El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

Madres después de los 40: fertilización in vitro ¿la mejor alternativa?

Con la incorporación de la mujer aún más a puestos de trabajo, o la necesidad de aportar ingresos al hogar, […]

Con la incorporación de la mujer aún más a puestos de trabajo, o la necesidad de aportar ingresos al hogar, la maternidad va quedando de lado. Priman más otros intereses, buscar más seguridad y estabilidad económica antes de ser madres, lo que ha conllevado a ser madres ya en edad muy adulta.

El ser madre luego de los 40 años suponen riesgos tanto para la madre como para el feto, por ello, se busca la fertilización in vitro con óvulos de mujeres jóvenes, esto garantiza que las probabilidades tanto de embarazo como de salud sean más altas.

Sin embargo, todo tiene su riesgo, pues ser madre después de los 40 años aumenta los riesgos de preeclamsia, diabetes estacional por las hemorragias post parto, también la muerte fetal se da en mayor número.

Los riesgos para el bebé también preocupan, ya que pueden nacer con problemas de peso o de desarrollo, esto debido a la estimulación de los estrógenos, manipulación de los gametos y forzado de la fecundación.

España actualmente ocupa el tercer lugar de fertilizaciones in Vitro, le antecede Estados Unidos y Japón, cabe destacar que muchas de las fertilizaciones se dan en mujeres que provienen de Italia, Francia y Reino Unido.

Y la tendencia es a seguir subiendo las estadísticas de fertilizaciones in vitro, pues cada vez son más las mujeres que dejan para luego la labor de ser madres, razón por la cual, España se aboca a mejorar sus técnicas para garantizarle a las mujeres que deseen ser madres después de los 40 el éxito en este procedimiento.

Gracias a los avances en esta materia, España ofrece muy buenas expectativas con respecto a la fertilización in vitro con más de 133 mil nacimientos por vía asistida.  En los últimos años ha crecido el número de óvulos criopreservados, de acuerdo a los estudios suponen una mejor alternativa, pues la mujer puede descansar en los ciclos y además se pueden preparar los gametos para buscar asegurar el éxito del procedimiento.

Catalunya, Madrid y Valencia, lideran por las fertilizaciones in vitro, Catalunya por su parte realiza el 23,3% de fertilizaciones in vitro.

Mayores riesgos para la madre como para el feto

Debido a la edad, el número de cesáreas también se han incrementado, pues es mejor evitar el riesgo de que algo pueda pasar con el parto por la edad de la mujer.  Además, por los mismos riesgos de la edad, se busca que no haya implantaciones donde salgan embarazos gemelares, pues supondrían más riesgos tanto para la madre como para el feto.

Los cambios en las sociedades obedecen a las políticas sociales y económicas, por ello que en sociedades más desarrolladas se ve mermado el nacimiento de bebés en mujeres jóvenes, ya que el empoderamiento de la mujer la hace estar activa en diversas áreas, dejando muchas veces de lado la maternidad.

En países más bien, con un nivel de cultura, educación y condiciones sociales no muy favorecedores, se ve como un problema la proliferación de embarazos precoces, esto trae como consecuencia que las madres no tengan las posibilidades de ofrecerles a sus hijos una mejor calidad de vida.

Tanto es importante que la mujer se desarrolle, sea independiente, próspera y se sienta feliz con las decisiones de vida que tome, como también lo es, no dejar para tarde la tarea de ser madres, si eso es lo que desean, pues existen riesgos tanto si se es madre precoz como si se es madre a edad tardía.

 

27 octubre, 2018

Con la incorporación de la mujer aún más a puestos de trabajo, o la necesidad de aportar ingresos al hogar, la maternidad va quedando de lado. Priman más otros intereses, buscar más seguridad y estabilidad económica antes de ser madres, lo que ha conllevado a ser madres ya en edad muy adulta.

El ser madre luego de los 40 años suponen riesgos tanto para la madre como para el feto, por ello, se busca la fertilización in vitro con óvulos de mujeres jóvenes, esto garantiza que las probabilidades tanto de embarazo como de salud sean más altas.

Sin embargo, todo tiene su riesgo, pues ser madre después de los 40 años aumenta los riesgos de preeclamsia, diabetes estacional por las hemorragias post parto, también la muerte fetal se da en mayor número.

Los riesgos para el bebé también preocupan, ya que pueden nacer con problemas de peso o de desarrollo, esto debido a la estimulación de los estrógenos, manipulación de los gametos y forzado de la fecundación.

España actualmente ocupa el tercer lugar de fertilizaciones in Vitro, le antecede Estados Unidos y Japón, cabe destacar que muchas de las fertilizaciones se dan en mujeres que provienen de Italia, Francia y Reino Unido.

Y la tendencia es a seguir subiendo las estadísticas de fertilizaciones in vitro, pues cada vez son más las mujeres que dejan para luego la labor de ser madres, razón por la cual, España se aboca a mejorar sus técnicas para garantizarle a las mujeres que deseen ser madres después de los 40 el éxito en este procedimiento.

Gracias a los avances en esta materia, España ofrece muy buenas expectativas con respecto a la fertilización in vitro con más de 133 mil nacimientos por vía asistida.  En los últimos años ha crecido el número de óvulos criopreservados, de acuerdo a los estudios suponen una mejor alternativa, pues la mujer puede descansar en los ciclos y además se pueden preparar los gametos para buscar asegurar el éxito del procedimiento.

Catalunya, Madrid y Valencia, lideran por las fertilizaciones in vitro, Catalunya por su parte realiza el 23,3% de fertilizaciones in vitro.

Mayores riesgos para la madre como para el feto

Debido a la edad, el número de cesáreas también se han incrementado, pues es mejor evitar el riesgo de que algo pueda pasar con el parto por la edad de la mujer.  Además, por los mismos riesgos de la edad, se busca que no haya implantaciones donde salgan embarazos gemelares, pues supondrían más riesgos tanto para la madre como para el feto.

Los cambios en las sociedades obedecen a las políticas sociales y económicas, por ello que en sociedades más desarrolladas se ve mermado el nacimiento de bebés en mujeres jóvenes, ya que el empoderamiento de la mujer la hace estar activa en diversas áreas, dejando muchas veces de lado la maternidad.

En países más bien, con un nivel de cultura, educación y condiciones sociales no muy favorecedores, se ve como un problema la proliferación de embarazos precoces, esto trae como consecuencia que las madres no tengan las posibilidades de ofrecerles a sus hijos una mejor calidad de vida.

Tanto es importante que la mujer se desarrolle, sea independiente, próspera y se sienta feliz con las decisiones de vida que tome, como también lo es, no dejar para tarde la tarea de ser madres, si eso es lo que desean, pues existen riesgos tanto si se es madre precoz como si se es madre a edad tardía.

 

Sugerencias
Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

Ideas para cambiar el plástico por otros productos menos dañinos del eco sistema

Todo parte de la imaginación y la conciencia de buscar productos que no causen tanto daño a nuestro planeta.   […]

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *