El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

Los responsables de políticas públicas deben ejecutar planes efectivos para reducir la pobreza y evitar elevar la vergüenza

Los planificadores del desarrollo humano deberían reflexionar sobre la manera en que la pobreza mina la dignidad humana Las personas […]

Los planificadores del desarrollo humano deberían reflexionar sobre la manera en que la pobreza mina la dignidad humana

Las personas que padecen penurias, incluyendo niños, por la situación económica sufren alrededor del mismo menoscabo en su orgullo y autoestima, indicó un reciente análisis de China al Reino Unido, de la Universidad de Oxford, casa de estudios de habla inglesa más antigua del mundo, debido a que la pobreza los lastima. 

Pese que las manifestaciones y los motivos de la pobreza son variadas, la humillación que la acompaña es universal. Ser pobre es una experiencia extremadamente vergonzosa que degrada la dignidad y la sensación de autoestima de la persona. En tal sentido, para evitar el incremento de vergüenza, los responsables de las políticas públicas deben ser conscientes y aplicar correctamente programas destinados a bajar el índice de pobreza

A su vez, reconocer el problema en vez de tildar tal sentimiento como una consecuencia desafortunada, puesto que , las políticas que se ocupan de la primera no suelen tener en cuenta la vergüenza, aunque resulta evidente la unión entre la pobreza y la angustia psicológica.

Los planificadores del desarrollo humano deberían reflexionar sobre la manera en que la pobreza mina la dignidad humana. Por su parte, las soluciones suelen asumir intrínsecamente que una mayor riqueza material o unas mejores condiciones de vida se traducirán automáticamente en beneficios intangibles como un mayor bienestar mental. Los esfuerzos por reducir la pobreza tienden más bien a centrarse en los efectos tangibles de la privación, como el acceso a la educación y la falta de recursos. 

La vergüenza es un motor de la pobreza “absoluta”, tomársela en serio debe ser parte de cualquier estrategia, según ha venido diciendo el premio Nobel de Economía Amartya Sen, una de las voces más influyentes en la lucha contra la pobreza.

Te podría interesar: Madres solteras en España son víctimas de exclusión social y pobreza

A propósito de ayudar a estas personas a salir de ella, las estrategias de desarrollo humano deben considerar cómo impulsar la acción, la aspiración y la autoeficacia, dejando a un lado la desconfianza y falta de autoestima. 

La Universidad de Oxford está ensanchando su indagación sobre el enlace entre vergüenza y pobreza para estudiar cómo el sector de desarrollo internacional puede adoptar políticas antipobreza “a prueba de vergüenza”, tras la  revisión de los programas de transferencias de efectivo en África determinó que la falta de estrés y de vergüenza mejoraba la confianza de los receptores, lo que derivaba en una mejor toma de decisiones y una mayor productividad.

Por tanto, de acuerdo al documento, cuando los responsables de las políticas comprenda que la dignidad y el respeto por uno mismo son requisitos inevitables en la lucha contra la privación el universo apuntará hacía la erradicación de la pobreza. 

Aunque aún hay mucho trabajo por hacer para integrar el componente psicosocial  a las políticas y la planificación, las iniciativas destinadas a reducir la pobreza están avanzando de forma pertinente y correspondiente.

A la par, la devastadora sensación de deshonra que acompaña a la pobreza impide que la gente adopte una acción positiva para mejorar su situación que se percibe en todo el territorio global. 

Los estudiantes pobres de secundaria dicen que la imposibilidad de pagar las cuotas, comprar uniformes o conseguir útiles escolares es una constante causa de humillación en Uganda, mientras en Tanzania científicos que estudiaron la educación bilingüe detectaron que el miedo a las burlas puede llevar a los alumnos con menos facilidad para aprender inglés a no participar en clase. 

La Organización de Naciones Unidas (ONU) tiene como Objetivo de Desarrollo Sostenible acabar con la pobreza en todas sus direcciones. Ante esto, el informe invita a tomar una posición prioritaria y atacar el papel que juega la vergüenza.

26 mayo, 2018
Los planificadores del desarrollo humano deberían reflexionar sobre la manera en que la pobreza mina la dignidad humana

Las personas que padecen penurias, incluyendo niños, por la situación económica sufren alrededor del mismo menoscabo en su orgullo y autoestima, indicó un reciente análisis de China al Reino Unido, de la Universidad de Oxford, casa de estudios de habla inglesa más antigua del mundo, debido a que la pobreza los lastima. 

Pese que las manifestaciones y los motivos de la pobreza son variadas, la humillación que la acompaña es universal. Ser pobre es una experiencia extremadamente vergonzosa que degrada la dignidad y la sensación de autoestima de la persona. En tal sentido, para evitar el incremento de vergüenza, los responsables de las políticas públicas deben ser conscientes y aplicar correctamente programas destinados a bajar el índice de pobreza

A su vez, reconocer el problema en vez de tildar tal sentimiento como una consecuencia desafortunada, puesto que , las políticas que se ocupan de la primera no suelen tener en cuenta la vergüenza, aunque resulta evidente la unión entre la pobreza y la angustia psicológica.

Los planificadores del desarrollo humano deberían reflexionar sobre la manera en que la pobreza mina la dignidad humana. Por su parte, las soluciones suelen asumir intrínsecamente que una mayor riqueza material o unas mejores condiciones de vida se traducirán automáticamente en beneficios intangibles como un mayor bienestar mental. Los esfuerzos por reducir la pobreza tienden más bien a centrarse en los efectos tangibles de la privación, como el acceso a la educación y la falta de recursos. 

La vergüenza es un motor de la pobreza “absoluta”, tomársela en serio debe ser parte de cualquier estrategia, según ha venido diciendo el premio Nobel de Economía Amartya Sen, una de las voces más influyentes en la lucha contra la pobreza.

Te podría interesar: Madres solteras en España son víctimas de exclusión social y pobreza

A propósito de ayudar a estas personas a salir de ella, las estrategias de desarrollo humano deben considerar cómo impulsar la acción, la aspiración y la autoeficacia, dejando a un lado la desconfianza y falta de autoestima. 

La Universidad de Oxford está ensanchando su indagación sobre el enlace entre vergüenza y pobreza para estudiar cómo el sector de desarrollo internacional puede adoptar políticas antipobreza “a prueba de vergüenza”, tras la  revisión de los programas de transferencias de efectivo en África determinó que la falta de estrés y de vergüenza mejoraba la confianza de los receptores, lo que derivaba en una mejor toma de decisiones y una mayor productividad.

Por tanto, de acuerdo al documento, cuando los responsables de las políticas comprenda que la dignidad y el respeto por uno mismo son requisitos inevitables en la lucha contra la privación el universo apuntará hacía la erradicación de la pobreza. 

Aunque aún hay mucho trabajo por hacer para integrar el componente psicosocial  a las políticas y la planificación, las iniciativas destinadas a reducir la pobreza están avanzando de forma pertinente y correspondiente.

A la par, la devastadora sensación de deshonra que acompaña a la pobreza impide que la gente adopte una acción positiva para mejorar su situación que se percibe en todo el territorio global. 

Los estudiantes pobres de secundaria dicen que la imposibilidad de pagar las cuotas, comprar uniformes o conseguir útiles escolares es una constante causa de humillación en Uganda, mientras en Tanzania científicos que estudiaron la educación bilingüe detectaron que el miedo a las burlas puede llevar a los alumnos con menos facilidad para aprender inglés a no participar en clase. 

La Organización de Naciones Unidas (ONU) tiene como Objetivo de Desarrollo Sostenible acabar con la pobreza en todas sus direcciones. Ante esto, el informe invita a tomar una posición prioritaria y atacar el papel que juega la vergüenza.

Sugerencias
¿Pensar podría quemar calorías?

Expertos recomiendan pensar y caminar, pensar y correr, pensar y entrenar, pensar y hacer pesas, para tener una salud adecuada […]

Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

Ideas para cambiar el plástico por otros productos menos dañinos del eco sistema

Todo parte de la imaginación y la conciencia de buscar productos que no causen tanto daño a nuestro planeta.   […]

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *