El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

¿Hasta cuándo asesinan a toros? El crimen impune en San Fermín

Las nuevas generaciones ni siquiera reconocen la tauromaquia El mundo tiene los ojos en las Fiestas de San Fermín. Tristemente, […]

Las nuevas generaciones ni siquiera reconocen la tauromaquia

El mundo tiene los ojos en las Fiestas de San Fermín. Tristemente, son conocidas por los encierros en los que decenas de toros siguen la línea de la muerte segura a través de las angostas calles de Pamplona.

Miles de personas hostigaran a los animales, acorralados por los gritos, los golpes y las carreras, y terminarán en la plaza en la que horas después resutan lidiados y desangrados hasta la muerte.

¿Hasta cuándo vamos a permitir que la violencia, la sangre y la muerte empañen una celebración que debería estar basada en la convivencia, el respeto y la tolerancia?

Las personas que formamos Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (PACMA) trabajamos para que Pamplona, y el resto de localidades en las que aún se celebran festejos taurinos, abandonen cualquier práctica violenta y sus fiestas se conviertan en un referente de ocio, tradición y diversión. Todos estos valores no solo no están reñidos con el respeto, sino que deberían ir de la mano.

Y sin embargo, fiestas basadas en el maltrato hacia los animales, como en Pamplona, se repiten en miles de ciudades y pueblos de España durante todo el año. Cuentan con el apoyo de los partidos políticos, de las administraciones y de las autoridades.

Afortunadamente, de nuestro lado a la mayoría de la sociedad. Y sabemos que es esa fuerza imparable de la mayoría la que terminará implantando el sentido común.

Además,  el futuro corresponde a la juventud, que ya ha elegido. Las nuevas generaciones ni siquiera reconocen la tauromaquia; no la identifican con nada que tenga que ver con ellos.

Es el momento de dar un paso adelante, valiente y definitivo. Acabemos con el maltrato institucionalizado, y erradiquémoslo de raíz y por ley.

Queremos construir una sociedad en la que el respeto sea el pilar que rija nuestras relaciones, los Sanfermines y cualquier otra fiesta. Esto es lo que hoy reivindicamos para Pamplona: que las buenas personas se diviertan respetando a los demás.

Te podría interesar: ONG quiere fiesta de San Fermín sin sangre

Los violentos sobran en este nuevo modelo de sociedad por el que trabajamos en PACMA. Sobran los que torturan animales. Sobran los que agreden a las mujeres. Sobran aquí, y en todas partes.

Por ello, celebramos que cada vez son más las mujeres valientes dispuestas a contar y denunciar la violencia que sufren cada día. Es necesario visibilizarla para que nadie pueda dudar de que existe. Las denuncias por agresiones sexuales, que son lamentablemente noticia cada año en los Sanfermines, se convirtieron en un estallido insoportable con el caso de La Manada.

PACMA se ha sumado en estos meses a las movilizaciones por una sentencia que nos ha dejado a las mujeres más desprotegidas, y que nos ha vuelto a convertir en las únicas responsables de nuestra propia seguridad.

En PACMA tenemos un firme compromiso con la igualdad, y seguiremos denunciando la violencia que todas las mujeres sufrimos a diario, solo por el hecho de ser mujeres. Ni un solo caso más de acoso, de discriminación o de agresión debe ser permitido en una sociedad basada en el respeto.

Hoy, en Pamplona, nos comprometemos a seguir luchando para que cualquiera de nosotras aquí, y en cualquier otro lugar, pueda disfrutar con la seguridad de que nadie la encerrará en el sucio cuarto de un portal para agredirla. Nadie. ¡Ni una más!

En nuestra fiesta, la que disfrutaremos dentro de unos días, no hay espacio para la violencia. No hay espacio para quienes atosigan, maltratan y matan a los animales. No hay espacio para quienes acosan, agreden y violan a las mujeres. Hoy hemos venido a decir bien alto que queremos unos Sanfermines sin violencia.

Hagamos del pañuelo negro una señal reconocible para identificar a todos aquellos que luchamos en contra de unas fiestas en San Fermín en las que existe violencia. Convirtamos estos pañuelos en la señal de identidad de las personas que quieren disfrutar de la cultura y de la diversión que ofrece Pamplona estos días, dejando de lado a los violentos.

 

12 julio, 2018

Las nuevas generaciones ni siquiera reconocen la tauromaquia

El mundo tiene los ojos en las Fiestas de San Fermín. Tristemente, son conocidas por los encierros en los que decenas de toros siguen la línea de la muerte segura a través de las angostas calles de Pamplona.

Miles de personas hostigaran a los animales, acorralados por los gritos, los golpes y las carreras, y terminarán en la plaza en la que horas después resutan lidiados y desangrados hasta la muerte.

¿Hasta cuándo vamos a permitir que la violencia, la sangre y la muerte empañen una celebración que debería estar basada en la convivencia, el respeto y la tolerancia?

Las personas que formamos Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (PACMA) trabajamos para que Pamplona, y el resto de localidades en las que aún se celebran festejos taurinos, abandonen cualquier práctica violenta y sus fiestas se conviertan en un referente de ocio, tradición y diversión. Todos estos valores no solo no están reñidos con el respeto, sino que deberían ir de la mano.

Y sin embargo, fiestas basadas en el maltrato hacia los animales, como en Pamplona, se repiten en miles de ciudades y pueblos de España durante todo el año. Cuentan con el apoyo de los partidos políticos, de las administraciones y de las autoridades.

Afortunadamente, de nuestro lado a la mayoría de la sociedad. Y sabemos que es esa fuerza imparable de la mayoría la que terminará implantando el sentido común.

Además,  el futuro corresponde a la juventud, que ya ha elegido. Las nuevas generaciones ni siquiera reconocen la tauromaquia; no la identifican con nada que tenga que ver con ellos.

Es el momento de dar un paso adelante, valiente y definitivo. Acabemos con el maltrato institucionalizado, y erradiquémoslo de raíz y por ley.

Queremos construir una sociedad en la que el respeto sea el pilar que rija nuestras relaciones, los Sanfermines y cualquier otra fiesta. Esto es lo que hoy reivindicamos para Pamplona: que las buenas personas se diviertan respetando a los demás.

Te podría interesar: ONG quiere fiesta de San Fermín sin sangre

Los violentos sobran en este nuevo modelo de sociedad por el que trabajamos en PACMA. Sobran los que torturan animales. Sobran los que agreden a las mujeres. Sobran aquí, y en todas partes.

Por ello, celebramos que cada vez son más las mujeres valientes dispuestas a contar y denunciar la violencia que sufren cada día. Es necesario visibilizarla para que nadie pueda dudar de que existe. Las denuncias por agresiones sexuales, que son lamentablemente noticia cada año en los Sanfermines, se convirtieron en un estallido insoportable con el caso de La Manada.

PACMA se ha sumado en estos meses a las movilizaciones por una sentencia que nos ha dejado a las mujeres más desprotegidas, y que nos ha vuelto a convertir en las únicas responsables de nuestra propia seguridad.

En PACMA tenemos un firme compromiso con la igualdad, y seguiremos denunciando la violencia que todas las mujeres sufrimos a diario, solo por el hecho de ser mujeres. Ni un solo caso más de acoso, de discriminación o de agresión debe ser permitido en una sociedad basada en el respeto.

Hoy, en Pamplona, nos comprometemos a seguir luchando para que cualquiera de nosotras aquí, y en cualquier otro lugar, pueda disfrutar con la seguridad de que nadie la encerrará en el sucio cuarto de un portal para agredirla. Nadie. ¡Ni una más!

En nuestra fiesta, la que disfrutaremos dentro de unos días, no hay espacio para la violencia. No hay espacio para quienes atosigan, maltratan y matan a los animales. No hay espacio para quienes acosan, agreden y violan a las mujeres. Hoy hemos venido a decir bien alto que queremos unos Sanfermines sin violencia.

Hagamos del pañuelo negro una señal reconocible para identificar a todos aquellos que luchamos en contra de unas fiestas en San Fermín en las que existe violencia. Convirtamos estos pañuelos en la señal de identidad de las personas que quieren disfrutar de la cultura y de la diversión que ofrece Pamplona estos días, dejando de lado a los violentos.

 

Sugerencias
Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Tips para dormir mejor en estos tiempos de locos

 Solo el 30% de los españoles duerme entre siete y nueve horas seguidas que es el rango perfecto para dar […]

Mitos del cerebro que muchas personas creen

 El cerebro funciona como un ordenador   Existe muchos mitos en cuanto al cerebro, ¿Qué solo usamos el 10 % […]

Los alimentos orgánicos ayudan a mejorar la salud de personas

Estudios apuntan a que la ingesta de alimentos orgánicos pueden reducir en un 25% los riesgos de cáncer   La […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *