El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

@Día Mundial de los Derechos de la Infancia

Los útiles escolares también pueden ser tóxicos para los niños

Los productos estudiados en la investigación fueron el pegamento, marcadores, crayones, cuadernos, botellas de agua, aglutinantes y las reglas   […]

Los productos estudiados en la investigación fueron el pegamento, marcadores, crayones, cuadernos, botellas de agua, aglutinantes y las reglas

 

Los materiales escolares podrían causar daños de salud, debido a que algunos contienen sustancias tóxicas y metales pesados como cadmio, mercurio y plomo.

La Pediatra Matilde Estupiñán, indica que este tipo de productos pueden causar dermatitis, alergias e intoxicaciones. “El uso de colores, lapiceros, borradores con aromas, crayolas, plumones, pegamentos líquidos y sólidos, que se comercializan sin autorización sanitaria, pueden afectar seriamente la salud, en especial de los niños”, declaró.

Es por ello, un informe que publicó el Fondo de Investigación de Interés Público de los Estados Unidos, presentaron una prueba realizada por un laboratorio independiente sobre 27 materiales escolares y cuatro de ellos dieron positivo.

“Es una locura para nosotros encontrar asbesto en productos para niños, ya sea técnicamente legal o no, y los padres no deberían tener que preocuparse por esto en el año 2018”, explicó Dev Gowda.

Los productos estudiados en la investigación fueron el pegamento, marcadores, creyones, cuadernos, botellas de agua, aglutinantes y las reglas, donde tomaron de los diferentes negocios en el país.

 

Te puede interesar: 130 sustancias tóxicas son liberadas por el plástico

 

“Desearíamos no tener que hacer un estudio como este, pero la realidad es que las empresas, de fabricantes, distribuidores y minoristas, no están haciendo bien su trabajo”, expuso Gowda.

Por parte, de los investigadores exigen que se eliminen igualmente estas sustancias tóxicas de los productos de aseo personal, además están con una investigación de tres décadas donde han inspeccionado los juguetes. Es por ello que a las empresas de este tipo de producto, solicitan que informen a los consumidores los productos químicos que contienen cada uno.

Igualmente, hace un llamado a los políticos responsable que apoyen a la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor, para que se puedan probar los materiales escolares y poder detectar cuales son las sustancias químicas peligrosas.

Pero, ¿cómo reconocer los útiles tóxicos?, esa puede ser un interrogante probable en los consumidores. Lo primero que caracteriza a un material escolar es tener colores vivos, llamativos e intensos (amarillos, verde, rojo y negros en todas sus tonalidades), dorados plateados, cromados, estos últimos con cantidades considerables de bronce.

Por otro lado, y segundo, el consumidor debe identificar el registro sanitario, y las autorizaciones de importación correspondiente en el caso de productos importados. Según los expertos es que uno de los factores que pone en riesgo la salud de los escolares es el contrabando.

Asimismo, los progenitores, para no querer ver afectada la economía de la familia, compran los materiales escolares, y no consideran los materiales de esta procedencia y esto ha sido una decisión errónea, pues es un perjuicio para la salud de sus hijos.

Los materiales útiles, son mayormente de origen chinos, y estos tienen alto índice de toxicidad. Los químicos como el plomo y cadmio prevalecen entre sus componentes dañando la salud de quien se expone a ellos, mayormente niños quienes muerden estos productos.

11 octubre, 2018

Los productos estudiados en la investigación fueron el pegamento, marcadores, crayones, cuadernos, botellas de agua, aglutinantes y las reglas

 

Los materiales escolares podrían causar daños de salud, debido a que algunos contienen sustancias tóxicas y metales pesados como cadmio, mercurio y plomo.

La Pediatra Matilde Estupiñán, indica que este tipo de productos pueden causar dermatitis, alergias e intoxicaciones. “El uso de colores, lapiceros, borradores con aromas, crayolas, plumones, pegamentos líquidos y sólidos, que se comercializan sin autorización sanitaria, pueden afectar seriamente la salud, en especial de los niños”, declaró.

Es por ello, un informe que publicó el Fondo de Investigación de Interés Público de los Estados Unidos, presentaron una prueba realizada por un laboratorio independiente sobre 27 materiales escolares y cuatro de ellos dieron positivo.

“Es una locura para nosotros encontrar asbesto en productos para niños, ya sea técnicamente legal o no, y los padres no deberían tener que preocuparse por esto en el año 2018”, explicó Dev Gowda.

Los productos estudiados en la investigación fueron el pegamento, marcadores, creyones, cuadernos, botellas de agua, aglutinantes y las reglas, donde tomaron de los diferentes negocios en el país.

 

Te puede interesar: 130 sustancias tóxicas son liberadas por el plástico

 

“Desearíamos no tener que hacer un estudio como este, pero la realidad es que las empresas, de fabricantes, distribuidores y minoristas, no están haciendo bien su trabajo”, expuso Gowda.

Por parte, de los investigadores exigen que se eliminen igualmente estas sustancias tóxicas de los productos de aseo personal, además están con una investigación de tres décadas donde han inspeccionado los juguetes. Es por ello que a las empresas de este tipo de producto, solicitan que informen a los consumidores los productos químicos que contienen cada uno.

Igualmente, hace un llamado a los políticos responsable que apoyen a la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor, para que se puedan probar los materiales escolares y poder detectar cuales son las sustancias químicas peligrosas.

Pero, ¿cómo reconocer los útiles tóxicos?, esa puede ser un interrogante probable en los consumidores. Lo primero que caracteriza a un material escolar es tener colores vivos, llamativos e intensos (amarillos, verde, rojo y negros en todas sus tonalidades), dorados plateados, cromados, estos últimos con cantidades considerables de bronce.

Por otro lado, y segundo, el consumidor debe identificar el registro sanitario, y las autorizaciones de importación correspondiente en el caso de productos importados. Según los expertos es que uno de los factores que pone en riesgo la salud de los escolares es el contrabando.

Asimismo, los progenitores, para no querer ver afectada la economía de la familia, compran los materiales escolares, y no consideran los materiales de esta procedencia y esto ha sido una decisión errónea, pues es un perjuicio para la salud de sus hijos.

Los materiales útiles, son mayormente de origen chinos, y estos tienen alto índice de toxicidad. Los químicos como el plomo y cadmio prevalecen entre sus componentes dañando la salud de quien se expone a ellos, mayormente niños quienes muerden estos productos.

Sugerencias
Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

Ideas para cambiar el plástico por otros productos menos dañinos del eco sistema

Todo parte de la imaginación y la conciencia de buscar productos que no causen tanto daño a nuestro planeta.   […]

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *