El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

Los espacios verdes otorgan calidad de vida

Regulan la temperatura, producen oxígeno, filtran la radiación, absorben los contaminantes y amortiguan los ruidos.   Nadie discute el impacto […]

Regulan la temperatura, producen oxígeno, filtran la radiación, absorben los contaminantes y amortiguan los ruidos.

 

Nadie discute el impacto benéfico de las zonas arboladas y la naturaleza sobre la calidad de vida. Hasta no hace mucho tiempo, el enfoque estuvo dominado por cuestiones urbanísticas y ecológicas.

Los espacios verdes representan una mejora estética, regulan la temperatura, producen oxígeno, filtran la radiación, absorben los contaminantes y amortiguan los ruidos, además de su funcionalidad urbana, los espacios verdes también funcionan como ámbitos de recreación, encuentro y relax.

“Hay que considerar a las plazas y parques de la ciudad como sitios privilegiados para el encuentro ciudadano, es decir, para la comunicación y para los vínculos sociales, como soporte para el esparcimiento, la recreación –activa y pasiva- y, también, para el fortalecimiento de la identidad urbana”, explica la arquitecta Graciela Brandariz, especialista en gestión ambiental metropolitana y responsable del área de medio ambiente de la Sociedad Central de Arquitectos.

“Los espacios verdes públicos otorgan calidad a la ciudad y, por ende, deben ser uno de los ejes de las políticas públicas”, añade.

La valoración de los espacios verdes urbanos dependerá de las actividades que los ciudadanos quieran realizar: caminar, pasear al perro, montar en bicicleta o sentarse en un banco a leer, etc.

La Universidad de Exeter, en Gran Bretaña, comprobó que existe una relación intrínseca entre la calidad de vida y el acceso a las áreas verdes en las grandes ciudades. El estudio, que relevó datos de unas diez mil personas durante 18 años, muestra que quienes viven en las zonas urbanas con más espacios verdes, “tienden a reportar un mayor bienestar en relación con quienes no tienen parques, jardines u otro espacio verde cercano”.

Un estudio liderado por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), propone que los espacios verdes podrían desempeñar un papel positivo contra el bajo cognitivo en personas mayores.

Es por ello, Environmental Health Perspectives publicó una investigación, donde muestra de una forma clara que la pérdida en las funciones cognitivas como parte del proceso en las personas mayores es más lenta en aquellos que viven en vecindarios más verdes.

La Organización Mundial de la Salud recomienda que las ciudades dispongan, como mínimo, entre 10 y 15metros cuadrados por habitante. Sin embargo, esa de las 34 capitales españolas que han ofrecido estos datos, 19 no la alcanzan; y sólo siete superan los 15m2, según el Observatorio de la Sostenibilidad.

Te puede interesar: Irse de vacaciones con pacientes de Alzheimer es posible y necesario afirman expertos

 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la calidad de vida no sólo es ausencia de enfermedad o padecimiento sano, también es el estado de bienestar físico, mental y social. La OMS recomienda para un estado elevado de calidad de vida unos 9 m2 de espacio verde por habitante.

Los jardines, los parques, las zonas verdes o el arbolado son elementos clave para mantener una buena calidad de vida en las ciudades y favorecer el bienestar de las personas. El contacto con los enclaves naturales en la ciudad nos permite reflexionar, sentirnos libres, relajarnos o reducir el estrés. Por eso, la Organización Mundial de la Salud considera que los espacios verdes urbanos son imprescindibles por los beneficios que aportan en el bienestar físico y emocional. Sin embargo, la mayoría de las capitales españolas (el 55% de ellas) carece del mínimo de zonas verdes recomendado por la Organización Mundial de la Salud.

“Cuanta más diversidad de especies espontáneas o silvestres tenga un sistema urbano, mayor será su valor”, dice el geógrafo y naturalista Martí Boada, quien propone huir del ajardinamiento con especies vegetales exóticas y apuesta por especies adaptadas al clima del país.

 

30 julio, 2018

Regulan la temperatura, producen oxígeno, filtran la radiación, absorben los contaminantes y amortiguan los ruidos.

 

Nadie discute el impacto benéfico de las zonas arboladas y la naturaleza sobre la calidad de vida. Hasta no hace mucho tiempo, el enfoque estuvo dominado por cuestiones urbanísticas y ecológicas.

Los espacios verdes representan una mejora estética, regulan la temperatura, producen oxígeno, filtran la radiación, absorben los contaminantes y amortiguan los ruidos, además de su funcionalidad urbana, los espacios verdes también funcionan como ámbitos de recreación, encuentro y relax.

“Hay que considerar a las plazas y parques de la ciudad como sitios privilegiados para el encuentro ciudadano, es decir, para la comunicación y para los vínculos sociales, como soporte para el esparcimiento, la recreación –activa y pasiva- y, también, para el fortalecimiento de la identidad urbana”, explica la arquitecta Graciela Brandariz, especialista en gestión ambiental metropolitana y responsable del área de medio ambiente de la Sociedad Central de Arquitectos.

“Los espacios verdes públicos otorgan calidad a la ciudad y, por ende, deben ser uno de los ejes de las políticas públicas”, añade.

La valoración de los espacios verdes urbanos dependerá de las actividades que los ciudadanos quieran realizar: caminar, pasear al perro, montar en bicicleta o sentarse en un banco a leer, etc.

La Universidad de Exeter, en Gran Bretaña, comprobó que existe una relación intrínseca entre la calidad de vida y el acceso a las áreas verdes en las grandes ciudades. El estudio, que relevó datos de unas diez mil personas durante 18 años, muestra que quienes viven en las zonas urbanas con más espacios verdes, “tienden a reportar un mayor bienestar en relación con quienes no tienen parques, jardines u otro espacio verde cercano”.

Un estudio liderado por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), propone que los espacios verdes podrían desempeñar un papel positivo contra el bajo cognitivo en personas mayores.

Es por ello, Environmental Health Perspectives publicó una investigación, donde muestra de una forma clara que la pérdida en las funciones cognitivas como parte del proceso en las personas mayores es más lenta en aquellos que viven en vecindarios más verdes.

La Organización Mundial de la Salud recomienda que las ciudades dispongan, como mínimo, entre 10 y 15metros cuadrados por habitante. Sin embargo, esa de las 34 capitales españolas que han ofrecido estos datos, 19 no la alcanzan; y sólo siete superan los 15m2, según el Observatorio de la Sostenibilidad.

Te puede interesar: Irse de vacaciones con pacientes de Alzheimer es posible y necesario afirman expertos

 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la calidad de vida no sólo es ausencia de enfermedad o padecimiento sano, también es el estado de bienestar físico, mental y social. La OMS recomienda para un estado elevado de calidad de vida unos 9 m2 de espacio verde por habitante.

Los jardines, los parques, las zonas verdes o el arbolado son elementos clave para mantener una buena calidad de vida en las ciudades y favorecer el bienestar de las personas. El contacto con los enclaves naturales en la ciudad nos permite reflexionar, sentirnos libres, relajarnos o reducir el estrés. Por eso, la Organización Mundial de la Salud considera que los espacios verdes urbanos son imprescindibles por los beneficios que aportan en el bienestar físico y emocional. Sin embargo, la mayoría de las capitales españolas (el 55% de ellas) carece del mínimo de zonas verdes recomendado por la Organización Mundial de la Salud.

“Cuanta más diversidad de especies espontáneas o silvestres tenga un sistema urbano, mayor será su valor”, dice el geógrafo y naturalista Martí Boada, quien propone huir del ajardinamiento con especies vegetales exóticas y apuesta por especies adaptadas al clima del país.

 

Sugerencias
Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

Ideas para cambiar el plástico por otros productos menos dañinos del eco sistema

Todo parte de la imaginación y la conciencia de buscar productos que no causen tanto daño a nuestro planeta.   […]

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *