El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

Mujeres y hombres del Banco Mundial son víctimas de acoso sexual

Los trabajadores dejaron conocer la situación por medio de una encuesta   Tras realizar una encuesta interna, los directivos del […]

Los trabajadores dejaron conocer la situación por medio de una encuesta

 

Tras realizar una encuesta interna, los directivos del Banco Mundial descubrieron que en las diferentes sedes de la entidad, los empleados son víctimas de acoso sexual. Específicamente un 25 % de las mujeres afirmaron haber sufrido algún tipo de flagelo desde su puesto de trabajo y en el caso de los hombres, el 4 % manifestó lo mismo. Esto basado en un sondeo hecho a 5.056 empleados de los 24.000 activos actualmente.

En cuestionario, enviado en el mes de marzo por correo electrónico y que aún no se ha hecho público participó un 57 % de mujeres, un 40 % de hombres y un 3 % que prefirió no indentificarse. En cuanto a los que han denunciado, solo un 12 % lo ha hecho (la mayoría mujeres) y además aseguran no sentirse satisfechas con las repercsusiones de sus quejas.

Curiosamente, la mayoría de los empleados afectados trabajan en la sede central del Banco Mundial en Washington, lo que desmuestra que allí se dieron más abusos que en el resto de las oficinas.

¿Cómo definimos el acoso?

Uno de las cuestiones que ha causado polémica en el mundo es el modo de identficar un episodio como acoso, abuso, o agresión. En este caso lo primero se define como “avance no bienvenido, solicitudes de favores sexuales” o cualquier otra acción de naturaleza sexual que interfiere con el empleo o crea un ambiente intimidatorio.

La evaluación reveló igualmente que muchos de los empleados temen denunciar cuando son víctimas de este tipo de “solicitudes de favores sexuales”. En este sentido, un 32% temía sufrir consecuencias si lo hacía, un 27% cree que no hubiera cambiado nada y un 23% no confía en el sistema. Entre los que sí denunciaron, un 50% se declara insatisfecho con el resultado frente a un 38% satisfecho.

Por otro lado, la encuesta dejó saber que un 18% de los que se quejaron públicamente sufrieron represalias. Un 6% asegura haber sufrido tres o más incidentes de acoso en los últimos tres años, y un 4% siente peligro en el puesto de trabajo o ha considerado abandonarlo. Por otra parte, un 10% de hombres y un 11% de mujeres dicen haber presenciado actos de acoso sexual a otras personas en el organismo.

Te podría interesar: Abusos sexuales: la otra cara de la ayuda humanitaria

¿Qué responde el Banco Mundial?

Por su parte, un portavoz de la institución usó la misma vía para enviar la encuesta, como medio para expresar la posición de la entidad. “El Grupo Banco Mundial cree firmemente que todos nuestros trabajadores se merecen trabajar en un ambiente seguro y libre de cualquier forma de abuso”. La institución subraya que se toma “seriamente” los abusos y que tiene un “sistema robusto” para abordarlos, pero admite que precisa cambios. “Como muchas organizaciones, sabemos que siempre podemos mejorar y estamos comprometidos a hacerlo”.

Aunado a esta aclaratoria, el sindicato del Banco Mundial conocido como la Staff Association en la voz de su presidente, Daniel Sellen rechazó lo que sucede y exhortó que la institución afiance su oblicación moral. “Debemos aplicarnos a nosotros mismos los estándares elevados y las prácticas que predicamos”, declaró durante una entrevista.

Asimismo, el organismo ha pautado contratar una consultora para analizar el sistema de investigación ante denuncias de índole sexual, obligar a todos los empleados a seguir un curso sobre prevención de acoso y acelerar los procesos de investigación.

Su presidente, Jim Yong Kim también envió un correo electrónico para subrayar que no tolerarán “transgresiones que ponen en peligro nuestra misión vital de acabar con la pobreza y crear oportunidades para millones en todo el mundo”.

13 julio, 2018

Los trabajadores dejaron conocer la situación por medio de una encuesta

 

Tras realizar una encuesta interna, los directivos del Banco Mundial descubrieron que en las diferentes sedes de la entidad, los empleados son víctimas de acoso sexual. Específicamente un 25 % de las mujeres afirmaron haber sufrido algún tipo de flagelo desde su puesto de trabajo y en el caso de los hombres, el 4 % manifestó lo mismo. Esto basado en un sondeo hecho a 5.056 empleados de los 24.000 activos actualmente.

En cuestionario, enviado en el mes de marzo por correo electrónico y que aún no se ha hecho público participó un 57 % de mujeres, un 40 % de hombres y un 3 % que prefirió no indentificarse. En cuanto a los que han denunciado, solo un 12 % lo ha hecho (la mayoría mujeres) y además aseguran no sentirse satisfechas con las repercsusiones de sus quejas.

Curiosamente, la mayoría de los empleados afectados trabajan en la sede central del Banco Mundial en Washington, lo que desmuestra que allí se dieron más abusos que en el resto de las oficinas.

¿Cómo definimos el acoso?

Uno de las cuestiones que ha causado polémica en el mundo es el modo de identficar un episodio como acoso, abuso, o agresión. En este caso lo primero se define como “avance no bienvenido, solicitudes de favores sexuales” o cualquier otra acción de naturaleza sexual que interfiere con el empleo o crea un ambiente intimidatorio.

La evaluación reveló igualmente que muchos de los empleados temen denunciar cuando son víctimas de este tipo de “solicitudes de favores sexuales”. En este sentido, un 32% temía sufrir consecuencias si lo hacía, un 27% cree que no hubiera cambiado nada y un 23% no confía en el sistema. Entre los que sí denunciaron, un 50% se declara insatisfecho con el resultado frente a un 38% satisfecho.

Por otro lado, la encuesta dejó saber que un 18% de los que se quejaron públicamente sufrieron represalias. Un 6% asegura haber sufrido tres o más incidentes de acoso en los últimos tres años, y un 4% siente peligro en el puesto de trabajo o ha considerado abandonarlo. Por otra parte, un 10% de hombres y un 11% de mujeres dicen haber presenciado actos de acoso sexual a otras personas en el organismo.

Te podría interesar: Abusos sexuales: la otra cara de la ayuda humanitaria

¿Qué responde el Banco Mundial?

Por su parte, un portavoz de la institución usó la misma vía para enviar la encuesta, como medio para expresar la posición de la entidad. “El Grupo Banco Mundial cree firmemente que todos nuestros trabajadores se merecen trabajar en un ambiente seguro y libre de cualquier forma de abuso”. La institución subraya que se toma “seriamente” los abusos y que tiene un “sistema robusto” para abordarlos, pero admite que precisa cambios. “Como muchas organizaciones, sabemos que siempre podemos mejorar y estamos comprometidos a hacerlo”.

Aunado a esta aclaratoria, el sindicato del Banco Mundial conocido como la Staff Association en la voz de su presidente, Daniel Sellen rechazó lo que sucede y exhortó que la institución afiance su oblicación moral. “Debemos aplicarnos a nosotros mismos los estándares elevados y las prácticas que predicamos”, declaró durante una entrevista.

Asimismo, el organismo ha pautado contratar una consultora para analizar el sistema de investigación ante denuncias de índole sexual, obligar a todos los empleados a seguir un curso sobre prevención de acoso y acelerar los procesos de investigación.

Su presidente, Jim Yong Kim también envió un correo electrónico para subrayar que no tolerarán “transgresiones que ponen en peligro nuestra misión vital de acabar con la pobreza y crear oportunidades para millones en todo el mundo”.

Sugerencias
Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

Ideas para cambiar el plástico por otros productos menos dañinos del eco sistema

Todo parte de la imaginación y la conciencia de buscar productos que no causen tanto daño a nuestro planeta.   […]

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Discusión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *