El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

@Día Mundial para la Prevención del Abuso Infantil

La ONG Salud por Derecho alerta sobre la falta de financiación para erradicar el Sida en América Latina

La ONG Salud por Derecho junto a otras organizaciones emprendió una campaña “Nadie puede desaparecer”.   La Organización sin fines […]

La ONG Salud por Derecho junto a otras organizaciones emprendió una campaña “Nadie puede desaparecer”.

 

La Organización sin fines de lucro hizo énfasis en América Latina y el Caribe, sobre la falta de financiación y disminución de ayuda internacional para la lucha contra el Sida en algunos países de renta media.

La ONG Salud por Derecho emprendió una campaña donde exige a los gobiernos y los donantes cumplir con sus obligaciones en el combate contra el Sida, donde se vive más del 50 % de los afectados.

La mayor parte de los afectados por esta enfermedad se encuentran en países muy pobres y la falta de financiamiento ha venido deteriorando las regiones con mayoría de naciones de renta media como Europa del Este y Asia Central, según lo explicó la ONG.

Tras un descenso del 20 % en la década anterior, ascendieron un 3 % en América Latina y un 9 % en la zona del Caribe.

Solo en Panamá donde se comenzó la campaña “Nadie”, las nuevas infecciones aumentaron en un 20 % y las muertes referidas con el Sida en un 9 % desde el año 2010.

 

Te podría interesar: A los jóvenes en España le sigue atrayendo la acción voluntaria Ámate frente a la falta de apoyo de ONG

 

A su vez, los más afectados por el grave descenso de financiación y la salida de donantes en estás regiones son los grupos de poblaciones más vulnerables: trabajadores del sexo, usuarios de drogas inyectables, población transgénero y reclusa o indígena.

Estos grupos sufren una gran violación de sus derechos,son criminalizados estigmatizados y sin alguna ley que los proteja, lo que provoca una vulnerabilidad que provoca el acceso a programas de prevención y tratamiento.

La financiación internacional contra el VIH ha disminuido hasta su nivel más bajo aproximadamente desde el año 2010. Se supone la necesidad de aumentar el apoyo por parte de los gobiernos locales, pues se considera que no está siendo suficiente.

Mortalidad de Sida

El objetivo del organismo internacional es alcanzar los 30 millones de personas bajo tratamiento en 2020, aunque el director ejecutivo recordó que “poner fin al sida no es solo una cuestión médica, sino que también afecta a los Derechos Humanos y a toda la sociedad”.

Esta evolución positiva oculta grandes desequilibrios regionales, advirtió Sidibé: el mayor descenso en los fallecimientos causados por el sida tuvo lugar en el sur y este de África (un 42 % entre 2010 y 2016), la región más afectada por el virus y que cuenta con más de la mitad de todos los portadores del VIH.

La mortalidad relacionada con el sida en Latinoamérica disminuyó, de forma constante, en un 12 % entre 2000 y 2016, a pesar de los aumentos “preocupantes” en países como Bolivia, Guatemala, Paraguay y Uruguay en los últimos seis años.

El organismo alertó que a estas diferencias territoriales se unen otras relacionados con la situación personal de los portadores del VIH.

Es el caso de los menores seropositivos, que tienen menor acceso al tratamiento que los adultos, y de los jóvenes de entre 15 y 24 años “abandonados a su suerte” frente al virus.

Los hombres conocen menos que las mujeres que son portadores del VIH y, además, muchos son “diagnosticados tardíamente y comienzan el tratamiento cuando ya están enfermos, lo que les hace más vulnerable a las enfermedades relacionadas con el sida que las mujeres”.

25 mayo, 2018
La ONG Salud por Derecho junto a otras organizaciones emprendió una campaña “Nadie puede desaparecer”.

 

La Organización sin fines de lucro hizo énfasis en América Latina y el Caribe, sobre la falta de financiación y disminución de ayuda internacional para la lucha contra el Sida en algunos países de renta media.

La ONG Salud por Derecho emprendió una campaña donde exige a los gobiernos y los donantes cumplir con sus obligaciones en el combate contra el Sida, donde se vive más del 50 % de los afectados.

La mayor parte de los afectados por esta enfermedad se encuentran en países muy pobres y la falta de financiamiento ha venido deteriorando las regiones con mayoría de naciones de renta media como Europa del Este y Asia Central, según lo explicó la ONG.

Tras un descenso del 20 % en la década anterior, ascendieron un 3 % en América Latina y un 9 % en la zona del Caribe.

Solo en Panamá donde se comenzó la campaña “Nadie”, las nuevas infecciones aumentaron en un 20 % y las muertes referidas con el Sida en un 9 % desde el año 2010.

 

Te podría interesar: A los jóvenes en España le sigue atrayendo la acción voluntaria Ámate frente a la falta de apoyo de ONG

 

A su vez, los más afectados por el grave descenso de financiación y la salida de donantes en estás regiones son los grupos de poblaciones más vulnerables: trabajadores del sexo, usuarios de drogas inyectables, población transgénero y reclusa o indígena.

Estos grupos sufren una gran violación de sus derechos,son criminalizados estigmatizados y sin alguna ley que los proteja, lo que provoca una vulnerabilidad que provoca el acceso a programas de prevención y tratamiento.

La financiación internacional contra el VIH ha disminuido hasta su nivel más bajo aproximadamente desde el año 2010. Se supone la necesidad de aumentar el apoyo por parte de los gobiernos locales, pues se considera que no está siendo suficiente.

Mortalidad de Sida

El objetivo del organismo internacional es alcanzar los 30 millones de personas bajo tratamiento en 2020, aunque el director ejecutivo recordó que “poner fin al sida no es solo una cuestión médica, sino que también afecta a los Derechos Humanos y a toda la sociedad”.

Esta evolución positiva oculta grandes desequilibrios regionales, advirtió Sidibé: el mayor descenso en los fallecimientos causados por el sida tuvo lugar en el sur y este de África (un 42 % entre 2010 y 2016), la región más afectada por el virus y que cuenta con más de la mitad de todos los portadores del VIH.

La mortalidad relacionada con el sida en Latinoamérica disminuyó, de forma constante, en un 12 % entre 2000 y 2016, a pesar de los aumentos “preocupantes” en países como Bolivia, Guatemala, Paraguay y Uruguay en los últimos seis años.

El organismo alertó que a estas diferencias territoriales se unen otras relacionados con la situación personal de los portadores del VIH.

Es el caso de los menores seropositivos, que tienen menor acceso al tratamiento que los adultos, y de los jóvenes de entre 15 y 24 años “abandonados a su suerte” frente al virus.

Los hombres conocen menos que las mujeres que son portadores del VIH y, además, muchos son “diagnosticados tardíamente y comienzan el tratamiento cuando ya están enfermos, lo que les hace más vulnerable a las enfermedades relacionadas con el sida que las mujeres”.

Sugerencias
Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

Ideas para cambiar el plástico por otros productos menos dañinos del eco sistema

Todo parte de la imaginación y la conciencia de buscar productos que no causen tanto daño a nuestro planeta.   […]

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Discusión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *