El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

Nace el mapa que inspira la acción social en pro del medio ambiente

El modelo uno más extendido es el de financiación colectiva de nuevos proyectos Una nueva nueva iniciativa ha florecido. Se […]

El modelo uno más extendido es el de financiación colectiva de nuevos proyectos

Una nueva nueva iniciativa ha florecido. Se trata del primer mapa que, a través de la generación adicional de energías renovables, inspira la acción social  y transforma la indignación ciudadana ante el abuso de las eléctricas en acciones reales y positivas para el medio ambiente.

Por medio de la unión entre Fundación Fiare y el movimiento global Greenpeace, ha surgido el mapa de ciudadanía energética que recoge las alternativas energéticas renovables, éticas y comunitarias actualmente presentes en España, a fin de instar a la población al camino del progreso. Así fue expuesto este viernes.

En este marco, las dos organizaciones seguirán actualizando la información para incorporar nuevas estrategias y animan a los proyectos a contactarles.

Sara Pizzinato, responsable de la campaña de Energía de Greenpeace, ha detallado que el mapa  “es para todas las personas que alguna vez han pensado que les gustaría hacer algo importante contra el cambio climático pero sienten que no pueden hacer nada contra las grandes energéticas”.

La experta en el área ha precisado: “Hay muchas personas que sentían lo mismo y que se han unido para poder hacer lo que, solas, les parecía imposible. Hemos recopilado, junto con la Fundación Fiare, esas iniciativas en ciudadanía energética, el primer mapa de iniciativas de energía ciudadana de España“.

Te podría interesar: Día mundial del medio ambiente: en 30 años habrá más plásticos que peces en el mar

Mediante la generación adicional de energías renovables o de la gestión de la demanda en manos de las personas, ya existen iniciativas repartidas por la geografía española que permiten a las personas tener impacto positivo desde un punto de vista ambiental, social y económico.

Para contrarrestar la creencia extendida acerca de que la ciudadanía no puede hacer nada para mejorar el comportamiento ambiental, social y democrático del sistema eléctrico en el territorio nacional, poner de relieve estos proyectos es fundamental.

Sobre todo, el mapa de las dos entidades que está pensado para inspirar la acción social a través de nuevos modelos de participación ciudadana en la transición energética y la lucha contra el cambio climático según los criterios ambientales, sociales y de finanza ética de Fundación Fiare y Greenpeace.

Por ahora, el modelo uno más extendido es el de financiación colectiva de nuevos proyectos renovables tanto en propiedad compartida como a través de participaciones o inversión, concuerdan las instituciones.

Aunado a esto, la financiación colectiva puede promoverla una entidad sin ánimo de lucro o no. Simultáneamente, sentencia que la financiación abarca tanto proyectos de autoconsumo como de instalaciones de mayor escala, todos hecho posibles gracias a la microfinanciación ciudadana.

No obstante, todavía no se están presentando iniciativas de gestión de la demanda distribuida o de autoconsumo virtual compartido a pesar del potencial que estas dos opciones tienen, distinto a lo que ocurre en el plano global.

Una de cada tres personas (16,4 millones) en España estarían dispuestas a ser más activas en la lucha contra el cambio climático produciendo, financiando, comprando, intercambiando o almacenando electricidad renovable. Estos proyectos son de elevado interés tanto para el medio ambiente como para las personas ya que según un reciente estudio, los proyectos comunitarios aportan ocho veces más ingresos a la economía local que un proyecto de una gran compañía eléctrica.

 

24 junio, 2018

El modelo uno más extendido es el de financiación colectiva de nuevos proyectos

Una nueva nueva iniciativa ha florecido. Se trata del primer mapa que, a través de la generación adicional de energías renovables, inspira la acción social  y transforma la indignación ciudadana ante el abuso de las eléctricas en acciones reales y positivas para el medio ambiente.

Por medio de la unión entre Fundación Fiare y el movimiento global Greenpeace, ha surgido el mapa de ciudadanía energética que recoge las alternativas energéticas renovables, éticas y comunitarias actualmente presentes en España, a fin de instar a la población al camino del progreso. Así fue expuesto este viernes.

En este marco, las dos organizaciones seguirán actualizando la información para incorporar nuevas estrategias y animan a los proyectos a contactarles.

Sara Pizzinato, responsable de la campaña de Energía de Greenpeace, ha detallado que el mapa  “es para todas las personas que alguna vez han pensado que les gustaría hacer algo importante contra el cambio climático pero sienten que no pueden hacer nada contra las grandes energéticas”.

La experta en el área ha precisado: “Hay muchas personas que sentían lo mismo y que se han unido para poder hacer lo que, solas, les parecía imposible. Hemos recopilado, junto con la Fundación Fiare, esas iniciativas en ciudadanía energética, el primer mapa de iniciativas de energía ciudadana de España“.

Te podría interesar: Día mundial del medio ambiente: en 30 años habrá más plásticos que peces en el mar

Mediante la generación adicional de energías renovables o de la gestión de la demanda en manos de las personas, ya existen iniciativas repartidas por la geografía española que permiten a las personas tener impacto positivo desde un punto de vista ambiental, social y económico.

Para contrarrestar la creencia extendida acerca de que la ciudadanía no puede hacer nada para mejorar el comportamiento ambiental, social y democrático del sistema eléctrico en el territorio nacional, poner de relieve estos proyectos es fundamental.

Sobre todo, el mapa de las dos entidades que está pensado para inspirar la acción social a través de nuevos modelos de participación ciudadana en la transición energética y la lucha contra el cambio climático según los criterios ambientales, sociales y de finanza ética de Fundación Fiare y Greenpeace.

Por ahora, el modelo uno más extendido es el de financiación colectiva de nuevos proyectos renovables tanto en propiedad compartida como a través de participaciones o inversión, concuerdan las instituciones.

Aunado a esto, la financiación colectiva puede promoverla una entidad sin ánimo de lucro o no. Simultáneamente, sentencia que la financiación abarca tanto proyectos de autoconsumo como de instalaciones de mayor escala, todos hecho posibles gracias a la microfinanciación ciudadana.

No obstante, todavía no se están presentando iniciativas de gestión de la demanda distribuida o de autoconsumo virtual compartido a pesar del potencial que estas dos opciones tienen, distinto a lo que ocurre en el plano global.

Una de cada tres personas (16,4 millones) en España estarían dispuestas a ser más activas en la lucha contra el cambio climático produciendo, financiando, comprando, intercambiando o almacenando electricidad renovable. Estos proyectos son de elevado interés tanto para el medio ambiente como para las personas ya que según un reciente estudio, los proyectos comunitarios aportan ocho veces más ingresos a la economía local que un proyecto de una gran compañía eléctrica.

 

Sugerencias
Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

Ideas para cambiar el plástico por otros productos menos dañinos del eco sistema

Todo parte de la imaginación y la conciencia de buscar productos que no causen tanto daño a nuestro planeta.   […]

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Discusión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *