El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

@11 de diciembre, Día Internacional de las Montañas

¿Está el planeta preparado para el envejecimiento de su población?

En América Latina y el Caribe para el 2050, 26 millones de personas podría tener más de 80 años   […]

En América Latina y el Caribe para el 2050, 26 millones de personas podría tener más de 80 años

 

 

Desde que el hombre aprendió a crear nuevos métodos para generar una mejor calidad de vida, ha intentado a través de todos los medios científicos, descubrir el secreto de una existencia más larga. Gracias a los avances en el ámbito de la salud, una persona del siglo XXI puede llegar a vivir muchos años más que una persona nacida en el año 1890 por ejemplo. Es así como hemos llegado a conocer abuelos de más de 80 o 90 años y a padres de 60 que aún parecen tener un largo camino por delante, sin embargo, no hemos pensado en las implicaciones de ésta tan buscada extensión de la vida terrenal.

 

Un aumento de la población mayor, implica tener una sociedad con ciertas necesidades y en muchas ocasiones dependencias por la disminución o desaparición total de algunas capacidades que por naturaleza se desgastan. Habría países con más abuelos con necesidades básicas y una compañía permanente para poder tener una vida de calidad.

 

De acuerdo al informe sobre envejecimiento de la Organización Mundial de la Salud (OMS) la población mundial está haciéndose más vieja a una velocidad preocupante y las tasas de natalidad no han sufrido el mismo efecto de crecimiento. Detalla que una parte de los habitantes de Europa tienen más de 60 años, en Estados Unidos corresponde a la quinta parte y en el Este de Asia el 16 % de sus pobladores. Con respecto a América Latina y el Caribe solo el 11 % alcanza la mencionada edad, por lo que no se puede hablar de una sociedad envejecida.

 

La OMS ha predicho en su documento que para el año 2030 el 17 % de la población superará los 60 años y en el 2050 será el 25 %. Lo que quiere decir que en apenas 33 años se llegará a los niveles que llegó Europa en más de seis décadas. Los abuelos son cada vez más y la mayoría de los sistema de salud no están preparados para recibirlos.

 

Te podría interesar: Es mejor envejecer en Suecia o Noruega que en Afganistán o Nepal

 

Envejecer con calidad de vida

El cuerpo humano experimenta un envejecimiento natural que hasta el momento es inevitable. Con esta etapa de la vida llega un mayor riesgo de contraer enfermedades y una reducción progresiva de las capacidades físicas y mentales que pueden conducir a una situación de dependencia, es decir, a necesitar ayuda externa para el desarrollo de las funciones cotidianas.

 

En América Latina y el Caribe, donde aún el índice de personas mayores no es alarmante, casi ocho millones de los mayores de 60 años dependen de alguien más, es decir un 11 % de la población. Esto según el recien creado Observatorio del Envejecimiento, del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

 

En todos los países que se reflejan en el informe la dependencia es mayor en la población mayor femenina y en países de Latinoamérica el índice de personas que tiene dificultades con tres o más actividades es mayor después de los 80 años. Sin embargo, el fenómeno no es igual en Costa Rica, Chile o México, donde los adultos mayores son más. A diferencia de Uruguay o Paraguay donde son menos.

 

Se espera que en gran parte de América para el 2050, las personas mayores lleguen a los 26 millones. Todas estas personas tendrán ciertas necesidades para mantener una calidad de vida digna. Necesidades que cada Estado debería cubrir con centros asistenciales, personal, transporte, infraestructuras y una educación de servicio que haga satisfactoria esta etapa que gran parte de la población estará atravesando.

19 mayo, 2018
En América Latina y el Caribe para el 2050, 26 millones de personas podría tener más de 80 años

 

 

Desde que el hombre aprendió a crear nuevos métodos para generar una mejor calidad de vida, ha intentado a través de todos los medios científicos, descubrir el secreto de una existencia más larga. Gracias a los avances en el ámbito de la salud, una persona del siglo XXI puede llegar a vivir muchos años más que una persona nacida en el año 1890 por ejemplo. Es así como hemos llegado a conocer abuelos de más de 80 o 90 años y a padres de 60 que aún parecen tener un largo camino por delante, sin embargo, no hemos pensado en las implicaciones de ésta tan buscada extensión de la vida terrenal.

 

Un aumento de la población mayor, implica tener una sociedad con ciertas necesidades y en muchas ocasiones dependencias por la disminución o desaparición total de algunas capacidades que por naturaleza se desgastan. Habría países con más abuelos con necesidades básicas y una compañía permanente para poder tener una vida de calidad.

 

De acuerdo al informe sobre envejecimiento de la Organización Mundial de la Salud (OMS) la población mundial está haciéndose más vieja a una velocidad preocupante y las tasas de natalidad no han sufrido el mismo efecto de crecimiento. Detalla que una parte de los habitantes de Europa tienen más de 60 años, en Estados Unidos corresponde a la quinta parte y en el Este de Asia el 16 % de sus pobladores. Con respecto a América Latina y el Caribe solo el 11 % alcanza la mencionada edad, por lo que no se puede hablar de una sociedad envejecida.

 

La OMS ha predicho en su documento que para el año 2030 el 17 % de la población superará los 60 años y en el 2050 será el 25 %. Lo que quiere decir que en apenas 33 años se llegará a los niveles que llegó Europa en más de seis décadas. Los abuelos son cada vez más y la mayoría de los sistema de salud no están preparados para recibirlos.

 

Te podría interesar: Es mejor envejecer en Suecia o Noruega que en Afganistán o Nepal

 

Envejecer con calidad de vida

El cuerpo humano experimenta un envejecimiento natural que hasta el momento es inevitable. Con esta etapa de la vida llega un mayor riesgo de contraer enfermedades y una reducción progresiva de las capacidades físicas y mentales que pueden conducir a una situación de dependencia, es decir, a necesitar ayuda externa para el desarrollo de las funciones cotidianas.

 

En América Latina y el Caribe, donde aún el índice de personas mayores no es alarmante, casi ocho millones de los mayores de 60 años dependen de alguien más, es decir un 11 % de la población. Esto según el recien creado Observatorio del Envejecimiento, del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

 

En todos los países que se reflejan en el informe la dependencia es mayor en la población mayor femenina y en países de Latinoamérica el índice de personas que tiene dificultades con tres o más actividades es mayor después de los 80 años. Sin embargo, el fenómeno no es igual en Costa Rica, Chile o México, donde los adultos mayores son más. A diferencia de Uruguay o Paraguay donde son menos.

 

Se espera que en gran parte de América para el 2050, las personas mayores lleguen a los 26 millones. Todas estas personas tendrán ciertas necesidades para mantener una calidad de vida digna. Necesidades que cada Estado debería cubrir con centros asistenciales, personal, transporte, infraestructuras y una educación de servicio que haga satisfactoria esta etapa que gran parte de la población estará atravesando.

Sugerencias
¿Pensar podría quemar calorías?

Expertos recomiendan pensar y caminar, pensar y correr, pensar y entrenar, pensar y hacer pesas, para tener una salud adecuada […]

Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

Ideas para cambiar el plástico por otros productos menos dañinos del eco sistema

Todo parte de la imaginación y la conciencia de buscar productos que no causen tanto daño a nuestro planeta.   […]

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Discusión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *