desde la empresa para los trabajadores y un tercer bloque de pensiones privadas, voluntarias e individuales. En Alemania, existe un sistema que une el reparto y la capitalización, en el que las pensiones son promovidas por las empresas y los planes de pensiones individuales.

Urge que España evalúe sus sistemas de prestaciones actual y actúe en base a una economía adaptada a la evolución de la ciudadanía. Un cambio en el sistema de pensiones debe ir acompañado de un plan de demografía, pues los expertos vaticinan que en el 2050 halla más pensionados que trabajadores, lo que se traduce en mayor gasto para la nación y menos producción.

10 julio, 2018

Países en desarrollo han optado por sistemas fusionados

 

El envejecimiento de la población España vuelve a ser un problema, esta vez para el sistema de pensiones que al parecer también está caducando pues dentro de algunas décadas podría haber más pensionados que trabajadores activos. El país corre el riesgo de quedarse sin población activa a mediados de este siglo. ¿Cuáles son los cálculos que no ha tomado en cuanto el Estado?

Hoy en día se usan dos modelos para hacer funcionar el sistema de pensiones: modelo de reparto o de solidaridad intergeneracional que se aplica en España, en el que las cotizaciones de los trabajadores activos sirven para financiar las penciones de este momento y modelo de capitalización que rompe con el primer principio y se da cuendo cada persona cotiza y asegura su función, dejando a un lado la de terceros.

El sistema usado en España está en peligro pues el número de pensionados podría llegar a ser mayor que el de personas trabajando. En ese caso ¿Quién financiaria a quien? Esto deja en duda la funcionalidad del sistema de pensiones actual, tomando en cuenta también que el país tiene uno de los salarios para pensionados más altos entre los países miembros de La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE); este se eleva por encima del 80 % de media. En el resto de los países no va más allá del 63 %.

Esta solidaridad podría no ser positiva a largo plazo. Son aspectos que España debe tomar en cuenta antes de que sea demasiado tarde. Recordemos que el país es uno de los que tiene la población activa con edad más elevada y se calcula que cada vez sean menos.

Te podría interesar: Mercado laboral español no va a evolucionar sin migrantes

Un sistema de pensiones mixto

Frente a este panorama, cabe las comparaciones con otros países que también han asumido el este reto. En Suecia han optado por establecer un sistema mixto que genera más ganancias y resultados postivos a largo plazo. El Gobierno sueco ha decidido fusionar dos modalidades en la busqueda de un equilibrio económico.

El primero de ellos se basa también en una especie de solidaridad.Del 18,5% de los ingresos de los trabajadores destinados a financiar su pensión, un 16% de los salarios brutos van a una cuenta nocional individual en régimen de reparto mientras que el 2,5% restante va a una cuenta individual en régimen de capitalización. El país además tiene una pensión de garantía para aquellas personas con bajos niveles de cotización.

Así como Suecia, Polonia e Italia han avanzado en este aspecto con las cuentas nocionales o cuotas individuales respecto al sistema de prestación definida. En este caso, cada trabajador va acumulando cotizaciones durante su vida laboral y dependiendo de lo que haya acumulado percibirá una pensión u otra.

Por otro lado Reino Unido, donde desde el año 2012, el sistema s está constituido de una pensión mínima estatal, un bloque de pensiones privadas colectivas generadas desde la empresa para los trabajadores y un tercer bloque de pensiones privadas, voluntarias e individuales. En Alemania, existe un sistema que une el reparto y la capitalización, en el que las pensiones son promovidas por las empresas y los planes de pensiones individuales.

Urge que España evalúe sus sistemas de prestaciones actual y actúe en base a una economía adaptada a la evolución de la ciudadanía. Un cambio en el sistema de pensiones debe ir acompañado de un plan de demografía, pues los expertos vaticinan que en el 2050 halla más pensionados que trabajadores, lo que se traduce en mayor gasto para la nación y menos producción.

Sugerencias
Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Tips para dormir mejor en estos tiempos de locos

 Solo el 30% de los españoles duerme entre siete y nueve horas seguidas que es el rango perfecto para dar […]

Mitos del cerebro que muchas personas creen

 El cerebro funciona como un ordenador   Existe muchos mitos en cuanto al cerebro, ¿Qué solo usamos el 10 % […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *