El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

La desigualdad que amenazaba Galicia en el año 2008 sigue latente y en amenazante crecimiento

Galicia vive un preocupante retroceso económico   Representantes de sindicatos, empresarios, asociaciones de consumidores y técnicos dependientes de la Xunta […]

Galicia vive un preocupante retroceso económico

 

Representantes de sindicatos, empresarios, asociaciones de consumidores y técnicos dependientes de la Xunta han advertido este primero de agosto sobre la situación económica y social de Galicia donde sigue creciendo la desigualdad, empleos de abaja calidad y precarios sueldos, cuando en realidad la situación debería ser diferente tras la mejora que se percibió en el año 2014. Sin embargo, en Galicia las cosas no han cambiado y se asemejan más a los que sucedía en el año 2008.

A través de un informe, los técnicos y personalidades de la provincia gallega han expuesto datos reveladores y preocupantes que denotan la gran debilidad económica en la localidad. Aunque en el año 2017 hubo un crecimiento del PIB, Galicia sigue lenta para superar la ocupación de sus ciudadanos. En el año evaluado, el empleo solo representa el 84 % del que había durante el segundo trimestre del año 2008.

Los técnicos exponen que Galicia responde a un modelo de crecimiento excluyente, desigual y una distribución de las riquezas sin equilibrio. Muestra de ello es que el umbral de los gallegos que vive por debajo del umbral de pobreza (16 %) sigue por encima del que había hace una década (13,9 %) y la provincia más grave es Ourense.

En este sentido, la presidenta del Consello Económico e Social (CES), Corina Porro ha resaltado que pese a los datos positivos arrojados en la última década, la población gallega no ha percibido los beneficios como en épocas anteriores.

Puestos de trabajo

El sector laboral es uno de los que más sufre en Galicia. Es la única provincia de España donde los puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo crecieron a ritmo lento. Esto ha provocado que la población activa sea cada vez más débil y pequeña y con ella desciende la tasa de actividad en la comunidad, posicionándose en 53 %; la más baja desde el 2005. Por lo tanto, la tasa de paro ha decaído el 15,7 %, más bajo que el mismo dato a nivel estatal. “El dinamismo de la economía gallea se debilita en el mercado de trabajo” asegura el CES.

La respuesta a este asunto podría estar en una subida de sueldos para los sectores más bajos, acompañado de una mejora en la calidad de los empleos. El 92 % de los contratos firmados el año pasado fueron temporales, de los que una de cada tres duró menos de una semana. Esto demuestra que no hay estabilidad en Galicia.

Te podría interesar: En Galicia ex-entrenador es condenado por abusar de dos menores de edad

Todo esto provoca que muchos jóvenes abandonen la provincia y la comunidad se debilite. “La comunidad presenta un crecimiento natural cada vez más negativo, debido, entre otros aspectos, a la dedicada tasa de natalidad, al incremento de la edad media o a la emigración de jóvenes en edad de tener hijos” apuntan los técnicos del CES.

En Galicia se percibe una acentuada dispersión de la población y desequilibrio territorial. La edad media es de 47 años, frente a los 43 de España y los menores de 15 años se concentran en las ciudades.

La memoria del Consello Económico e Social (CES) del año 2017, es un documento en el que han participado los técnicos del organismo dependiente de la Xunta y representantes de sindicatos, empresarios y asociaciones de consumidores.

2 agosto, 2018

Galicia vive un preocupante retroceso económico

 

Representantes de sindicatos, empresarios, asociaciones de consumidores y técnicos dependientes de la Xunta han advertido este primero de agosto sobre la situación económica y social de Galicia donde sigue creciendo la desigualdad, empleos de abaja calidad y precarios sueldos, cuando en realidad la situación debería ser diferente tras la mejora que se percibió en el año 2014. Sin embargo, en Galicia las cosas no han cambiado y se asemejan más a los que sucedía en el año 2008.

A través de un informe, los técnicos y personalidades de la provincia gallega han expuesto datos reveladores y preocupantes que denotan la gran debilidad económica en la localidad. Aunque en el año 2017 hubo un crecimiento del PIB, Galicia sigue lenta para superar la ocupación de sus ciudadanos. En el año evaluado, el empleo solo representa el 84 % del que había durante el segundo trimestre del año 2008.

Los técnicos exponen que Galicia responde a un modelo de crecimiento excluyente, desigual y una distribución de las riquezas sin equilibrio. Muestra de ello es que el umbral de los gallegos que vive por debajo del umbral de pobreza (16 %) sigue por encima del que había hace una década (13,9 %) y la provincia más grave es Ourense.

En este sentido, la presidenta del Consello Económico e Social (CES), Corina Porro ha resaltado que pese a los datos positivos arrojados en la última década, la población gallega no ha percibido los beneficios como en épocas anteriores.

Puestos de trabajo

El sector laboral es uno de los que más sufre en Galicia. Es la única provincia de España donde los puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo crecieron a ritmo lento. Esto ha provocado que la población activa sea cada vez más débil y pequeña y con ella desciende la tasa de actividad en la comunidad, posicionándose en 53 %; la más baja desde el 2005. Por lo tanto, la tasa de paro ha decaído el 15,7 %, más bajo que el mismo dato a nivel estatal. “El dinamismo de la economía gallea se debilita en el mercado de trabajo” asegura el CES.

La respuesta a este asunto podría estar en una subida de sueldos para los sectores más bajos, acompañado de una mejora en la calidad de los empleos. El 92 % de los contratos firmados el año pasado fueron temporales, de los que una de cada tres duró menos de una semana. Esto demuestra que no hay estabilidad en Galicia.

Te podría interesar: En Galicia ex-entrenador es condenado por abusar de dos menores de edad

Todo esto provoca que muchos jóvenes abandonen la provincia y la comunidad se debilite. “La comunidad presenta un crecimiento natural cada vez más negativo, debido, entre otros aspectos, a la dedicada tasa de natalidad, al incremento de la edad media o a la emigración de jóvenes en edad de tener hijos” apuntan los técnicos del CES.

En Galicia se percibe una acentuada dispersión de la población y desequilibrio territorial. La edad media es de 47 años, frente a los 43 de España y los menores de 15 años se concentran en las ciudades.

La memoria del Consello Económico e Social (CES) del año 2017, es un documento en el que han participado los técnicos del organismo dependiente de la Xunta y representantes de sindicatos, empresarios y asociaciones de consumidores.

Sugerencias
Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Tips para dormir mejor en estos tiempos de locos

 Solo el 30% de los españoles duerme entre siete y nueve horas seguidas que es el rango perfecto para dar […]

Mitos del cerebro que muchas personas creen

 El cerebro funciona como un ordenador   Existe muchos mitos en cuanto al cerebro, ¿Qué solo usamos el 10 % […]

Los alimentos orgánicos ayudan a mejorar la salud de personas

Estudios apuntan a que la ingesta de alimentos orgánicos pueden reducir en un 25% los riesgos de cáncer   La […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *