El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

Lo que se hace para recuperar el esturión, el pez de España

El esturión es considerado un pez emblemático del país   Un pez que se considera emblemático para nuestro país ya […]

El esturión es considerado un pez emblemático del país

 

Un pez que se considera emblemático para nuestro país ya no existe en nuestros ríos. Es el caso del sollo o esturión. Es de mucha importancia el hecho de rescatarlo por ser considerado un pez emblemático de los ríos españoles, donde justamente no existen poblaciones de la especie en la actualidad. Un lamentable hecho por el que están luchando los defensores de la biodiversidad a través de diferentes estrategias.

Conocido científicamente con Acipenser sturio, este pez ha desaparecido gradualmente de nuestras aguas debido a la rápida regresión acaecida durante la segunda mitad del siglo XX. Y su recuperación se ha visto amenazada por diversos factores como las capturas accidentales y el furtivismo; las alteraciones que la actividad humana ocasiona en los ríos y los estuarios; la contaminación fluvial; la dispersión de la única población superviviente; la dependencia de una única población natural de esturión con capacidad de reproducir in situ en Francia; la depredación excesiva que lo afecta en sus primeras etapas de vida; la competencia a la que se efrentan sus ejemplares como consecuencia de la presencia de especies no autóctonas y la modificación de las condiciones ecológicas sobrevenidas por el cambio climático.

Para hacer frente a estas amenazas, la Fundación Conde Salazar de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Montes, Forestal y del Medio Natural de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), ha analizado la posibilidad de reintegrar el Sollo en el Guadalquivir, el Guadiana y el Miño.

Clive Dove, uno de los expertos que colabora con el proyecto denominado SOLLO, apunta que la cuenca del Miño-Sil es ideal para el proyecto porque abundan las zonas de río natural y se contabilizan potenciales desovaderos. “Es importante resaltar, también, su mayor proximidad con respecto al estuario de Gironda (Francia), donde resiste la última población silvestre de sollo, y a las cuencas del Garona y del Dordoña (Francia), escogidas para soltar ejemplares criados en cautividad” explicó.

De acuerdo a Dove, esta labor que busca aumentar la población de esturión en España demanda la aplicación de un programa de conservación orientado hacia la protección de lugares críticos para el desove y la alimentación del sollo, por ejemplo. Así como sustentar su reintroducción en el medio natural gracias al trabajo conjunto de las administraciones, los centros de investigación y los criaderos comerciales de esturiones. Destaca que igualmente habría que vigilar de forma constante a los individuos liberados, para evitar su furtivismo, y recapturarlos cada cierto tiempo, a fin de evaluar el éxito de la iniciativa.

“Solo la suma de los marcos normativos europeo, nacional y autonómico adecuados, los recursos financieros necesarios, el respaldo social, el potencial científico que poseemos y el grado de desarrollo tecnológico que ha alcanzado la piscicultura” agregó.

Te podría interesar: Falta más de una década para que transición ecológica sea aliada del ambiente

Sugiere que se instales dos stocks o reproductores en España para evaluar las adversidades tales como episodios patológicos, inundaciones, fallos técnicos o contaminación de acuíferos, que siempre están entre factores negativos posibles.

Conexión entre Francia y España

“Debido a la localización de espacios marinos protegidos dentro de la red europea Natura 2000, en Galicia y el resto del territorio español y francés resulta plausible plantear una conectividad de hábitats del pez sollo entre el suroeste de Francia y el golfo de Vizcaya”, destaca Dove.

En este sentido, durante el pasado mes de abril, el Ministerio para la Transición Ecológica, que respalda el proyecto SOLLO a través de la Fundación Biodiversidad, concretaron un convenio por el que Francia cedía a España esturiones para labores de “sensibilización” del pez.

Este acuerdo podría extenderse e incluir a otros ejemplares dentro de otro programa llamado Life+ Migratoebre, que trabaja en la vertiente mediterránea, donde se ha confirmado que existe el histórico pez.

 

14 agosto, 2018

El esturión es considerado un pez emblemático del país

 

Un pez que se considera emblemático para nuestro país ya no existe en nuestros ríos. Es el caso del sollo o esturión. Es de mucha importancia el hecho de rescatarlo por ser considerado un pez emblemático de los ríos españoles, donde justamente no existen poblaciones de la especie en la actualidad. Un lamentable hecho por el que están luchando los defensores de la biodiversidad a través de diferentes estrategias.

Conocido científicamente con Acipenser sturio, este pez ha desaparecido gradualmente de nuestras aguas debido a la rápida regresión acaecida durante la segunda mitad del siglo XX. Y su recuperación se ha visto amenazada por diversos factores como las capturas accidentales y el furtivismo; las alteraciones que la actividad humana ocasiona en los ríos y los estuarios; la contaminación fluvial; la dispersión de la única población superviviente; la dependencia de una única población natural de esturión con capacidad de reproducir in situ en Francia; la depredación excesiva que lo afecta en sus primeras etapas de vida; la competencia a la que se efrentan sus ejemplares como consecuencia de la presencia de especies no autóctonas y la modificación de las condiciones ecológicas sobrevenidas por el cambio climático.

Para hacer frente a estas amenazas, la Fundación Conde Salazar de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Montes, Forestal y del Medio Natural de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), ha analizado la posibilidad de reintegrar el Sollo en el Guadalquivir, el Guadiana y el Miño.

Clive Dove, uno de los expertos que colabora con el proyecto denominado SOLLO, apunta que la cuenca del Miño-Sil es ideal para el proyecto porque abundan las zonas de río natural y se contabilizan potenciales desovaderos. “Es importante resaltar, también, su mayor proximidad con respecto al estuario de Gironda (Francia), donde resiste la última población silvestre de sollo, y a las cuencas del Garona y del Dordoña (Francia), escogidas para soltar ejemplares criados en cautividad” explicó.

De acuerdo a Dove, esta labor que busca aumentar la población de esturión en España demanda la aplicación de un programa de conservación orientado hacia la protección de lugares críticos para el desove y la alimentación del sollo, por ejemplo. Así como sustentar su reintroducción en el medio natural gracias al trabajo conjunto de las administraciones, los centros de investigación y los criaderos comerciales de esturiones. Destaca que igualmente habría que vigilar de forma constante a los individuos liberados, para evitar su furtivismo, y recapturarlos cada cierto tiempo, a fin de evaluar el éxito de la iniciativa.

“Solo la suma de los marcos normativos europeo, nacional y autonómico adecuados, los recursos financieros necesarios, el respaldo social, el potencial científico que poseemos y el grado de desarrollo tecnológico que ha alcanzado la piscicultura” agregó.

Te podría interesar: Falta más de una década para que transición ecológica sea aliada del ambiente

Sugiere que se instales dos stocks o reproductores en España para evaluar las adversidades tales como episodios patológicos, inundaciones, fallos técnicos o contaminación de acuíferos, que siempre están entre factores negativos posibles.

Conexión entre Francia y España

“Debido a la localización de espacios marinos protegidos dentro de la red europea Natura 2000, en Galicia y el resto del territorio español y francés resulta plausible plantear una conectividad de hábitats del pez sollo entre el suroeste de Francia y el golfo de Vizcaya”, destaca Dove.

En este sentido, durante el pasado mes de abril, el Ministerio para la Transición Ecológica, que respalda el proyecto SOLLO a través de la Fundación Biodiversidad, concretaron un convenio por el que Francia cedía a España esturiones para labores de “sensibilización” del pez.

Este acuerdo podría extenderse e incluir a otros ejemplares dentro de otro programa llamado Life+ Migratoebre, que trabaja en la vertiente mediterránea, donde se ha confirmado que existe el histórico pez.

 

Sugerencias
Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

Ideas para cambiar el plástico por otros productos menos dañinos del eco sistema

Todo parte de la imaginación y la conciencia de buscar productos que no causen tanto daño a nuestro planeta.   […]

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *