El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

Italia decide no obligar vacunar a los niños

Por otra parte, consideran que existe el peligro de “nuevas epidemias para varias enfermedades; la epidemia de sarampión no ha […]

Por otra parte, consideran que existe el peligro de “nuevas epidemias para varias enfermedades; la epidemia de sarampión no ha terminado y siguen los ingresos en los hospitales”

 

La oposición y colegios médicos han calificado la decisión del gobierno de retrasar un año la obligatoriedad de la vacunación de los niños para inscribirse en las guarderías. Ellos la califican como una medida muy grave e irresponsable, porque pone en riesgo la salud de los italianos.

La anterior ministra de Sanidad, Beatriz Lorenzin, considera que existe el peligro de “nuevas epidemias para varias enfermedades; la epidemia de sarampión no ha terminado y siguen los ingresos en los hospitales”.

Es larga la tradición extremista de Liga y Movimiento 5 Estrellas contra las vacunas. El líder de la Liga, Matteo Salvini, ministro del Interior, afirma que establecer diez vacunas obligatorias es “inútil y a veces peligroso”. Giulia Grillo, ministra de Sanidad, del Movimiento 5 Estrellas, apoya la vacunación, pero considera que las reglas actuales son demasiado restrictivas.

Sin embargo, en algunas regiones se plantean hacer una ley propia para hacer obligatoria la vacunación. El presidente de Campania, Vincenzo de Luca, ha calificado al gobierno de “irresponsable”: “La posición del gobierno es grave, porque al continuar con una posición ideológica y propagandística, dentro de poco se puede llegar incluso a que aparezca la poliomielitis”.

Lo que piensan los italianos sobre la seguridad de las vacunas tiene mucho que ver con unas afirmaciones, ya desacreditadas, que vinculaban al autismo con una vacuna combinada contra el sarampión, las paperas y la rubéola.

Se escucharon durante un muy conocido caso del año 2012 en el que un tribunal de Rimini otorgó una indemnización a la familia de un niño autista tras considerar que el autismo había sido causado, con mucha probabilidad, por la triple vacuna viral. La sentencia fue recurrida y anulada tres años más tarde.

La poca cobertura de vacunas en Italia también tiene que ver con la desconfianza hacia los políticos y los expertos. Según Giovanni Orsina, profesor de Ciencia Política en la Universidad Luiss de Roma, “hay una crisis de confianza en las élites, en todas. Por eso, si un médico dice ‘hay que vacunar a su hijo’, no lo ven como a alguien capacitado sino como a alguien que recibe dinero de las compañías que venden vacunas”.

Por su parte, Orsina cree que el tema de la obligatoriedad ocupará el centro del debate político, pero el Gobierno no se acercará demasiado a la postura de los activistas antivacunas. “Harán algo, pero no demasiado”, dijo.

 

Te puede interesar: La OMS prepara 4.000 vacunas para luchar contra el Ébola en el Congo

 

Asimismo, Ivan Zaytsev, jugador de voleibol en la selección nacional italiana y medallista olímpico, no pensaba en hacer una declaración política cuando la semana pasada subió a las redes sociales una foto junto a su hija, recién vacunada. Sólo quería celebrar la valentía de la niña, de siete meses, pero en cuestión de segundos los activistas contra las vacunas se lanzaron sobre él. Entre otros ataques, lo acusaron de recibir dinero de las compañías farmacéuticas y hasta le escribieron escalofriantes mensajes deseando que su hija sufriera una enfermedad.

“Quería compartir este momento como padre, tranquilizar a otros padres y felicitar a mi hija, que sonrió durante todo el proceso”, dijo que también es padre de un niño. “Entiendo que soy una figura pública y que tenga consecuencias todo lo que hago, pero esto no me lo esperaba. Una cosa es si va contra mí, pero cuando le desean enfermedad a tus hijos te enfadas mucho”.

Aunque Zaytsev no haya denunciado el caso, la PolTel (un cuerpo de policía italiano especializado en delitos por Internet) está tratando de localizar a los autores. El año pasado cerraron una página de Facebook que organizaba “fiestas del sarampión” en la que el objetivo era que los padres expusieran a sus hijos a la enfermedad con la intención de inmunizarlos de forma natural.

El pequeño pero agresivo movimiento antivacunas ha ganado fuerza en Italia con la llegada al poder de un Gobierno de coalición que no cree en las inyecciones. A pocos días de la publicación de la foto de Zaytsev, la ministra de Sanidad, Giulia Grillo, dijo que los padres ya no debían mostrar en las escuelas el certificado médico que prueba que sus hijos se han vacunado.

10 agosto, 2018

Por otra parte, consideran que existe el peligro de “nuevas epidemias para varias enfermedades; la epidemia de sarampión no ha terminado y siguen los ingresos en los hospitales”

 

La oposición y colegios médicos han calificado la decisión del gobierno de retrasar un año la obligatoriedad de la vacunación de los niños para inscribirse en las guarderías. Ellos la califican como una medida muy grave e irresponsable, porque pone en riesgo la salud de los italianos.

La anterior ministra de Sanidad, Beatriz Lorenzin, considera que existe el peligro de “nuevas epidemias para varias enfermedades; la epidemia de sarampión no ha terminado y siguen los ingresos en los hospitales”.

Es larga la tradición extremista de Liga y Movimiento 5 Estrellas contra las vacunas. El líder de la Liga, Matteo Salvini, ministro del Interior, afirma que establecer diez vacunas obligatorias es “inútil y a veces peligroso”. Giulia Grillo, ministra de Sanidad, del Movimiento 5 Estrellas, apoya la vacunación, pero considera que las reglas actuales son demasiado restrictivas.

Sin embargo, en algunas regiones se plantean hacer una ley propia para hacer obligatoria la vacunación. El presidente de Campania, Vincenzo de Luca, ha calificado al gobierno de “irresponsable”: “La posición del gobierno es grave, porque al continuar con una posición ideológica y propagandística, dentro de poco se puede llegar incluso a que aparezca la poliomielitis”.

Lo que piensan los italianos sobre la seguridad de las vacunas tiene mucho que ver con unas afirmaciones, ya desacreditadas, que vinculaban al autismo con una vacuna combinada contra el sarampión, las paperas y la rubéola.

Se escucharon durante un muy conocido caso del año 2012 en el que un tribunal de Rimini otorgó una indemnización a la familia de un niño autista tras considerar que el autismo había sido causado, con mucha probabilidad, por la triple vacuna viral. La sentencia fue recurrida y anulada tres años más tarde.

La poca cobertura de vacunas en Italia también tiene que ver con la desconfianza hacia los políticos y los expertos. Según Giovanni Orsina, profesor de Ciencia Política en la Universidad Luiss de Roma, “hay una crisis de confianza en las élites, en todas. Por eso, si un médico dice ‘hay que vacunar a su hijo’, no lo ven como a alguien capacitado sino como a alguien que recibe dinero de las compañías que venden vacunas”.

Por su parte, Orsina cree que el tema de la obligatoriedad ocupará el centro del debate político, pero el Gobierno no se acercará demasiado a la postura de los activistas antivacunas. “Harán algo, pero no demasiado”, dijo.

 

Te puede interesar: La OMS prepara 4.000 vacunas para luchar contra el Ébola en el Congo

 

Asimismo, Ivan Zaytsev, jugador de voleibol en la selección nacional italiana y medallista olímpico, no pensaba en hacer una declaración política cuando la semana pasada subió a las redes sociales una foto junto a su hija, recién vacunada. Sólo quería celebrar la valentía de la niña, de siete meses, pero en cuestión de segundos los activistas contra las vacunas se lanzaron sobre él. Entre otros ataques, lo acusaron de recibir dinero de las compañías farmacéuticas y hasta le escribieron escalofriantes mensajes deseando que su hija sufriera una enfermedad.

“Quería compartir este momento como padre, tranquilizar a otros padres y felicitar a mi hija, que sonrió durante todo el proceso”, dijo que también es padre de un niño. “Entiendo que soy una figura pública y que tenga consecuencias todo lo que hago, pero esto no me lo esperaba. Una cosa es si va contra mí, pero cuando le desean enfermedad a tus hijos te enfadas mucho”.

Aunque Zaytsev no haya denunciado el caso, la PolTel (un cuerpo de policía italiano especializado en delitos por Internet) está tratando de localizar a los autores. El año pasado cerraron una página de Facebook que organizaba “fiestas del sarampión” en la que el objetivo era que los padres expusieran a sus hijos a la enfermedad con la intención de inmunizarlos de forma natural.

El pequeño pero agresivo movimiento antivacunas ha ganado fuerza en Italia con la llegada al poder de un Gobierno de coalición que no cree en las inyecciones. A pocos días de la publicación de la foto de Zaytsev, la ministra de Sanidad, Giulia Grillo, dijo que los padres ya no debían mostrar en las escuelas el certificado médico que prueba que sus hijos se han vacunado.

Sugerencias
¿Pensar podría quemar calorías?

Expertos recomiendan pensar y caminar, pensar y correr, pensar y entrenar, pensar y hacer pesas, para tener una salud adecuada […]

Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

Ideas para cambiar el plástico por otros productos menos dañinos del eco sistema

Todo parte de la imaginación y la conciencia de buscar productos que no causen tanto daño a nuestro planeta.   […]

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *