El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

Operación Plastic Off: Un mundo sin plásticos

La reducción de consumo de bolsas ligeras en España ha sido de un 60 %   La Organización No Gubernamental […]

La reducción de consumo de bolsas ligeras en España ha sido de un 60 %

 

La Organización No Gubernamental Amigos de la Tierra lanzó su campaña “Operación Plastic Off”, con motivo del Clean Up the World, con el objetivo de animar a sus activistas y a la ciudadanía a movilizarse por un modelo de consumo sin plásticos de usar y tirar.

En el marco de la campaña, los grupos locales de la asociación participaron en limpiezas organizadas en todo el mundo, en las que se realizarán auditorías de marca de los residuos recogidos; una acción promovida por el movimiento Break Free From Plastic del que forma parte Amigos de la Tierra.

El objetivo principal de estas limpiezas es poner el foco en la raíz del problema y, por tanto, identificar y señalar a las principales empresas que ponen en el mercado envases plásticos de usar y tirar sin asumir las repercusiones sociales y ambientales de los mismos.

Desde el año 2008, cuando algunos comercios de forma voluntaria comenzaron a cobrar las bolsas a sus clientes, la reducción de consumo de bolsas ligeras en España ha sido de un 60 %. “Algunas superficies comerciales dan valores de reducción de entre el 85 % y 90 % en sus establecimientos”, apunta un portavoz de la Asociación Española de Industriales de Plástico (Anaip).

En esas fechas se pusieron en marcha otras medidas para reducir el volumen de bolsas. Una de ellas fue la implantación de una norma con la que definir las características de una bolsa reciclable. Estas debían contener como mínimo un 15 % de material reciclado y en el proceso de fabricación se reducía el consumo de energía y agua. El resultado eran bolsas con una vida de 15 reutilizaciones.

España es líder en el reciclado de bolsas de plástico. Los contenedores amarillos admiten las bolsas de plástico como un envase más, y es un modelo que otros países europeos ahora están empezando a implantar.

También, hay que tener en cuenta que la industria plástica lleva adaptándose a estos nuevos modelos varios años. El mayor daño para las empresas fue hace unos años, pero estamos ante un ejemplo de sector que ha ido adaptándose a las nuevas situaciones y legislaciones.

 

Te puede interesar: Diviértete viviendo con menos plástico

 

La gran apuesta del Gobierno y de la industria es el cambio de una bolsa de plástico “tradicional” a una bolsa biodegradable fabricada con fibras vegetales. Estas, que se reciclan con la basura orgánica, tienen una producción parecida a las actuales bolsas de poliestireno. La adquisición de la materia prima es distinta, pero el cambio en el proceso no es especialmente drástico.

La Asociación Española de Industriales de Plástico reclama ayuda de la Administración para hacer una campaña fuerte de difusión a los ciudadanos, que les ayude a distinguir las bolsas. Como explican desde “Amigos de la Tierra”, si estas bolsas no son correctamente depositadas en su contenedor y recicladas lo que hacen es empeorar la calidad del plástico.

“Los plásticos más duraderos, resistentes y gruesos son los que mejor se reciclan”, explica Alodia Pérez. Al ser más rígidos, son más fáciles de manejar, por lo que se hace más cómodo su reciclaje. “El problema de las bolsas es que al ser tan ligeras se dificulta su reciclado”, dice Pérez y concluye: “En un vertedero, a su alrededor, siempre hay bolsas que se han volado y ya no se van a reciclar”.

 

 

 

26 septiembre, 2018

La reducción de consumo de bolsas ligeras en España ha sido de un 60 %

 

La Organización No Gubernamental Amigos de la Tierra lanzó su campaña “Operación Plastic Off”, con motivo del Clean Up the World, con el objetivo de animar a sus activistas y a la ciudadanía a movilizarse por un modelo de consumo sin plásticos de usar y tirar.

En el marco de la campaña, los grupos locales de la asociación participaron en limpiezas organizadas en todo el mundo, en las que se realizarán auditorías de marca de los residuos recogidos; una acción promovida por el movimiento Break Free From Plastic del que forma parte Amigos de la Tierra.

El objetivo principal de estas limpiezas es poner el foco en la raíz del problema y, por tanto, identificar y señalar a las principales empresas que ponen en el mercado envases plásticos de usar y tirar sin asumir las repercusiones sociales y ambientales de los mismos.

Desde el año 2008, cuando algunos comercios de forma voluntaria comenzaron a cobrar las bolsas a sus clientes, la reducción de consumo de bolsas ligeras en España ha sido de un 60 %. “Algunas superficies comerciales dan valores de reducción de entre el 85 % y 90 % en sus establecimientos”, apunta un portavoz de la Asociación Española de Industriales de Plástico (Anaip).

En esas fechas se pusieron en marcha otras medidas para reducir el volumen de bolsas. Una de ellas fue la implantación de una norma con la que definir las características de una bolsa reciclable. Estas debían contener como mínimo un 15 % de material reciclado y en el proceso de fabricación se reducía el consumo de energía y agua. El resultado eran bolsas con una vida de 15 reutilizaciones.

España es líder en el reciclado de bolsas de plástico. Los contenedores amarillos admiten las bolsas de plástico como un envase más, y es un modelo que otros países europeos ahora están empezando a implantar.

También, hay que tener en cuenta que la industria plástica lleva adaptándose a estos nuevos modelos varios años. El mayor daño para las empresas fue hace unos años, pero estamos ante un ejemplo de sector que ha ido adaptándose a las nuevas situaciones y legislaciones.

 

Te puede interesar: Diviértete viviendo con menos plástico

 

La gran apuesta del Gobierno y de la industria es el cambio de una bolsa de plástico “tradicional” a una bolsa biodegradable fabricada con fibras vegetales. Estas, que se reciclan con la basura orgánica, tienen una producción parecida a las actuales bolsas de poliestireno. La adquisición de la materia prima es distinta, pero el cambio en el proceso no es especialmente drástico.

La Asociación Española de Industriales de Plástico reclama ayuda de la Administración para hacer una campaña fuerte de difusión a los ciudadanos, que les ayude a distinguir las bolsas. Como explican desde “Amigos de la Tierra”, si estas bolsas no son correctamente depositadas en su contenedor y recicladas lo que hacen es empeorar la calidad del plástico.

“Los plásticos más duraderos, resistentes y gruesos son los que mejor se reciclan”, explica Alodia Pérez. Al ser más rígidos, son más fáciles de manejar, por lo que se hace más cómodo su reciclaje. “El problema de las bolsas es que al ser tan ligeras se dificulta su reciclado”, dice Pérez y concluye: “En un vertedero, a su alrededor, siempre hay bolsas que se han volado y ya no se van a reciclar”.

 

 

 

Sugerencias
Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

Ideas para cambiar el plástico por otros productos menos dañinos del eco sistema

Todo parte de la imaginación y la conciencia de buscar productos que no causen tanto daño a nuestro planeta.   […]

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *