El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero no muestran cómo se desarrollaron en su infancia, cómo viven su niñez, ni cómo la viven los de su entorno.
El libro nos brinda la posibilidad de acercarnos a la intimidad de los hogares que se ven obligados a transformarse tras un diagnóstico.
Nos explica cómo conectar con un niño autista, como llegar a entenderlo, como comunicarnos con él, explica cómo le llega un diagnóstico a una  madre: “Aceptas, pero no sabes si luchar contra el mundo, hundirte en tus miedos, ocultar lo que sabes… cada uno lo aborda como puede, como sabe, o como le hayan enseñado. De momento lo que tienes es una falla abierta en tu vida, y estás noqueado; habrá un antes y un después…”.
Asimismo, trata el tema de la diversidad, de la incomprensión y de la aceptación de la diferencia: “La sociedad animal rechaza lo que no está dentro de los estándares; pero la sociedad intelectual, la desarrollada quiere dar cobijo a lo que se sale de la norma; y en esa lucha interna, nos encontramos cuando nos presentan a alguien con alguna discapacidad…”.Es un libro rápido, de lectura ágil, con pinceladas de entusiasmo, optimismo, crítica y mucho sentimiento. Las descripciones son muy veraces, tratando el tema sin idealizarlo, sin dramatizarlo y sin victimizar.
El reto de una madre por entender a su hijo autista le obliga a buscar nuevos canales de comunicación, y se convierte en una necesidad de mostrar al mundo su realidad.
Recopilar, documentar la búsqueda, puede ayudar a otros a contribuir a la cadena de favores. Por otro lado, es imposible conocer el desarrollo futuro de un niño autista, por eso es importante disfrutar del presente más inmediato, sin idealizar, ni edulcorar.
Aprender de los errores propios no es un mérito, es una necesidad. Aprender de los errores ajenos es una necesidad de la que poca gente puede hacer gala, y nos muestra que hay muchas realidades.
Aquí tienes el enlace para poder comprarlo en Amazon
19 noviembre, 2018
En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero no muestran cómo se desarrollaron en su infancia, cómo viven su niñez, ni cómo la viven los de su entorno.
El libro nos brinda la posibilidad de acercarnos a la intimidad de los hogares que se ven obligados a transformarse tras un diagnóstico.
Nos explica cómo conectar con un niño autista, como llegar a entenderlo, como comunicarnos con él, explica cómo le llega un diagnóstico a una  madre: “Aceptas, pero no sabes si luchar contra el mundo, hundirte en tus miedos, ocultar lo que sabes… cada uno lo aborda como puede, como sabe, o como le hayan enseñado. De momento lo que tienes es una falla abierta en tu vida, y estás noqueado; habrá un antes y un después…”.
Asimismo, trata el tema de la diversidad, de la incomprensión y de la aceptación de la diferencia: “La sociedad animal rechaza lo que no está dentro de los estándares; pero la sociedad intelectual, la desarrollada quiere dar cobijo a lo que se sale de la norma; y en esa lucha interna, nos encontramos cuando nos presentan a alguien con alguna discapacidad…”.Es un libro rápido, de lectura ágil, con pinceladas de entusiasmo, optimismo, crítica y mucho sentimiento. Las descripciones son muy veraces, tratando el tema sin idealizarlo, sin dramatizarlo y sin victimizar.
El reto de una madre por entender a su hijo autista le obliga a buscar nuevos canales de comunicación, y se convierte en una necesidad de mostrar al mundo su realidad.
Recopilar, documentar la búsqueda, puede ayudar a otros a contribuir a la cadena de favores. Por otro lado, es imposible conocer el desarrollo futuro de un niño autista, por eso es importante disfrutar del presente más inmediato, sin idealizar, ni edulcorar.
Aprender de los errores propios no es un mérito, es una necesidad. Aprender de los errores ajenos es una necesidad de la que poca gente puede hacer gala, y nos muestra que hay muchas realidades.
Aquí tienes el enlace para poder comprarlo en Amazon
Sugerencias
El cambio en la alimentación es uno de los desafíos al iniciar el año

Se debe dar la bienvenida a los alimentos verdes La alimentación es uno de los deseos a mejorar en las […]

Conoce algunos consejos para conducir por carreteras con hielo

La precaución y la calma son fundamentales para evitar incidentes Conducir por carreteras con hielo requiere extrema precaución. Más cuando […]

Los botones te pueden ayudar con la coordinación de la vista y las manos

Actualmente se han puesto muy de moda las pulseras hechas con botones de nácar o de metal, según su tamaño […]

¡No te quedes callad@! Hazlo público en comodenunciar.com

La plataforma que llega para ayudar a las personas más vulnerables a todo tipo de violencia ¿Pasas miedo al volver […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *