El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

@Día Mundial de los Derechos de la Infancia

La misteriosa causa del fondo del mar cuando cambia de color

Las aguas no están blancas sino marrones, producto de la actividad del hombre y de los derivados del petróleo.   […]

Las aguas no están blancas sino marrones, producto de la actividad del hombre y de los derivados del petróleo.

 

Un día las aguas profundas de los mares están verdes azuladas o blancas, otro día negras, marrón de un color nada atractivo, ni saludable.

Seguramente te preguntarás cuáles son las razones para este repentino cambio de color, ya que no sucede de la nada.

Si la curiosidad es más grande que tú dejame decir que estás en el sitio correcto, en el momento correcto. Busca papel y un bolígrafo, te explicaremos el porqué del cambio. 

Y es que el mar profundo está mudando de color, como una serpiente muda de piel cada cierto tiempo,  debido a las acciones del máximo destructor de esta planta, el hombre.

Todo se debe a la emisión de gases en la atmósfera que tiene su génesis en el dióxido de carbono (CO2) producto de actividades como la combustión de derivados del petróleo, llámese creación de gasolina, entre otros.

Científicos de diversas latitudes del mundo responsabilizan al mencionado petróleo por el cambio de color en las profundidades. Además, también precisan que el aumento de la concentración de CO2 a una escala planetaria jamás registrada provoca otros efectos nocivos para la tierra, aparte del que ya hace en las profundidades.

Las principales aguas que están cambiando, según los expertos de Canadá y Estados Unidos (quienes se unieron para realizar un estudio publicado en PNAS), son las del Atlántico Norte y la del Océano Austral, sin embargo creen que pronto las aguas de otros grandes océanos como el del caribe comenzarán a mudar de tonalidad.

 

Te puede interesar:  La ONU propone una lucha contra el ébola

 

Ellos explican que, las aguas en estos momentos están marrones o negras (su color habitual debería ser blanca cálcico), como consecuencia de las acumulaciones de CO2, así como de la presencia de carbonato cálcico, CACO3; componente que también perjudica al agua y a su vez al planeta. Otra cosa que ocurre es que las aguas sean más ácidas que antes.

¿Cuáles serían las consecuencias en unos años?

Según el departamento de comunicación de la universidad McGill de Montreal, Canadá, en unos años la totalidad de las aguas pasarán a tener un color marrón perjudicial para la vida humana. Ellos mismo señalan, que si esto pasa, la vida del humano entraría en un jaque seguro.

Precisan la única manera de revertir el cambio de color del agua es disminuir la cantidad de CO2 Y CACO3 que viaja a la atmósfera.

”La velocidad a la que el CO2 se está emitiendo actualmente en la atmósfera es excepcionalmente alta en la historia de la Tierra, más rápido que en cualquier otro período desde al menos la extinción de los dinosaurios”, señaló Olivier Sulpis, estudiante de doctorado en la Universidad de McGill y autor de un estudio sobre el tema.

Sulpis señaló también:  “sus efectos van a una velocidad mucho más rápida que la que los mecanismos naturales en el océano pueden afrontar, por lo que aumenta las preocupaciones sobre los niveles de acidificación del océano en el futuro”.

4 noviembre, 2018

Las aguas no están blancas sino marrones, producto de la actividad del hombre y de los derivados del petróleo.

 

Un día las aguas profundas de los mares están verdes azuladas o blancas, otro día negras, marrón de un color nada atractivo, ni saludable.

Seguramente te preguntarás cuáles son las razones para este repentino cambio de color, ya que no sucede de la nada.

Si la curiosidad es más grande que tú dejame decir que estás en el sitio correcto, en el momento correcto. Busca papel y un bolígrafo, te explicaremos el porqué del cambio. 

Y es que el mar profundo está mudando de color, como una serpiente muda de piel cada cierto tiempo,  debido a las acciones del máximo destructor de esta planta, el hombre.

Todo se debe a la emisión de gases en la atmósfera que tiene su génesis en el dióxido de carbono (CO2) producto de actividades como la combustión de derivados del petróleo, llámese creación de gasolina, entre otros.

Científicos de diversas latitudes del mundo responsabilizan al mencionado petróleo por el cambio de color en las profundidades. Además, también precisan que el aumento de la concentración de CO2 a una escala planetaria jamás registrada provoca otros efectos nocivos para la tierra, aparte del que ya hace en las profundidades.

Las principales aguas que están cambiando, según los expertos de Canadá y Estados Unidos (quienes se unieron para realizar un estudio publicado en PNAS), son las del Atlántico Norte y la del Océano Austral, sin embargo creen que pronto las aguas de otros grandes océanos como el del caribe comenzarán a mudar de tonalidad.

 

Te puede interesar:  La ONU propone una lucha contra el ébola

 

Ellos explican que, las aguas en estos momentos están marrones o negras (su color habitual debería ser blanca cálcico), como consecuencia de las acumulaciones de CO2, así como de la presencia de carbonato cálcico, CACO3; componente que también perjudica al agua y a su vez al planeta. Otra cosa que ocurre es que las aguas sean más ácidas que antes.

¿Cuáles serían las consecuencias en unos años?

Según el departamento de comunicación de la universidad McGill de Montreal, Canadá, en unos años la totalidad de las aguas pasarán a tener un color marrón perjudicial para la vida humana. Ellos mismo señalan, que si esto pasa, la vida del humano entraría en un jaque seguro.

Precisan la única manera de revertir el cambio de color del agua es disminuir la cantidad de CO2 Y CACO3 que viaja a la atmósfera.

”La velocidad a la que el CO2 se está emitiendo actualmente en la atmósfera es excepcionalmente alta en la historia de la Tierra, más rápido que en cualquier otro período desde al menos la extinción de los dinosaurios”, señaló Olivier Sulpis, estudiante de doctorado en la Universidad de McGill y autor de un estudio sobre el tema.

Sulpis señaló también:  “sus efectos van a una velocidad mucho más rápida que la que los mecanismos naturales en el océano pueden afrontar, por lo que aumenta las preocupaciones sobre los niveles de acidificación del océano en el futuro”.

Sugerencias
Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

Ideas para cambiar el plástico por otros productos menos dañinos del eco sistema

Todo parte de la imaginación y la conciencia de buscar productos que no causen tanto daño a nuestro planeta.   […]

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *