El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

No todas las personas están preparadas para cuidar de animales

Localizan tortuga rusa y dragón barbudo en dos jardines en Madrid.   Un ejemplar de tortuga rusa fue encontrado por […]

Localizan tortuga rusa y dragón barbudo en dos jardines en Madrid.

 

Un ejemplar de tortuga rusa fue encontrado por los agentes forestales de la Comunidad de Madrid, en un chalet ubicado en la localidad de Becerril de la Sierra. La información fue aportada por la dueña de la vivienda a los servicios de emergencia del 112, indicando que había visto el galápago, que estaba en el jardín de su domicilio. Y fue trasladado al Centro de Recuperación de Especies de Majadahonda.

En el caso de la tortuga, una especie denominada Testudo Horsfieldii y que precisa de un permiso especial para adquirirla, los agentes forestales han precisado que están investigando su procedencia, “una tarea no tan fácil como sucede con otros animales (con los perros, por ejemplo) en los que el chip facilita la identificación”.

Asimismo, las autoridades de la sierra Madrid fueron avisados de un dragón barbudo en otra vivienda de Guadarrama. Estas localizaciones fueron en solos tres días.

El dragón barbudo es una especie autóctona de Australia, y se había escapado de una vivienda particular, pero no se había reportado de su desaparición. Es por ello, que los agentes se hicieron cargo del animal, y llevaron una pesquisa para tratar de dar con el paradero del dueño del animal y fue igualmente transportado al Centro de Recuperación de Animales Silvestres de Tres Cantos.

Los agentes forestales, afirman que estas dos especies son animales inofensivos para el hombre, pero solicitan a la población responsabilidad para tramitar los permisos necesarios para poder tener en su cuidado a este tipo de animales. Además, este tipo de extravíos pueden suponer un problema potencial para el ecosistema donde son abandonados.

 

Te puede interesar: El comercio ilegal de animales y plantas un desfalco al medio ambiente

 

Asimismo, en julio de este año, La Guardia Civil recuperó 191 perros de un criadero ilegal en Paracuellos del Jarama (Madrid). El propietario del centro se dedicaba a la venta y cría de canes de forma clandestina. Entre los animales, había labradores, bichones malteses, chihuahuas, pomeranias y yorkshires con enfermedades.

Esta investigación, fue llevada a cabo por agentes del Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Madrid, y se inició a raíz de una denuncia de un ciudadano. “

Cuando acudimos al lugar, vimos que carecía de la licencia y las autorizaciones necesarias y comprobamos que había muchos perros con enfermedades”, exponen fuentes de la Guardia Civil.

Durante el procedimiento se detectó, que un total de 29 animales padecían patologías como dermatitis húmeda —una lesión de la piel—, patologías periodontales graves y otitis. Además, tenían parásitos internos y externos que ocasionaban a los animales dolor, sufrimiento y estrés.

Algunos canes corrían el riesgo de morir. Por ejemplo, una perra de raza yorkshire tuvo que ser asistida de urgencia porque estaba en estado de gestación avanzado de un feto momificado. El responsable del centro va a ser investigado por presuntos delitos de maltrato animal. “Los animales que están en buenas condiciones se derivarán a centros colaboradores de la Comunidad de Madrid”, han explicado fuentes de la Guardia Civil. El resto de canes, recibirán tratamiento antes de ser realojados.

17 octubre, 2018

Localizan tortuga rusa y dragón barbudo en dos jardines en Madrid.

 

Un ejemplar de tortuga rusa fue encontrado por los agentes forestales de la Comunidad de Madrid, en un chalet ubicado en la localidad de Becerril de la Sierra. La información fue aportada por la dueña de la vivienda a los servicios de emergencia del 112, indicando que había visto el galápago, que estaba en el jardín de su domicilio. Y fue trasladado al Centro de Recuperación de Especies de Majadahonda.

En el caso de la tortuga, una especie denominada Testudo Horsfieldii y que precisa de un permiso especial para adquirirla, los agentes forestales han precisado que están investigando su procedencia, “una tarea no tan fácil como sucede con otros animales (con los perros, por ejemplo) en los que el chip facilita la identificación”.

Asimismo, las autoridades de la sierra Madrid fueron avisados de un dragón barbudo en otra vivienda de Guadarrama. Estas localizaciones fueron en solos tres días.

El dragón barbudo es una especie autóctona de Australia, y se había escapado de una vivienda particular, pero no se había reportado de su desaparición. Es por ello, que los agentes se hicieron cargo del animal, y llevaron una pesquisa para tratar de dar con el paradero del dueño del animal y fue igualmente transportado al Centro de Recuperación de Animales Silvestres de Tres Cantos.

Los agentes forestales, afirman que estas dos especies son animales inofensivos para el hombre, pero solicitan a la población responsabilidad para tramitar los permisos necesarios para poder tener en su cuidado a este tipo de animales. Además, este tipo de extravíos pueden suponer un problema potencial para el ecosistema donde son abandonados.

 

Te puede interesar: El comercio ilegal de animales y plantas un desfalco al medio ambiente

 

Asimismo, en julio de este año, La Guardia Civil recuperó 191 perros de un criadero ilegal en Paracuellos del Jarama (Madrid). El propietario del centro se dedicaba a la venta y cría de canes de forma clandestina. Entre los animales, había labradores, bichones malteses, chihuahuas, pomeranias y yorkshires con enfermedades.

Esta investigación, fue llevada a cabo por agentes del Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Madrid, y se inició a raíz de una denuncia de un ciudadano. “

Cuando acudimos al lugar, vimos que carecía de la licencia y las autorizaciones necesarias y comprobamos que había muchos perros con enfermedades”, exponen fuentes de la Guardia Civil.

Durante el procedimiento se detectó, que un total de 29 animales padecían patologías como dermatitis húmeda —una lesión de la piel—, patologías periodontales graves y otitis. Además, tenían parásitos internos y externos que ocasionaban a los animales dolor, sufrimiento y estrés.

Algunos canes corrían el riesgo de morir. Por ejemplo, una perra de raza yorkshire tuvo que ser asistida de urgencia porque estaba en estado de gestación avanzado de un feto momificado. El responsable del centro va a ser investigado por presuntos delitos de maltrato animal. “Los animales que están en buenas condiciones se derivarán a centros colaboradores de la Comunidad de Madrid”, han explicado fuentes de la Guardia Civil. El resto de canes, recibirán tratamiento antes de ser realojados.

Sugerencias
Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

Ideas para cambiar el plástico por otros productos menos dañinos del eco sistema

Todo parte de la imaginación y la conciencia de buscar productos que no causen tanto daño a nuestro planeta.   […]

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *