El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

¿Qué contaminante libera el tubo de escape de tu coche?

Existe un impacto negativo muy elevado en la salud y el clima que producen el azufre y el carbono.   […]

Existe un impacto negativo muy elevado en la salud y el clima que producen el azufre y el carbono.

 

La contaminación siempre ha sido uno de los problemas ambientales más acelerado en el mundo y la relación entre la calidad del aire que respiramos a diario y la salud humana se han convertido en el tema de actualidad de los últimos años, y se ha demostrado que trae riesgos ambientales, sociales y económicos.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) estima que aproximadamente dos millones de muertes prematuras pueden atribuirse a la contaminación por el tubo de escape de los coches.

Las elevadas concentraciones de partículas en suspensión que hay en Europa se asocian con la contaminación por ozono, los agentes biológicos del aire incrementan un 50 % el riesgo de enfermedades respiratorias tanto en niños como en adultos.

Por otro lado, la campaña #respiralavida de las Naciones Unidas alerta de los contaminantes que son liberados hacia la atmósfera a través del tubo de escape de los vehículos.

El carbono no solo lo producen los motores diésel sino también la quema de carbón, queroseno o biomasa.

 

Te podría interesar: La conservación de la capa de ozono es una deuda de todos

 

A su vez, las partículas de carbono son suficientemente finas y pueden penetrar en los pulmones, el torrente sanguíneo, el cerebro, originando respuestas inflamatorias y efectos negativos a largo plazo en la salud.

Por su parte el carbono negro, es el segundo mayor contribuyente al calentamiento global, acelerando la fusión del hielo y la nieve de los glaciares, originando un fuerte impacto sobre el medio ambiente y la pérdida de almacenamiento de aguas de depósitos naturales.

El alto contenido de de azufre en los combustibles aumenta la posibilidad que las partículas finas provoquen enfermedades de corazón o cáncer de pulmón.

Es por ello, que los contaminantes atmosféricos  son responsables de un tercio de las muertes que se contabilizan por accidentes cerebro vasculares, así como una cuarta parte de los decesos producidos por ataques cardíacos.

Aunado a esto, Naciones Unidas pretende conseguir el apoyo de compromisos voluntarios de los gobiernos, entidades del sector privado y organizaciones de la sociedad civil para limpiar el planeta.

23 septiembre, 2018

Existe un impacto negativo muy elevado en la salud y el clima que producen el azufre y el carbono.

 

La contaminación siempre ha sido uno de los problemas ambientales más acelerado en el mundo y la relación entre la calidad del aire que respiramos a diario y la salud humana se han convertido en el tema de actualidad de los últimos años, y se ha demostrado que trae riesgos ambientales, sociales y económicos.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) estima que aproximadamente dos millones de muertes prematuras pueden atribuirse a la contaminación por el tubo de escape de los coches.

Las elevadas concentraciones de partículas en suspensión que hay en Europa se asocian con la contaminación por ozono, los agentes biológicos del aire incrementan un 50 % el riesgo de enfermedades respiratorias tanto en niños como en adultos.

Por otro lado, la campaña #respiralavida de las Naciones Unidas alerta de los contaminantes que son liberados hacia la atmósfera a través del tubo de escape de los vehículos.

El carbono no solo lo producen los motores diésel sino también la quema de carbón, queroseno o biomasa.

 

Te podría interesar: La conservación de la capa de ozono es una deuda de todos

 

A su vez, las partículas de carbono son suficientemente finas y pueden penetrar en los pulmones, el torrente sanguíneo, el cerebro, originando respuestas inflamatorias y efectos negativos a largo plazo en la salud.

Por su parte el carbono negro, es el segundo mayor contribuyente al calentamiento global, acelerando la fusión del hielo y la nieve de los glaciares, originando un fuerte impacto sobre el medio ambiente y la pérdida de almacenamiento de aguas de depósitos naturales.

El alto contenido de de azufre en los combustibles aumenta la posibilidad que las partículas finas provoquen enfermedades de corazón o cáncer de pulmón.

Es por ello, que los contaminantes atmosféricos  son responsables de un tercio de las muertes que se contabilizan por accidentes cerebro vasculares, así como una cuarta parte de los decesos producidos por ataques cardíacos.

Aunado a esto, Naciones Unidas pretende conseguir el apoyo de compromisos voluntarios de los gobiernos, entidades del sector privado y organizaciones de la sociedad civil para limpiar el planeta.

Sugerencias
Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

Ideas para cambiar el plástico por otros productos menos dañinos del eco sistema

Todo parte de la imaginación y la conciencia de buscar productos que no causen tanto daño a nuestro planeta.   […]

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *