El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

Mujeres de Nepal se empoderan en su lucha contra las violaciones

La policía investiga 1000 casos de violaciones por año     El germen de las violaciones y agresiones sexuales no […]

La policía investiga 1000 casos de violaciones por año

 

 

El germen de las violaciones y agresiones sexuales no es característico de una zona específica en el mundo. Los agresores están en todos lados, incluso en la casa del vecino. Esto es lo que han descubierto muchas mujeres en Nepal, un país de Asia Meridional, donde las violaciones se han multiplicado por tres en la última década, y muchas de las víctimas han sido menores de 10 años, atacadas por un conocido o familiar cercano.

 

De acuerdo a datos de la policía, en lo que va del año 2018 se registra una media de 3 violaciones por día. Esto ha encendido las alarmas de las organizaciones que defienden los derechos de las mujeres, que hoy en día se enfrentan a la corrupción policial que en ocasiones respalda a los agresores y al miedo que muchas víctimas tienen de denunciar.

 

Organización contra el agresor

Como una necesidad imperante han salido en defensa distintas ONGs como AntarDristi, que busca apoyar, educar y empoderar a las víctimas de abusos sexuales y sus familias para que finalmente puedan recuperar y reintegrarse a la comunidad porque una de las consecuencias de ser violada es sentirse sola, excluida y finalmente terminar con un trauma que acaba con la vida de la afectada. AntarDistri cuenta con un refugio donde se le brinda ayuda psicológica y capacitación laboral a las mujeres afectadas por una o varias violaciones.

 

La fundadora de la ONG, Binita Adhikari destaca lo importante que es darle poder a la mujer agredida. “Es muy importante empoderar económicamente a la madre en casos como este, para fortalecer su papel dentro de la familia. Sólo necesitan un poco de apoyo, un pequeño empujón para ser capaces de caminar con la cabeza alta, estar orgullosas de sí mismas, conseguir la suficiente auto estima y confianza como para poder hablar de la violación sin sentirse víctimas. El empoderamiento engloba todas estas cosas”.

 

No obstante, el único problema no es la recuperación. Nepal necesita que más mujeres denuncien. En el año 2008 la policía recibió 391 denuncias y en el año 2017 fueron 1131. Aseguran que investigan 1000 casos de violaciones por año.  “Los casos de violaciones son distintos a otro tipo de crímenes, ya que la víctima de una violación sufre mucha presión para no denunciar. Por eso estamos trabajando conjuntamente con las ONGs para concienciar cada vez más sobre este problema” declara el inspector Neupane, portavoz de la policía.

 

Uno de los contras es el poder que tienen mucho de los agresores que se encuentran con funcionarios corruptos que los ayudan a escabullirse de las consecuencias de sus actos. Arreglos económicos, extorsión e incluso matrimonios forzosos entre el violador y su víctima es lo que muchos medios de comunicación llevan denunciando desde hace años.

 

En este sentido, el Centro de Rehabilitación de Mujeres, WOREC Nepal, organización que defiende los derechos de las mujeres en Nepal, resalta la importancia del poder de los medios de comunicación cuando ocurren casos de “irresponsabilidad policial”, tal y como comenta Gardika Bajracharya, de la oficina de comunicación de esta organización. “Cuando el violador tiene poder, dinero e influencia y la familia tiene miedo, vergüenza de ser señalada con el dedo en su comunidad, es muy fácil para la policía mediar y conseguir llegar a un acuerdo entre las partes” Según Bajracharya la solución pasa por el empoderamiento, la información y la educación.

 

Te podría interesar: Ser violada en India y no morir en el intento

 

Todas para una

Frente a un panorama en el que la corrupción se ha presente y casos en los que hasta los policías se convierten en agresores, las mujeres han decidido alzar su voz de manera independiente y pacífica con el movimiento #OccupyBaluwatar, el más importante hasta la fecha en Nepal. 106 días de manifestaciones organizaciones de las redes sociales para pedir al gobierno justicia y atención a los casos de violencia de género.

 

En respuesta ,el gobierno extendió a 6 meses el periodo de tiempo que legalmente tiene la víctima para poder denunciar una violación, que en ese momento no superaba los 35 días.

 

Un momento sin precedentes que vive la nación, donde ser mujer es un reto y más si se viven agresiones sexuales.

8 junio, 2018
La policía investiga 1000 casos de violaciones por año

 

 

El germen de las violaciones y agresiones sexuales no es característico de una zona específica en el mundo. Los agresores están en todos lados, incluso en la casa del vecino. Esto es lo que han descubierto muchas mujeres en Nepal, un país de Asia Meridional, donde las violaciones se han multiplicado por tres en la última década, y muchas de las víctimas han sido menores de 10 años, atacadas por un conocido o familiar cercano.

 

De acuerdo a datos de la policía, en lo que va del año 2018 se registra una media de 3 violaciones por día. Esto ha encendido las alarmas de las organizaciones que defienden los derechos de las mujeres, que hoy en día se enfrentan a la corrupción policial que en ocasiones respalda a los agresores y al miedo que muchas víctimas tienen de denunciar.

 

Organización contra el agresor

Como una necesidad imperante han salido en defensa distintas ONGs como AntarDristi, que busca apoyar, educar y empoderar a las víctimas de abusos sexuales y sus familias para que finalmente puedan recuperar y reintegrarse a la comunidad porque una de las consecuencias de ser violada es sentirse sola, excluida y finalmente terminar con un trauma que acaba con la vida de la afectada. AntarDistri cuenta con un refugio donde se le brinda ayuda psicológica y capacitación laboral a las mujeres afectadas por una o varias violaciones.

 

La fundadora de la ONG, Binita Adhikari destaca lo importante que es darle poder a la mujer agredida. “Es muy importante empoderar económicamente a la madre en casos como este, para fortalecer su papel dentro de la familia. Sólo necesitan un poco de apoyo, un pequeño empujón para ser capaces de caminar con la cabeza alta, estar orgullosas de sí mismas, conseguir la suficiente auto estima y confianza como para poder hablar de la violación sin sentirse víctimas. El empoderamiento engloba todas estas cosas”.

 

No obstante, el único problema no es la recuperación. Nepal necesita que más mujeres denuncien. En el año 2008 la policía recibió 391 denuncias y en el año 2017 fueron 1131. Aseguran que investigan 1000 casos de violaciones por año.  “Los casos de violaciones son distintos a otro tipo de crímenes, ya que la víctima de una violación sufre mucha presión para no denunciar. Por eso estamos trabajando conjuntamente con las ONGs para concienciar cada vez más sobre este problema” declara el inspector Neupane, portavoz de la policía.

 

Uno de los contras es el poder que tienen mucho de los agresores que se encuentran con funcionarios corruptos que los ayudan a escabullirse de las consecuencias de sus actos. Arreglos económicos, extorsión e incluso matrimonios forzosos entre el violador y su víctima es lo que muchos medios de comunicación llevan denunciando desde hace años.

 

En este sentido, el Centro de Rehabilitación de Mujeres, WOREC Nepal, organización que defiende los derechos de las mujeres en Nepal, resalta la importancia del poder de los medios de comunicación cuando ocurren casos de “irresponsabilidad policial”, tal y como comenta Gardika Bajracharya, de la oficina de comunicación de esta organización. “Cuando el violador tiene poder, dinero e influencia y la familia tiene miedo, vergüenza de ser señalada con el dedo en su comunidad, es muy fácil para la policía mediar y conseguir llegar a un acuerdo entre las partes” Según Bajracharya la solución pasa por el empoderamiento, la información y la educación.

 

Te podría interesar: Ser violada en India y no morir en el intento

 

Todas para una

Frente a un panorama en el que la corrupción se ha presente y casos en los que hasta los policías se convierten en agresores, las mujeres han decidido alzar su voz de manera independiente y pacífica con el movimiento #OccupyBaluwatar, el más importante hasta la fecha en Nepal. 106 días de manifestaciones organizaciones de las redes sociales para pedir al gobierno justicia y atención a los casos de violencia de género.

 

En respuesta ,el gobierno extendió a 6 meses el periodo de tiempo que legalmente tiene la víctima para poder denunciar una violación, que en ese momento no superaba los 35 días.

 

Un momento sin precedentes que vive la nación, donde ser mujer es un reto y más si se viven agresiones sexuales.

Sugerencias
¿Pensar podría quemar calorías?

Expertos recomiendan pensar y caminar, pensar y correr, pensar y entrenar, pensar y hacer pesas, para tener una salud adecuada […]

Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

Ideas para cambiar el plástico por otros productos menos dañinos del eco sistema

Todo parte de la imaginación y la conciencia de buscar productos que no causen tanto daño a nuestro planeta.   […]

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *