El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

@11 de diciembre, Día Internacional de las Montañas

ISIS comete duro ataque contra periodistas y ONGs en Kabul

Afganistán se encuentra en el puesto 118 de 180 en el ránking sobre la libertad de prensa 2017   En […]

Afganistán se encuentra en el puesto 118 de 180 en el ránking sobre la libertad de prensa 2017

 

En horas de la mañana este lunes 30 de abril, el autodenominado Estado Islamico (EI) se adjudicó dos nuevos atentados, en el primero fallecieron al menos 21 personas y 27 resultaron heridas luego de que una bomba explotara en la sede La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y varias ONG Internacionales.

Según la policía local, el primer atacante hizo detonar una bomba en su motocicleta sobre las 8 horas, en el área de Shashdara,. en el distrito policial número 9 de la capital afgana. Alrededor de media hora más tarde, una segunda explosión sacudió la misma zona. Esta vez las víctimas fueron alrededor de 9 periodistas, uno de ellos fotógrafo de la agencia francesa AFP.

El EI se adjudicó los dos ataques al publicar un mensaje en la red social Telegram señalando que un primer terrorista detonó su chaleco explosivo en el edificio de la Inteligencia afgana y un segundo hizo lo mismo en la calle para sorprender a las personas que habían huido del primer ataque y “hacerlos pedazos”.

En este sentido, la ONG Comité de Seguridad de los Periodistas Afganos (AJSC) informó en su cuenta de Twitter de que tiene constancia de la muerte de 9 periodistas en la explosión de Kabul, aunque no ofreció sus identidades. No obstante, se supo que entre los fallecidos están Khair Muhammad, de la cadena afgana Tolo News, y Ebadullah Hananzai, de la emisora Azadi Radio.

El fotógrafo Shah Marai, de AFP, también murió por la explosión, según confirmó la propia agencia en su cuenta de Twitter. Por su parte, la cadena de televisión 1TV informó de que un cámara, Nawroz Rajabi, y el reportero Ghazi Rasouli fallecieron en el ataque.También falleció un periodista de Jahan TV, que aún no ha sido identificado.

Alrededor de media hora más tarde se produjo una segunda explosión, cuando según Stanekzai, “un suicida que se disfrazó de periodista con una cámara en la mano” hizo detonar los explosivos que portaba entre un grupo de civiles y periodistas que habían acudido a la zona para cubrir el suceso.

Te podría interesar: Acnur y Human Rights Wacth denuncian que migrantes africanos en Yemen son víctimas de tortura y violación

 

Profesionales en riesgo

Los periodistas y medios de comunicación son objetivos habituales de los grupos terroristas.En 2014 la fotoperiodista alemana Anja Niedringhaus, de la Agencia AP, murió tiroteada cuando cubría un evento electoral en provincia de Khost, al oeste de Afganistán, y ese mismo año el periodista afgano Sardar Ahmad, de AFP, murió junto a su mujer y dos de sus tres hijos en un ataque contra el hotel Serena de Kabul.

En enero de 2016, un terrorista suicida accionó una bomba dentro de una furgoneta que transportaba empleados de una productora audiovisual en Kabul, una acción en la que fallecieron al menos 8 personas, 7 de ellas civiles, y otras 28 resultaron heridas.

En el vehículo viajaban empleados de Kaboora Production, una compañía afgana de unos 200 empleados que trabaja para medios como Tolo News.

En enero de este año, la ONG Comité de Seguridad de los Periodistas Afganos indicó que el número de periodistas muertos en territorio afgano en 2017 se elevó a 20, calificandolo como “el más mortífero” de los últimos 15 años, con un 54 % más de muertes que en 2016, cuando la cifra se situó en 13.

 

 

30 abril, 2018
Afganistán se encuentra en el puesto 118 de 180 en el ránking sobre la libertad de prensa 2017

 

En horas de la mañana este lunes 30 de abril, el autodenominado Estado Islamico (EI) se adjudicó dos nuevos atentados, en el primero fallecieron al menos 21 personas y 27 resultaron heridas luego de que una bomba explotara en la sede La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y varias ONG Internacionales.

Según la policía local, el primer atacante hizo detonar una bomba en su motocicleta sobre las 8 horas, en el área de Shashdara,. en el distrito policial número 9 de la capital afgana. Alrededor de media hora más tarde, una segunda explosión sacudió la misma zona. Esta vez las víctimas fueron alrededor de 9 periodistas, uno de ellos fotógrafo de la agencia francesa AFP.

El EI se adjudicó los dos ataques al publicar un mensaje en la red social Telegram señalando que un primer terrorista detonó su chaleco explosivo en el edificio de la Inteligencia afgana y un segundo hizo lo mismo en la calle para sorprender a las personas que habían huido del primer ataque y “hacerlos pedazos”.

En este sentido, la ONG Comité de Seguridad de los Periodistas Afganos (AJSC) informó en su cuenta de Twitter de que tiene constancia de la muerte de 9 periodistas en la explosión de Kabul, aunque no ofreció sus identidades. No obstante, se supo que entre los fallecidos están Khair Muhammad, de la cadena afgana Tolo News, y Ebadullah Hananzai, de la emisora Azadi Radio.

El fotógrafo Shah Marai, de AFP, también murió por la explosión, según confirmó la propia agencia en su cuenta de Twitter. Por su parte, la cadena de televisión 1TV informó de que un cámara, Nawroz Rajabi, y el reportero Ghazi Rasouli fallecieron en el ataque.También falleció un periodista de Jahan TV, que aún no ha sido identificado.

Alrededor de media hora más tarde se produjo una segunda explosión, cuando según Stanekzai, “un suicida que se disfrazó de periodista con una cámara en la mano” hizo detonar los explosivos que portaba entre un grupo de civiles y periodistas que habían acudido a la zona para cubrir el suceso.

Te podría interesar: Acnur y Human Rights Wacth denuncian que migrantes africanos en Yemen son víctimas de tortura y violación

 

Profesionales en riesgo

Los periodistas y medios de comunicación son objetivos habituales de los grupos terroristas.En 2014 la fotoperiodista alemana Anja Niedringhaus, de la Agencia AP, murió tiroteada cuando cubría un evento electoral en provincia de Khost, al oeste de Afganistán, y ese mismo año el periodista afgano Sardar Ahmad, de AFP, murió junto a su mujer y dos de sus tres hijos en un ataque contra el hotel Serena de Kabul.

En enero de 2016, un terrorista suicida accionó una bomba dentro de una furgoneta que transportaba empleados de una productora audiovisual en Kabul, una acción en la que fallecieron al menos 8 personas, 7 de ellas civiles, y otras 28 resultaron heridas.

En el vehículo viajaban empleados de Kaboora Production, una compañía afgana de unos 200 empleados que trabaja para medios como Tolo News.

En enero de este año, la ONG Comité de Seguridad de los Periodistas Afganos indicó que el número de periodistas muertos en territorio afgano en 2017 se elevó a 20, calificandolo como “el más mortífero” de los últimos 15 años, con un 54 % más de muertes que en 2016, cuando la cifra se situó en 13.

 

 

Sugerencias
¿Pensar podría quemar calorías?

Expertos recomiendan pensar y caminar, pensar y correr, pensar y entrenar, pensar y hacer pesas, para tener una salud adecuada […]

Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

Ideas para cambiar el plástico por otros productos menos dañinos del eco sistema

Todo parte de la imaginación y la conciencia de buscar productos que no causen tanto daño a nuestro planeta.   […]

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *